REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
TRIBUNAL PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA EN FUNCIONES DE JUICIO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO TÁCHIRA
TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA MIXTO EN FUNCIÓN DE JUICIO NÚMERO UNO
196° Y 148°

Procede este Tribunal de Primera Instancia Mixto en Función de Juicio Número Uno del Circuito Judicial Penal del Estado Táchira, a cargo de la Juez Presidente FANNY YASMINA BECERRA CASANOVA conjuntamente con los Jueces Escabinos EDGAR ALEXANDER RODRÍGUEZ PEÑA y BLANCA EDILIA GARCÍA VIVAS a dictar sentencia en la presente causa N° 1JU-650-03/1JM-679-03/1JM-950-05, diferida como fue la redacción del fallo en la audiencia de juicio oral y público celebrado en doce (12) sesiones en fechas 18, 27, de octubre de 2006, 01, 06, 14, 21, 28 de noviembre de 2006 y 8, 13, 18, 19, 20 y 21 hasta el 22-12-06, para ser publicada en la décima audiencia siguiente a las 11:00 a.m. Siendo la oportunidad de publicación del íntegro de la sentencia definitiva en la presente causa, este Tribunal observa:

CAPÍTULO I

Se celebró el juicio oral y público contra los acusados HUMBERTO ANTONIO CÁCERES SUÁREZ y GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, así:

-. Al acusado GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, venezolano, natural de San Cristóbal, Estado Táchira, nacido en fecha 25-02-1978, de 29 años de edad, soltero, de profesión u oficio comerciante, titular de la cédula de identidad N° V-13.972.070, residenciado en el Barrio Marco Tulio Rangel, Calle Principal, Parte Baja, Casa Nº 4-9, San Cristóbal, Estado Táchira, por la presunta comisión de los delitos de ROBO ARREBATÓN previsto y sancionado en el artículo 458 último aParte del Código Penal, en perjuicio de Quintero Gladys del Carmen, PORTE ILÍCITO DE ARMA BLANCA y AMENAZA, previstos y sancionados en los artículos 278 del Código Penal y 16 de la Ley Sobre la Violencia Contra la Mujer y la Familia, en perjuicio del Orden Público y Félix Pérez Jaimes (padre); AUTOR MATERIAL O PERPETRADOR DEL DELITO DE HOMICIDIO INTENCIONAL CALIFICADO, previsto y sancionado en el ordinal 1° del artículo 408 en relación con el encabezamiento del artículo 83 del Código Penal, AUTOR MATERIAL O PERPETRADOR DEL DELITO DE ABORTO SUFRIDO AGRAVADO, previsto y sancionado en el último aparte del artículo 434 del Código Penal en relación con el encabezamiento del artículo 83 ejusdem, PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 278 del Código Penal en relación con el artículo 87 ejusdem, en concurso real de delitos, en perjuicio de Alba Marina Rosales García, Maryuri Yorley Suárez Rosales y el Orden Público, representado por el defensor privado, abogado JOSÉ GERSON LEAL.

-. Al acusado HUMBERTO ANTONIO CÁCERES SUÁREZ, venezolano, natural de Guasdualito, Estado Apure, nacido el día 29-06-1978, de 28 años de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-14.707.213, de estado civil soltero, de profesión u oficio pescadero, domiciliado en el Sector La Pedregosa, Carretera Vía El Llano, adyacente al Hotel Valle Hondo, San Cristóbal, Estado Táchira, por la presunta comisión de los delitos de DETERMINADOR DEL DELITO DE HOMICIDIO INTENCIONAL CALIFICADO, previsto y sancionado en el ordinal 1° del artículo 408 del Código Penal en relación con el artículo 83 ejusdem; DETERMINADOR DEL DELITO DE ABORTO SUFRIDO AGRAVADO, previsto y sancionado en el último aParte del artículo 434 del Código Penal en relación con el único aParte del artículo 83 ejusdem, PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 278 del Código Penal, en perjuicio de Alba Marina Rosales García, Maryuri Yorley Suárez Rosales y el Orden Público, en relación con el artículo 87 del Código Penal por concurso real de delitos, representado en la defensa por el defensor privado, abogado JEAN FERNANDO SÁNCHEZ.

CAPITULO II

Los hechos por los cuales fue acusado el ciudadano GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, ya identificado, fueron formalizados en la audiencia de juicio oral y público por el Fiscal Primero del Ministerio Público, abogado JAIRO ESCALANTE PERNÍA, quien en representación de la Fiscalía Séptima del Ministerio Público, basado en la unidad del Ministerio Público, quien formalizó los hechos de la acusación fiscal en los siguientes términos:

“…El día 26/05/2003, a las 7:20 de la noche aproximadamente el imputado es aprehendido por los funcionarios RICO BUENO HENRY DE JESÚS, Placa 1023 y ARAQUE PEÑA EDICKSON DAVI, Placa 2205, adscritos a la Dirección de Seguridad y orden Público, quienes se encontraban realizando recorrido de seguridad en las instalaciones de la Terminal de Pasajeros de La Concordia, en la Prolongación de la Quinta Avenida y observaron cuando el imputado le arrebató el celular a la víctima, quien se encontraba en la acera de enfrente y emprendió veloz carrera hacia el matadero municipal, siendo aprehendido y recuperado el celular en la estación de servicio, esto es, donde funciona la reencauchadora…”.

Estos hechos fueron presentados por la Parte fiscal bajo la calificación jurídica del delito de ROBO ARREBATÓN, previsto y sancionado en el artículo 458 único aParte del Código Penal, en perjuicio de GLADYS DEL CARMEN QUINTERO.

“…El 19-08-2002, a las 04:30 de la mañana aproximadamente, el imputado es aprehendido por el funcionario JORGE SANTANA, placa 2181, adscrito a la Dirección de Seguridad y Orden Público, quien se encontraba en operativo de seguridad en el sector Barrio Marco Tulio Rangel, Parte Baja, cuando un ciudadano los llamó, identificándose como PÉREZ JAIMES FÉLIX, quien le manifestó que le prestáramos la colaboración con un problema que presentaba con su hijo de nombre GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, ya que estaba agrediendo verbalmente, por lo que se trasladaron hasta allá y se conversó con él y al realizarle la inspección personal, se le encontró en sus Partes íntimas un arma blanca (cuchillo de cacha negra), por lo que fue pasado al Comando Policial…”.

Estos hechos fueron presentados por la parte fiscal bajo la calificación jurídica de los delitos de PORTE ILÍCITO DE ARMA BLANCA, previsto y sancionado en el artículo 278 del Código Penal y AMENAZA, previsto y sancionado en el artículo 16 de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia, en perjuicio de FÉLIX PÉREZ JAIMES y EL ORDEN PÚBLICO.

Asimismo, tanto el ciudadano GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL como el ciudadano HUMBERTO ANTONIO CÁCERES, fueron acusados por el abogado JAIRO ESCALANTE PERNÍA en representación de la Fiscalía Primera del Ministerio Público, por los hechos que a continuación se describen, según auto de apertura a juicio oral y público dictado en fecha 07 de diciembre de 2004, por el Tribunal de Primera Instancia en Función de Control N° 8 de este Circuito Judicial Penal, bajo las siguientes circunstancias de tiempo, modo y lugar:

”En fecha 20-09-2004, a las 07:30 horas de la noche, mientras se cubría la guardia de los Tribunales de Control se recibió llamada al teléfono 0414-710.58.53, celular del Juez Octavo de Control, abogado Jorge Ochoa Arroyave por parte del ciudadano Fiscal Primero del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Táchira, Abg. Jairo Enrique Escalante Pernía, indicándole al Juez Octavo de Control, que en ese momento se encontraba en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Sub-Delegación San Cristóbal con motivo de la investigación Nº 20-F1-0941-04, y se había entrevistado al ciudadano HUMBERTO ANTONIO CÁCERES SUÁREZ, (…); en virtud de los hechos acaecidos en fecha 11-09-2004, en el Barrio La Pedregosa, Calle Principal, Casa Nº 15, donde funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Sub-Delegación San Cristóbal, hicieron el levantamiento de los cadáveres de las ciudadanas identificadas como Alba Marina Rosales García y Maryuli Yorley Suárez Rosales con ocho (08) meses de gestación; asimismo encontraron al ciudadano Humberto Cáceres Suárez, quien presentaba un impacto de arma de fuego en la pierna; el cual le señaló a la comisión policial que Alba Marina Rosales García era su suegra y Maryuli Yorley Suárez Rosales era su esposa. Sobre el suceso HUMBERTO CÁCERES SUÁREZ al ser entrevistado en la Sala de Emergencias del Hospital Central de San Cristóbal por funcionarios adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Sub-Delegación San Cristóbal, refirió que él salía en la mañana del 11-09-2004 para su trabajo en el Supermercado Cosmos de las Acacias y en la casa quedaba su suegra Alba Marina Rosales García y su esposa Maryuli Yorley Suárez Rosales; cuando iba saliendo por la puerta posterior del inmueble fue interceptado por tres (03) sujetos desconocidos, quienes portaban revólveres y tenían rostros cubiertos con capuchas, de inmediato uno de ellos lo empujó y le dio un tiro en la pierna, seguidamente le empezaron a decir que les entregaran todo el dinero que tenían, respondiéndoles que no tenía ningún dinero en la casa; pero a sabiendas de que realmente sí tenían UN MILLÓN SETECIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 1.700.000,00) en efectivo que era el producto restante de la venta de un camión Ford 350 que había vendido hace como dos meses, siendo ésta apenas la cantidad que quedaba de los SEIS MILLONES DE BOLÍVARES (Bs. 6.000.000,00) que recibió por la venta del referido camión en donde otros TRES MILLONES DE BOLÍVARES (Bs. 3.000.000,00) los estaba cobrando a través de letras, ya que la venta había sido por NUEVE MILLONES DE BOLÍVARES (Bs. 9.000.000,00). En vista de que él se negó a entregarles el dinero los sujetos optaron por registrar toda la casa revisando las habitaciones en donde estaba su suegra y su mujer y donde luego de dispararles a ambas se apoderaron del dinero que estaba guardado sobre unos libros y salieron corriendo del lugar.

Posteriormente y el mismo día 11-09-2004, el ciudadano HUMBERTO CÁCERES SUÁREZ, fue citado al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Sub-Delegación San Cristóbal, a fin de continuar con la entrevista ya rendida y agregó que el hecho ocurrió a eso de las 06:00 de la mañana del día 11 de septiembre de 2004; que les observó revólveres a los tres sujetos; que escuchó que los sujetos dispararon cinco veces, incluyendo el disparo con el cual lo hirieron; que cuando huyeron no escuchó ruido de motores de carro o motocicleta; que al momento del hecho la luz del patio estaba prendida y alcanzó a ver a un sujeto conocido como Yoryi; que del dinero del cual se apoderaron los sujetos un millón de bolívares (Bs. 1.000.000,00) eran de su esposa y setecientos mil bolívares (Bs. 700.000,00) eran de él.

En calenda 13-09-2004 a las 11:40 horas de la mañana se presenta espontáneamente por ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Sub-Delegación San Cristóbal, el ciudadano JAVIER ANTONIO ÁLVAREZ NOVOA, quien es vecino de la casa contigua donde vivían las interfectas Alba Marina Rosales García y Maryuli Yorley Rosales Suárez y donde igualmente reside Humberto Cáceres Suárez, y le informó a los funcionarios policiales, firmando y colocando las huellas en el acta levantada con motivo de la entrevista que “… REALMENTE VINE A DECIR QUE ESTE MUCHACHO HUMBERTO TIENE QUE VER CON LA MUERTE DE ESAS DOS MUJERES, YA QUE ÉL HACE COMO VEINTIDÓS DÍAS ATRÁS ME OFRECIÓ TRESCIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 300.000) PARA QUE YO MATARA A SU SUEGRA, YA QUE SEGÚN ÉL LO TENÍA DEMASIADO OBSTINADO; ASÍ TAMBIÉN LO TENÍA OBSTINADO SU MUJER; QUE VIENE SIENDO LA MUCHACHA MARYULI…”.

En fecha 13 de septiembre de 2004, y en virtud de lo señalado por el ciudadano JAVIER ANTONIO ÁLVAREZ NOVOA, quien es vecino de la casa contigua donde vivían las interfectas Alba Marina Rosales García y Maryuli Yorley Suárez Rosales y donde igualmente reside Humberto Cáceres Suárez, fue citado al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Sub-Delegación San Cristóbal, el ciudadano HUMBERTO CÁCERES SUÁREZ, quien fue entrevistado por los funcionarios encargados de la investigación y con la presencia de la ciudadana Fiscal Superior del Ministerio Público del Estado Táchira, abg. Mary Luz Ramírez y del Fiscal Primero del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Táchira, abg. Jairo Enrique Escalante Pernía, Humberto Cáceres Suárez, aceptó que efectivamente había hablado con su vecino Javier Antonio Álvarez y le había ofrecido dinero para que matara a su suegra, pero como éste no quiso hacerlo, le había propuesto a un compañero de trabajo de nombre Manuel, quien le manifestó que él no lo hacía, pero lo contactaba con alguien y fue cuando lo contactó con un sujeto de nombre Yoryi; quien luego de las investigaciones se determinó que era GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, domiciliado en el Barrio Marco Tulio Rangel calle principal Parte baja, número 4-9, Municipio San Cristóbal, Estado Táchira; con respecto a quien en fecha 16 de septiembre de 2004, se ordenó la aprehensión y posteriormente en fecha 17 de septiembre se ratificó la Privación Judicial Preventiva de Libertad”.

Estos hechos fueron calificados por la parte fiscal, en cuanto a GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, como AUTOR MATERIAL O PERPETRADOR de los delitos de HOMICIDIO INTENCIONAL CALIFICADO, ABORTO SUFRIDO AGRAVADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previstos y sancionados en los artículos 408 ordinal 1°, 434 último aparte y 278 del Código Penal en relación con el artículo 83 encabezamiento ejusdem, en CONCURSO REAL DE DELITOS, por tratarse de acciones diferentes y lesiones no simultáneas (con el mismo acto) de varios tipos penales, de conformidad con lo establecido en el artículo 87 del Código Penal, en perjuicio de MARYULY YORLEY SUÁREZ ROSALES, ALBA MARINA ROSALES GARCÍA y el ORDEN PÚBLICO y respecto de HUMBERTO ANTONIO CÁCERES SUÁREZ, como AUTOR INTELECTUAL O DETERMINADOR de los delitos de HOMICIDIO INTENCIONAL CALIFICADO, ABORTO SUFRIDO AGRAVADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previstos y sancionados en los artículos 408 ordinal 1°, 434 último aparte y 278 del Código Penal en relación con el artículo 83 encabezamiento ejusdem, en CONCURSO REAL DE DELITOS, por tratarse de acciones diferentes y lesiones no simultáneas (con el mismo acto) de varios tipos penales, de conformidad con lo establecido en el artículo 87 del Código Penal, en perjuicio de MARYULY YORLEY SUÁREZ ROSALES, ALBA MARINA ROSALES GARCÍA y el ORDEN PÚBLICO.

La defensa del acusado HUMBERTO ANTONIO CÁCERES SUÁREZ, representada por el abogado JEAN FERNANDO SÁNCHEZ, señala que es evidente que el día 11 de septiembre de 2004, en una casa ubicada cerca del Hotel Valle Hondo de esta ciudad se produjo un crimen donde de forma indefensa fueron asesinadas dos mujeres con una serie de impactos de bala por tres sujetos encapuchados que ingresaron a robar un dinero que estaba en dicha vivienda y que condujo a la investigación por el Ministerio Público donde su defendido es nada más y nada menos que el esposo de Maryuli Yorley y el yerno de Alba Marina Rosales, expresa que en el debate se buscará la verdad de lo que pasó, que para nadie es un secreto que hay muchas personas inocentes que han pagado años de cárcel, que el sistema acusatorio brinda a través de las pruebas la posibilidad de esclarecer los hechos, expone que su defendido Humberto Antonio Cáceres fue a declarar al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas acerca de los hechos que sucedieron, allí dice que los sujetos le dispararon en la pierna y luego que él cae al suelo ingresan los encapuchados.

Sostiene la inocencia de su defendido, alega que el Fiscal del Ministerio Público al inicio de la investigación solicitó una orden de captura porque un vecino de apellido Novoa fue al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas a denunciar a su defendido donde manifiesta que supuestamente le había ofrecido trescientos mil bolívares (Bs. 300.000,00) días atrás para matar a su suegra, testigo que se va a presentar ante la sala, se va a escuchar y con el devenir del debate se van a evacuar toda una serie de pruebas ofrecidas por la Parte fiscal con las cuales se demostrará la inocencia por cuanto posee elementos para así sostenerlo, agrega que el Ministerio Público acusa a su defendido por el delito de Porte Ilícito de Arma de Fuego y su defendido jamás portó arma de fuego, él no fue el que cometió el hecho y así lo va a demostrar en el debate.

La Defensa de GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, representada por el abogado JEAN FERNANDO SÁNCHEZ en la oportunidad de formular sus alegatos de apertura expone que se busca determinar si ese once de septiembre de 2004 su defendido cometió los hechos como autor material de esos crímenes para declararlo culpable, alega que los hechos ocurrieron una mañana al amanecer, que se va a oír una serie de testigos y desde ya solicita a los jueces que juzguen con la razón y si es de exculpar que así se haga.

Destaca que el Ministerio Público realizó una investigación y cumplió con la función que tiene de realizar una imputación por la presunta comisión de unos hechos punibles innegables, la muerte de dos personas y una por nacer dentro del vientre de la madre, es obligación hacerlo para la Parte fiscal, sin embargo, apoyado en la justicia de los ciudadanos comunes que ofrece la nueva normativa nuestra donde los ciudadanos comunes y corrientes, sin título de abogado junto al Juez del Tribunal integran el Tribunal para decidir, llama la atención para que con los conocimientos de los hechos normales de la vida y la lógica resuelvan la situación y determinen si su defendido es culpable o no de los hechos que le imputa el Ministerio Público como autor material de esos crímenes.

El acusado, HUMBERTO ANTONIO CÁCERES SUÁREZ, en la oportunidad de declarar expuso: “Eso fue el 11 de septiembre de 2004, eran las 06:05 de la mañana, cuando me levanté me fui hacia el baño, entré al cuarto, me despido de mi esposa, salgo del cuarto, uno sujetos me ponen una pistola en la frente, después me empujaron y me metieron un tiro en la pierna, después se metieron hacia el cuarto los otros sujetos, mi esposa dice Humberto qué pasa, le digo nada, cuando de repente escucho un disparo, escucho otro disparo, de ahí salen en carrera por la parte de atrás, pido auxilio a los vecinos, llamamos a mi suegro y a la policía, al llegar mi suegro me dice qué pasó, le dije mataron a Maryori y a la suegra, me dice no puede ser, llegó “la petejota”, me llevaron al hospital, me revisaron la pierna, me llevaron a “la petejota”, al llegar allí empecé a declarar, que eran las 06:05 de la mañana, uno de los sujetos me empujó me metieron un tiro en la pierna y de ahí salieron en carrera por donde mismo entraron, uno de los de “la petejota” me dijo usted los vio, les dije yo no los ví, que usted tiene que saber, yo no vi nada, pero usted tiene que saber, usted las mató, me empiezan a dar “coñazos”, me llevan al calabozo, y me dan “coñazos”, llega la Dra. Mariluz Ramírez, familiar de mi esposa y le dice a los “petejota” que me hagan hablar, yo no podía matar a mi esposa ni a mi hijo, yo todo lo que hacía lo hacía para mi esposa y mis dos niños, me torturaron mucho, me trajeron a los Tribunales, ahí declaré y mi abogado me dice échate la culpa que yo a usted lo saco en pocos días, le dije por qué voy a confesar si yo no tuve nada que ver, me dijo que asuma hechos, fue bajo presión lo que yo declaré, tanto de la jueza Mariluz, como del abogado que yo tenía, y yo soy inocente de todo lo que me están acusando”.

Al interrogatorio responde, que fue el 11 de septiembre, eran las 06:05 de la mañana se fue hacia el lavadero, hacia el baño, luego se fue hacia el cuarto se despide de la esposa y sale de la casa, cuando le pone una pistola en la frente uno de los sujetos, que dónde está la plata sabemos que usted cobró una plata ayer, que le meten un tiro en el pie, entran a la casa, la esposa le dice Humberto qué está pasando, que escucha un disparo y luego otro; salen por donde mismo entraron, por la parte de atrás de la casa; pide auxilio a los vecinos; cuando trabajaba en el cosmos tenía varios horarios, ese día tenía que estar a las 07:00 de la mañana; ella estaba acostada; él siempre se despedía de ella; su casita tenía dos cuarticos pequeños, era un salón dividido en salas, para el otro lado está la cocina, la nevera y el comedor y al ladito tiene el baño, todo quedaba interno dentro de la casa; lo interceptaron cuando iba a salir al trabajo, ya estaba vestido y ya se había despedido de ella; sí vivía con la esposa, el suegro y la suegra; existía una pared y una puerta; de la puerta para allá estaba la casa de la suegra; de esa cerradura no tenía llave, tenía solo llave de la que era su casa; esa puerta todas las noches se dejaba abierta porque a veces la esposa iba para allá, eran dos casas en una; el suegro no durmió en la casa esa noche, duró toda la noche trabajando; él vio tres personas, encapuchados, vio uno que cargaba un arma cuando le metieron el tiro, no sabe distinguir entre una pistola o un revolver, el disparo lo recibe cuando iban a entrar, ellos entraron por donde él iba a salir, por la parte de atrás de la casa; para él ese era el frente porque era por donde él salía y entraba; aparte de esa puerta sí tenía otra salida por el frente, utilizaba esa salida cuando tenía carro, porque dejaba el camión ahí; cuando ellos entraron lo empujaron; cuando entran al cuarto él estaba tirado en el piso; que transcurrió como un minuto entre que la esposa le preguntó qué pasa Humberto hasta cuando escuchó el disparo o menos de un minuto; cuando recibió el disparo uno de los sujetos se metió; cuando le pusieron la pistola en la frente lo empujaron y le dieron un tiro en la pierna, uno de ellos ya estaba en el cuarto y en ese momento escucha el disparo, el otro sujeto cuando sale del cuarto pasa hacia el otro cuarto; era tres y dos se quedaron con él, que se dirigieron hacia la casa de la suegra después del disparo a la esposa; que escuchó varios disparos, no sabe cuántos; que la persona que estaba con él se mantuvo apuntándolo cuando sonaron los disparos; que cuando los otros dos salieron salió el también; tenía dinero allí, como un millón setecientos mil bolívares, estaba debajo de unas sábanas, todos los días lo contaban; cuando él agarraba plata la llevaba para la casa y la plata del carro era aparte, no la revolvía con la del trabajo, el día anterior había cobrado setecientos mil bolívares, porque había cobrado una letra, la plata estaba detrás del escaparate tapada con la sábana, era fácil de ubicar, está la caja, encima hay libros, la caja estaba entre el escaparate y la pared; cuando salió el sujeto de la habitación de una vez se “entucaron” hacia la casa de la suegra; no les dijo que él tenía plata ahí en ningún momento; lo sabían el suegro, la suegra, la esposa y él; cuando llegó “la petejota” encontraron todo revuelto; encontraron todo revolcado; que revolvieron todo porque cuando llegaron los vecinos y lo ayudaron a levantar él entró al cuarto y vio todo revuelto; por eso lo dice; permaneció herido en el pasillo entrando a la casa, entraron los vecinos; eso fue el 11 de septiembre a las 06:05 de la mañana, ese día iba a trabajar a las 7 de la mañana; eran tres sujetos, no pudo ver la características físicas de estos sujetos porque estaban encapuchados; salió por la puerta principal que es la puerta de atrás; en el momento que esta saliendo es intervenido por esos tres sujetos, dicen a dónde está la plata, él que cuál plata, le dicen lo que cobró ayer, en ese momento había cobrado como 700.000,00 bolívares, tenía como un millón seiscientos; ese dinero estaba dentro de una caja dentro de la caja había unos libros, había una sábana y dentro el dinero, la caja estaba a la vista; estaba sobre una sábana tapado; cada rato se sacaba la caja, del dinero sabían su esposa, suegro y suegra; la negociación había sido producto de una venta de un carro; estaba tapado con las sábanas, el dinero estaba en la caja pero tapado con unas sábanas; estaba expuesto a la vista de todo el mundo allí; cuando estas personas entran al inmueble dos personas se quedaron con él, el otro ingresó al cuarto donde estaba la esposa; lo apuntaron con un arma de fuego, se la colocaron en la cabeza, cuando llegaron le apuntaron en la cabeza, después que le hacen la pregunta le disparan en la pierna; la persona de esas tres la que ingresó a la habitación no dijo nada cuando estaba dentro de ese inmueble; él escuchó cuando su esposa dice qué está pasando Humberto y escuchó varios disparos, salió y se fueron hacia otro cuarto; uno de los que estaba con él se fue hacia otro cuarto, ya estaba herido en el pie; dos de las tres personas entraron al cuarto de la esposa, fueron al cuarto del suegro, hicieron varios disparos, tardaron como 5 o 10 minutos, él estaba encañonado, ya le habían disparado, estaba encañonado hacia la frente; salieron por donde mismo entraron; después que ellos salieron del sitio pidió auxilio a gritos, no se movió del sitio, cuando llegaron los vecinos y lo auxiliaron; vieron que estaba todo revolcado eso estaba todo revolcado, cuando llega con los vecinos, no se preocupó por el dinero sí por la esposa, claro que trató de auxiliarla, ahí fue cuando los vecinos se fueron hacia allá y trataron de auxiliar a la suegra; no tenía ningún problema con la suegra era como toda suegra con yerno, a veces contentos a veces no, la mayor de las partes contentas; con la esposa todo era para ella; sí declaró que él había sido objeto de maltrato por los funcionarios de investigaciones, una sola vez lo declaró; que el día de los hechos fue el sábado, lo llevan al hospital, después del hospital lo llevan a la “petejota”, eso fue como a las 11:00 de la mañana; sí se hizo presente un fiscal del Ministerio Público, la Dra. Mariluz, no vio otro fiscal; sí recuerda lo que declaró en esa oportunidad, lo que sucedió el día de los hechos; lo obligaron a declarar; declaró todo normal, uno de los funcionarios le decía pero usted tiene que saber algo, le dijo que no sabía de nada; que declaró bajo presión; que en el Tribunal también declaró bajo presión; que fue con un abogado, le dijo que asuma hechos que en pocos días lo iba a sacar; asumió hechos confiado en el abogado que le dijo asuma hechos y diga que fue por problemas pasionales; que para la época no conocía a Georgi Félix Pérez Leal; niega que lo señaló, que lo mencionó; que todo fue bajo presión; que Javier Antonio Álvarez Novoa es uno de los vecinos; no es cierto que le haya hecho algún planteamiento orientado a hacerle daño a su mujer y a su suegra, que eso es falso; que a Georgi Félix lo conoció ya estando en la policía; su relación con Maryuli era como la de toda pareja, sí peleaban a veces; que algún vecino pudo saber el monto que percibió por la venta del camión, la esposa sí tenía amigos en el sector, los vecinos, él era un muchacho trabajador, de la casa al trabajo y del trabajo a la casa, ella tenía vecinos amistades y eso; la suegra era muy abierta sí le gustaba tener amistades; el día 11-9-2004 cuando fue al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas fue como víctima no fue asistido por abogado de confianza; que del hospital lo llevaron a “la petejota” y ahí se quedó; que la actitud de los funcionarios, primero actuaron por las buenas, cuando les dio la declaración de lo que había pasado, empezaron a darle “coñazos”, le decían que él tenía que saber todo lo que sucedió, lo llevaron para el calabozo, para el estacionamiento y ahí le daban contra el carro y le decían que cómo le va a quitar la vida a la esposa y al hijo; el que no y mucho menos al hijo que era lo que él más quería; que no leyó la declaración, le dieron el papel y firmó, lo subieron y le hicieron firmar, no leyó; después que declaró en “la petejota” lo dejaron solo, la doctora Mariluz le dijo que se bañara, lo llevó para la casa de la mamá, allí se bañó y se fue para la funeraria donde estuvo toda la tarde, se quedó hasta las tres de la mañana; el domingo llegaron los petejotas y le dijeron que no le podían dar la libertad, en ese momento estaba solo, no tenía ningún abogado, cuando declaró ante el juez octavo de control que solicitó la captura, el abogado le dice dígame la verdad qué fue lo que pasó, le dice “¿usted no fue?, y él respondió no doctor cómo se le ocurre, cómo voy a asumir yo hechos?, el abogado era de la estura de él, gordito, de ahí no lo volvió a ver más nunca, fue amable; ella fue con un abogado, me dijo que asuma hechos que en pocos días yo lo voy a sacar a usted, admita que yo a usted lo saco en pocos días, creo que se llamaba era Nereida, una cosa así; para la época no conocía a Georgi Félix Pérez Leal; él no lo señaló; si lo mencionó, todo fue hecho bajo presión; lo conoció fue en la policía; lo declarado fue como bajo presión; el abogado le dijo declare pero haga de cuenta que eso fue como un crimen pasional que él mismo lo había hecho; que tenían ocho (8) años conviviendo, la declaración que dio prácticamente fue el abogado el que lo orientó; que por supuesto que conoce a Javier Antonio Álvarez Novoa, lo conoce de ahí, él vivía por la casa, que vivió ahí como dos o tres años; la relación que existe entre Javier Álvarez con su núcleo familiar era de amistad, buena relación con la familia y eso; las personas que supuestamente se introdujeron en la casa para ese 11 de septiembre eran tres (3), las vio fue encapuchadas, todos llevaban capucha; no identifica por algún rasgo a Georgi Félix como una de las personas que estuvieron allá; el abogado que lo asistió en la audiencia de calificación de flagrancia le llegó a la casa de la mamá el sábado en la tarde, él estaba ahí cuando le llegó y entonces le dijo mire yo soy abogado, si quiere yo agarro el caso suyo, no sabe quién lo recomendó, que habla con él el sábado ese y un día antes de traerlo al Tribunal; antes de entrar al despacho le dijo que asumiera hechos y eso; que ahí estaba el suegro, que vio cuando estaba en el Tribunal; en la casa de la mamá estaban los dos, la mamá estaba pero como vive enferma estaba en cama y él; que en la tarde rindió declaración, después que lo llevaron al hospital de ahí lo llevaron a “petejota”, que eso fue como de 10 a 11 de la mañana; no sabe cuánto tiempo declaró ahí; que sí fue golpeado mucho, primero declaró lo que había sucedido, los hechos, la golpiza se la dieron después de la declaración, diciéndole que asumiera hechos, eso fue en una oficina de las de arriba, también en el estacionamiento, después de la declaración, de ahí lo volvieron a bajar hacia el estacionamiento, por donde se entra a la petejota, que uno se va derechito a mano izquierda, está el estacionamiento de los carros de ellos, que lo agarraron lo tiraron contra el piso le pusieron una bolsa, le daban “pata y puño”, después de rendir la declaración; que al entrar a la petejota se va hacia la entrada principal, se entra como yendo para la recepción, sigue derecho por donde hacen la prueba de balística hacia la parte izquierda, había varios funcionarios; hay dos que son comisarios, eran funcionarios sí los ha visto porque a veces van para el Penal; a uno de esos lo ve cada rato en la televisión, se llama Humberto García, estaba cuando lo golpearon, estaba arriba en la oficina; ahí lo empezaron a golpear, el vio que él era uno de los que le daban “coñazos”; la Fiscal Mariluz Ramírez, es prima de la esposa, ella aparece ya tarde después que ya había declarado y ya había pasado un poco los “coñazos” y eso; ese dinero que tenía era producto de la venta de un vehículo, se lo vendió a una empresa Expresos Táchira de puros camiones, que lo pagó el gerente de la empresa de apellido Pabón, que lo acompañó la esposa ese día, lo vendió en nueve millones de bolívares, primero le dieron seis millones y lo otro fue en letras, le faltaban como dos o tres letras para cancelarle; esa plata era el producto de una letra la que había cobrado el día anterior, era un cheque, se lo entregó el mismo comprador del vehículo en la empresa, eso fue el diez, en el Banco Provincial en la 5ta avenida, lo cobró en la mañana que iba a trabajar, cobró como setecientos u ochocientos mil bolos se acuerda, las letras eran cuota fija; era de setecientos mil bolívares en adelante porque eran varias letras, después que cobró el cheque se fue hacia la casa y lo dejó allí; trabajaba en el Cosmos, tenía varios horarios, como estaba nuevo empezando a trabajar, iba temprano a ver si le rendía para quedar fijo; el horario de trabajo en la tarde era de 2 a 8 de la noche y en la mañana de 7 a 1 de la tarde, ese día ese era el horario a las 7 de la mañana tenía que entrar; cuando dejó el dinero estaban la esposa, el suegro y la suegra, la esposa en ese entonces no trabajaba, tenía otra niña de 7 añitos ahorita; como a las 10 o a las 11 fue a la casa; el suegro trabaja en el hospital central, la suegra no trabajaba, estuvo en la casa como de 9 a 10 u 11 de la mañana, de ahí dejó la plata y se fue hacia el trabajo, llegó al trabajo como a las 11:30; ese día salió como a las 8 de la noche del trabajo, se fue directamente hacia la casa, a lo que salió agarró la buseta que siempre agarraba que era la intercomunal y ahí agarraba la Rómulo Gallegos, que estaba la esposa y la suegra más nadie; cuando llega en la mañana después que cobra el cheque le entrega la plata, no estaban los tres porque él a ella la llamaba aparte, le entregó la plata a ella sola, cuando ellos la contaban siempre estaba la suegra ahí, la suegra preguntaba si él había cobrado el cheque; los suegros sí tenían conocimiento de la fecha exacta en que cobraba los giros porque era los 10 de cada mes; contó la plata, la contaba todas las noches y esa noche la contó; no había visto a Georgi Félix, que el nombre de Georgi Félix surgió cuando uno de la petejota decía que estaban buscando un tal Georgi y querían que le echaran la culpa a él; sí lo oyó en la petejota además de la audiencia de calificación de flagrancia; tenía viviendo en La Pedregosa como 2 o 3 años, antes vivieron en el 23 de Enero un año, vivía alquilado; al señor Novoa lo conoce desde que vivió en la casa, Javier Antonio Novoa prácticamente era un desechable en aquel tiempo, que cuando él tenía su carro, lo dejaba en el monte y le pagaba a Javier Antonio Novoa y le daba de comer y le daba ropa y eso de vez en cuando; Novoa sí tenía acceso a la casa, cuando iba a ayudarle al suegro y a él, a ayudarles a limpiar un terreno ahí mismo para construir un rancho que nunca se llegó a construir, él ayudaba a limpiar el terreno, con el carro lo ayudaba a cargar arena y eso; él vive ahí había varias personas tenía un ranchito en todo el día llegaban amigos de él, después quedaba solo; era un desechable en el sentido de como se vestía, a la forma de mirar, no sabe decirle si era consumidor de droga, no hacía daño, se la vivía todo el tiempo sucio más bien él le daba de comer, le daba de vestir y le daba hasta plata, él era el que cuidaba el carro, el camión, lo dejaba donde está el Hotel Valle Hondo hay un garaje donde entra el camión del gas, más arriba hizo una especie de carretera, los primeros días los últimos días se empezaron a perder unas cosas del carro una herramienta, una batería y no lo dejó más; que ese lugar queda un trayecto como de aquí a la puerta de atrás viniendo de allá para acá, se lograba ver desde la casa; sí fue atendido en el hospital central lo llevó una ambulancia, llegaron los de la policía y enseguida llegó la ambulancia, ahí lo llevaron fue solo, nadie fue con él, lo agarraron y lo llevaron al hospital, al ratico llegó petejota ahí mismo, que ese mismo día en la tarde estuvo en casa de la mamá, se presentó con el abogado, que cuando llega al Hospital, la petejota le dice que cómo fueron los hechos, que él le empezó a explicar todo lo que había sucedido; lo atendieron y lo llevaron para la petejota, no se acuerda si fueron ellos mismos, sí lo llevaron a la petejota ellos mismos, ese mismo día al rato, después fue que ocurrió todo eso, ese día no quedó detenido, porque salió como a las 11:00, que la misma Dra. Mariluz lo llevó a la casa de la mamá, se bañó, llegó el abogado, se fue a la funeraria, volvió a la casa, se bañó y se volvió a ir a la funeraria de ahí se fue como a las 2 o 3 de la mañana; nunca tuvo problemas pasionales con la esposa, sino problemas como toda pareja, primero como él ha sido una persona que cuando vivía ella con él era una persona independiente no le gustaban las visitas de nadie, le gustaba vivir tranquilo con ella, a él le molestaba que ella regalaba el mercado le decía “usted pa’ qué se pone a regalarle cosas a los demás”, a veces cuando regañaba a la niña, que porque la niña a veces no comía; infidelidad, infiel es cuando tienen otra persona aparte de uno, no con ella nunca le llegó a ver, la esposa tenía 22 años, con la suegra a veces discutían, no le gustaba que fuera gente a la casa, con los vecinos, hablaban y eso, la suegra no interfería en la relación de pareja, nunca, discutía por el caso de la hija que la regañaba; sostiene que nunca tuvo problemas de infidelidad ni de inmiscuirse la suegra entre él y la esposa; la casa estaba pegada a la de la suegra, las separaba una pared de concreto y una puerta, modelo como las multilock, era segura de hierro, de metal, también es un ranchito la casa de los suegros pero más grande; tenían tiempo viviendo ahí como cinco años, después que él hizo la casa eso fue últimamente, el suegro y la cuñada, vivían con la suegra, el suegro permanecía en la casa, él trabaja en el hospital es enfermero, la cuñada se llama Yuleima, es una niña, tiene como 15 años, no tuvo problemas con el suegro el tiempo que vivió allí, convivían como 8 años; cuando vivió en el 23 de Enero la esposa vivía con él, antes de construir el ranchito vivieron como un año en el 23 de Enero, la relación fue buena sin ningún problema, la dirección de donde vivía antes era Barrio 23 de Enero Pozo Azul Calle 1 casa N° 32, queda dos casas más arriba de un taller de mecánica; la contextura física de los que llegaron uno de los sujetos era alto, delgado, los otros de una medida intermedia como él, ni muy gordos ni muy flacos, los vio con blue jeans y la cara tapada con un pasamontañas negro, entraron por la puerta principal, la que queda detrás de donde dejaba el camión, no derribaron la puerta porque él iba saliendo para el trabajo, uno de ellos le coloca la pistola y le dice que dónde está la plata, él le dice cuál plata y le contesta la que cobró ayer, lo empuja cae al suelo le dieron un tiro, uno de ellos pasó al cuarto cuando oyó a la esposa que dice Humberto qué pasa, escuchó un disparo, pasa al otro cuarto donde estaba la suegra escuchó un disparo y salen por donde mismo entraron, revolcaron la casa, cuando el sujeto entró dice la esposa qué está pasando y es cuando escucha el disparo; en ese momento dice él que revolcaron, se veía revolcado cuando llegó la policía y los vecinos; la caja estaba en uno de los cuartos, el que está al lado de la pared donde estaba el escaparate en el cuarto donde vivían ellos, estaba pegada hacia la pared, que salieron por donde entraron.

El acusado GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, al declarar expuso: “Yo tenía tiempo esperando declarar aquí, no sé por dónde empezar, tuve que irme a presentar a “la petejota” porque decían que tenía que presentarme porque se me acusaba de la muerte de dos mujeres, es todo”.

Al interrogatorio responde que para el momento que ocurrieron los hechos vivía en su casa en el Barrio Marco Tulio Rangel, Parte Baja, vía La Chucurí, es lejos del Barrio La Chucurí; para el momento en que ocurrieron los hechos no conocía a Humberto Antonio Cáceres, nunca lo había visto; el 10 de septiembre de 2004, el viernes estaba en casa de un familiar, un tío que vive cerca de allí, fue el viernes después que llegó de trabajar porque él lo había invitado, tenía tiempo que no lo veía, llegó como entre seis y siete de la noche, el tío se llama José Gabriel Pérez; él tenía mes y medio de haber salido del Centro Penitenciario de Occidente por el delito de Robo Arrebatón, tenía mes y medio, como cuatro o cinco semanas de haber salido; el tío le dijo que pasara, fue el viernes, estuvo en la casa de él, se quedó ahí toda la noche, que se quedó dormido ebrio en la casa del tío, al otro día se levantaron e hicieron un hervido, llegaron los hermanos de él y le dijeron que no fuera para la casa porque había muchos policías; que el tío llegó y le dijo que se fuera para la casa, antes no había ido; que él de la casa no salió en todo ese mes y medio, duró como mes y medio sin salir de la casa; sus padres a raíz de todos los problemas que ha tenido lo consienten mucho, le dicen que no salga, porque el Barrio se la pasa lleno de policías y él les hace caso, estaba sin trabajo, sin nada, la familia le había dicho que esperara ahí mientras ellos le conseguían algún tipo de trabajo; que la familia le dijo que se quedara tranquilo, que no saliera; que a la fiesta fueron a tomar, a bailar, y estuvieron toda la noche, no sabe de la hora, sabe que pasó toda la noche ahí, se levantó casi a mediodía; que sí optó por quedarse allí, porque era la casa de un familiar; que a él la mamá el día anterior le había dado plata para comprarse unas botas, eran como cien mil bolívares; esa noche compró chiclets, cigarros, al lado hay una bodega; se enteró que ese día en el sector La Chucurí habían matado a una señora y la hija; él no hizo nada, se fue para la casa, comió y se quedó en su casa; no llegó a enterarse que lo estaban vinculando con el homicidio, se dio cuenta cuando llegaron y le dijeron a la familia que iban a buscarlo que dónde estaba él, él no hizo nada, estaba donde el tío; él se fue para la calle y duró como tres días deambulando por las calles, que no sabía qué hacer, fue a su casa, le dijeron váyase que lo van a matar porque lo están buscando por eso, se puso a pensar por qué se tenía que ir si él no tenía nada que ver, va para la casa y estaban la mamá y el papá llorando y él fue y se presentó y fue a la PTJ y se presentó; no se enteró antes que lo estaban vinculando con un homicidio; la primera vez que vio a Humberto fue en el calabozo de la policía, lo metieron en un tigrito y le dijeron que ese era causa de él; él no lo vio bien porque estaba arrodillado llorando; Humberto le dijo que lo disculpara que él no lo conocía, que el policía le dijo “por culpa de él estás tú aquí”; que al otro día fue que habló con él, estaba llorando; lo que le decían los “petejotas” era que él lo había nombrado a él, que eso era problema de ellos, que él en ningún momento tuvo problemas con nadie, no saben de problemas ni de dónde vendrán esos problemas; que ha pasado tres años preso por un delito que no cometió; que él asume sus hechos y eso no lo asume porque él eso no lo cometió; no le reclamó ni le exigió explicación a Humberto; ni siquiera le hablaba ni nada; una vez sí tuvieron un problema; el se presentó porque decían que lo iban a matar y en su casa decidió con su familia que lo mejor era afrontar y solucionar; una vez tuvo unos golpes con él porque le decía que fue él el que lo metió ahí; no sabía quién era ni qué hacía, que él le decía que lo disculpara que eran los petejotas los que le habían dicho el nombre de él para que lo acusara; sí tiene hermanos: Yandi, Harold, Anthony, Yesenia y Yolanda, que Anthony es estudiante no trabaja, Harold actualmente realmente no sabe qué tipos de trabajos hace a veces es promotor, estudia en la Universidad, este año termina la carrera que está haciendo; no sabe si Harold trabajó en el Cosmos, si sabe que hace años empezó trabajando en El Garzón pero no sabe, no ha laborado en el Supermercado Cosmos, que él sepa ni él ni ninguno de sus hermanos ha trabajado en el supermercado que queda en la Avenida 19 de Abril; no ha portado armas de fuego, solo en el cuartel; no ha tenido balas; sí supo que su residencia fue allanada, escuchó que fueron encontradas unas balas, el papá es sargento de tránsito, en las gavetas de él había balas; supo que se localizó un pasamontañas, lo encontraron en el cuarto de uno de los hermanos, la hermana decía que era de un novio que ella tenía que es policía y lo dejó ahí; el hermano del que el habla se llama Eduard Harold Pérez Leal y trabajó en El Garzón, en el primer trabajo duró como 3 o 4 años, era carretillero, no conoció amigos de él, a la casa iban los compañeros; el papá era gestor, sacaba licencias y certificados médicos; no sabe que Edward Harold Pérez llegó a trabajar en El Garzón con Humberto Antonio Cáceres; pasó la noche en casa de un familiar, un tío, que lo invitó a tomarse unas cervezas con ellos, con los hijos de él, que no era muy tarde pero tampoco muy temprano, era de 6 a 8 de la noche, que tomó pura cerveza, desde ahí se quedó hasta el otro día; el tío también ingiere licor, al otro día cuando se levanta ya tenían una comida hecha, él se levantó y se tomó unas cervezas; nunca había visto a Humberto Cáceres, se enteró de los hechos cuando le dijeron que “la petejota” había llegado a la casa de él; no sabe dónde vive Humberto Cáceres, él dice que en La Pedregosa; la Chucurí está en la carretera vía El Llano, asegura que la primera vez que vio a Humberto Antonio Cáceres fue en la Comandancia de Policía, antes nunca lo había visto; no sabe dónde queda el domicilio de Humberto, sabe que es por La Chucurí; le dijeron que se trataba de unas mujeres que mataron por allá por Valle Hondo; cerca de Valle Hondo sí está La Chucurí; el allanamiento en su residencia, no sabe si fue la policía o la petejota quien lo practicó, porque la mamá le decía que fue la petejota; él cuando llamó por teléfono a la casa, le dijeron que no fuera que lo habían ido a buscar, que los petejota dijeron que lo iban a matar, la mamá dijo que iban cada rato para allá; no sabe a qué hora fue el allanamiento; para ese momento estaba en libertad en la calle; tres días después del allanamiento se presenta a la petejota con el abogado José Gerson Leal, lo pasaron a un escritorio y el petejota le dijo “ya te tenemos aquí”, él pensó que como iba con el abogado no le iban a hacer nada, él llegó y no le hicieron nada; cuando llegó a la receptoría con el abogado le dijeron usted qué hace aquí “Georgi”, eso fue en la receptoría, a él le sorprendió que alguien lo conociera así, que lo dejó impactado porque lo nombraron por el nombre; no recuerda haber firmado nada, después lo pasaron a hablar con el señor Fiscal; sí tiene problemas de adicción desde hace como cinco o seis años; tenía viviendo en ese Barrio casi toda la vida, que vive ahí; nunca pasa por Valle Hondo porque en el Barrio donde está la casa de él se entra por el Barrio Marco Tulio, el vive bajando por la escalera; nunca conoció a la esposa y a la suegra de Humberto Cáceres; en el periódico vio lo de las muertes, a la señora y a la suegra; manipuló armas en el cuartel, FAL, eso fue en Maracay en la Fuerza Aérea en el año 96.

CAPÍTULO III
SENTENCIA POR ADMISIÓN DE HECHOS
ACUSADO. GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL
DELITO: ROBO ARREBATÓN

En lo que respecta a la causa seguida al acusado GIORGI FÉLIX PÉREZ LEAL, por el delito de ROBO ARREBATÓN, previsto y sancionado en el artículo 458 del Código Penal, en perjuicio de QUINTERO GLADYS DEL CARMEN, fue sentenciado a cumpir la pena definitiva de UN (1) AÑO DE PRISIÓN más las accesorias previstas en el artíuclo 16 ejusdem, en aplicación del Procedimiento Especial por Admisión de los Hechos, previsto en el artículo 376 del Código Orgánico Procesal Penal, como consta en acta de audiencia de juicio oral y público de fecha 14-1-06, por tratarse de causa seguida por los trámites del Procedimiento Especial Abreviado.


CAPÍTULO IV
DE LAS PRUEBAS PRODUCIDAS EN EL JUICIO ORAL Y PÚBLICO

Abierto el debate a pruebas, se recibieron, de conformidad con lo establecido en el artículo 353 del Código Orgánico Procesal Penal, las siguientes pruebas testimoniales, experticias y pruebas documentales:

1-. El ciudadano SUÁREZ MARTÍNEZ JESÚS ARTURO, dice ser el padre y esposo de las víctimas, ser enfermero, declara que ese día en la noche fue a trabajar dejando a su señora y a su hija en la casa, que él había llevado a la hija con 8 meses de embarazo al médico, le hicieron un eco, la iban a esterilizar, las llevó a la casa y se fue a trabajar al hospital central, que a las 03:00 de la mañana se acostó a descansar, que trabaja en el servicio de cirugía, que a las 06:00 de la mañana lo llamó la enfermera auxiliar lo despertó y le dijo que habían matado a dos señoras por donde él vive, y que lo habían llamado de la casa un señor que decía ser el yerno de él, el señor Humberto llama otra vez y le dice “suegro, “suegro” “mataron a su señora y a Maryuli”, se cayó la llamada, él lo llamó, entonces le dijo que las habían matado y a él le habían metido un tiro, él se fue para la casa y se sorprende cuando ve a su señora acribillada a balazos y a la hija con un tiro en la cabeza, la hija de su yerno estaba ahí, la otra hija del testigo, una niña especial de 18 años le decían que habían matado a la mamá y a Maryuli, él se volvió como loco preguntando qué pasó aquí, qué pasó aquí, llamó a la hermana de la esposa, Cecilia, le decía qué pasó aquí, qué pasó con mi familia, Humberto desde ese día no le ha querido decir, no le ha hablado desde ese día, no le ha dirigido palabra, no sabe por qué pasó eso, era una casa de barro, que él no tenía plata en la casa para decir que había un robo en esa casa, que en la casa había dos puertas, Humberto no tenía llave, por la puerta de atrás salía, para evitar que saliera por la puerta del frente, sólo ellos tenían las llaves, la hija pasaba para allá con la nieta, él le preguntó a los comisarios qué decía el señor y le dijeron que él se contradecía con lo que estaba diciendo, él en su casa no tiene problemas con nadie, la esposa era un ama de casa de 50 años llena de vida, la hija tenía deseos de estudiar, los celos de él la tenían ahí, la celaba con todo el mundo, todo el mundo era mozo de ella, la maltrató desde un comienzo, prácticamente la violó, pero ella insistía en que estaba enamorada, empezó a darle golpes, a la hija la negó, maltratos iban y venían, una vez lo encontró pateándola en el patio y le dijo que no lo quería ver en la casa, pero que la esposa, suegra de Humberto se había encariñado con la niña, ellos se fueron a vivir a la casa de él, las hermanas de él le dieron una paliza a su hija Maryuli, que le sacaron un diente, eso está en petejota pero todo transcurrió así, siempre vivían con ellos, vivieron en Barinas un tiempo, la hija tuvo dos abortos provocados por los golpes que le daba ese muchacho (Humberto Cáceres), volvieron a la casa, su señora siempre tenía encontronazos con Humberto porque ella decía que maltrataba a Maryuly, él miraba con rabia a su señora, a la suegra, no la quería, transcurrió ese tiempo hasta el día que pasó la desgracia, antes de ese hecho aparecieron tres muchachos armados por la Parte de atrás de la casa, él salió inmediatamente y le dijo a Humberto qué pasa aquí, le dijo no tranquilo yo los conozco, aquí no ha pasado nada, su señora los vio, el día del suceso él se estaba ya contrariando en las declaraciones, se puso a buscar entre la ropa y consiguieron dos pasamontañas, un hermano de él –del testigo se puso un pasamontañas y la niña de él y la otra hija gritó ¡Humberto, Humberto!, pero es enferma, en ese momento él le preguntó si ella lo había visto y le dijo que sí, decía ¡Humberto Humberto! Pero es enferma, mataron a la mamá en todo el frente de ella, ella es una niña especial, cuando estuvo en la petejota habló con el Comisario Antonio, la llevó pero no le tomaron declaración; cuando le dijeron que él se estaba contrariando él habló con el Comisario y le dijo que siguieran insistiendo, él no tiene dinero, la plata de Humberto él tuvo que haberla depositado a la hermana porque ese era el compromiso con la hermana que le había prestado la plata, él confesó delante de los que estaban allí que si lo había hecho, que sí que era por maltrato porque lo tenían obstinado, que la hija de él no hacia sino mandarlo a trabajar y eso era verdad porque no le gustaba trabajar, sabe que trabajó en el Cosmos y en el Garzón, una vez se cortó un dedo para que le dieran el reposo, en esos días él buscó la liquidación, manifiesta el declarante que no tenía enemigos, en la casa no tiene a más nadie, no cree que nadie pueda venir a robar en una humilde casa y matar a dos mujeres, a su señora, una señora mayor, que no le cabe en la mente matar a dos mujeres tan indefensas, dormidas, eso era lo que le preguntaba a Humberto y no contestaba nada y hasta ahora no le ha contestado nada, le dijo qué pasó aquí, qué hizo usted, qué hizo con mi familia, él todavía no entiende, que por mucha rabia, mucho odio hacia una persona, no es la manera, él dos veces salió con él y se echaron unas cervezas, él no le decía nada, la última vez que fue para el hospital llegó a decirle que le había metido la cachetada y él había amenazado con un cuchillo a su hija, para él debía tener mucha rabia y odio por dentro para hacer semejante atrocidad, decía que el niño no era su hijo, lo negaba, a la hija la iban a esterilizar, ellos se iban a hacer cargo del niño porque su esposa y él nunca han negado a sus hijos, siempre han estado pendientes de la niña especial que tienen, ella se mueve, habla, camina y hace todo porque la han enseñado, sabe leer y escribir y hacer muchas cosas, quiere justicia, clama justicia ante el Tribunal porque no es posible semejante atrocidad, si utilizó a otra persona, utilizar a otra persona eso se llama cobardía, encontraron un poco de ropa interior de la hija amarrada con un poco de líquidos que no sabe qué significaría eso, no tiene enemigos en ninguna parte para que les hubiesen hecho eso, eran dos mujeres indefensas.

Al interrogatorio responde que es el esposo y padre de las víctimas; el día anterior a los hechos llevó a la hija al médico para verificar que el niño estaba en buenas condiciones, era un varón grande sano, la iban a ligar en el hospital central para que no tuviera más familia; una sola vez que se acuerda en ocho meses fueron los cuatro a la consulta; una sola vez; la preocupación de Humberto no era mucha, negó a su niña al principio, del niño que iba a nacer decía que no era de él, él como padre de Maryuri no quería que tuviera complicaciones y estaba muy pendiente de ella; Humberto no estaba pendiente, no sabía ni siquiera que iba a mandarla a ligar; en la casa vivían su señora, Maryuli, Humberto, su persona, la hija de Humberto y la hija de él que es especial; la casa es de bahareque; en la parte de adentro donde dormían está encerrada en dos puertas, con cortinas, él vivía con la esposa y la niña especial y ellos en la parte de atrás, Maryuli, él y la niña; ellos no podían pasar, solo en el día; esas puertas que separaban las partes donde dormían fueron construidas desde el mismo momento en que se hizo eso; tiene cuatro puertas, tenía que abrir la puerta para llegar al patio; debido a sus labores como enfermero él llegaba en la mañana y llegaba a dormir temprano, en la noche se acostaban más o menos como a las 09:00 de la noche; de los 7 días de la semana y de los 30 días del mes, él trabajaba 12 x 36, 3 guardias semanales, de las 7 noches, aproximadamente 3 o 4 dormía en la casa, en la noche cerraban las puertas normal, no dormía con la puerta abierta, una se trancaba por dentro, cuando dormía con la esposa, esa puerta que separaba la casa de Maryuli las puertas quedaban cerradas; la esposa las dejaba cerradas, en el momento que estaban durmiendo las puertas estaban cerradas, no era posible que entraran porque las tenían con candado; ellos tuvieron llave en un comienzo, cuando paraba el camión por la parte de enfrente pero que por las discusiones de ellos les quitaron las llaves para que no entraran; que los que entraron tenían que haber tenido las dos llaves, la de la puerta de atrás del patio y las de las dos puertas del frente, tenía que haber forzamiento para haber ingresado a la casita de bahareque que es donde ellos vivían, las puertas no estaban violentadas, no hubo violación de las puertas, tuvieron que abrirlas anteriormente; piensa que si ellos tuvieron llaves para poder entrar antes, no sabe si les sacaron copias, que tuvieron que haberlo hecho para abrir; desde el nacimiento de la niña Humberto demostraba la rabia hacia su señora, le torcía la cara, Maryuli le decía que Humberto le dijo que esa niña no era hija de él, desde antes del nacimiento igual como iba ahorita con el niño que iba a tener; ella no podía salir para ninguna parte porque decía que los que la miraban eran mozos de ella; siempre han vivido con ellos, cree que tenían aproximadamente como dos años corridos viviendo con ellos; que estuvieron en el Conscripto hablando con él de lo que había hecho con Maryuli, que tenía 15 años, fueron a ver por qué la violó, fueron y hablaron con él y les dijo que sí le había hecho la cuestión pero que él se hacía responsable, que la muchacha estaba enamorada, ella le dijo que esperaran que saliera del cuartel, él le dijo a su esposa usted verá uno no sabe a quién va a meter en su casa, en esa época vivían por telares, cuando salía él empezó a ir a la casa, después de ahí se fueron a vivir a la casa de la familia de él; fueron a discutir allá porque ella les decía que era el servicio de ellos; vivieron juntos como siete años antes de que ocurriera el hecho, de esos siete años vivieron con ellos como dos años y por temporadas; en el Barrio Rómulo Gallegos también vivieron con ellos un tiempo, hasta el día que lo encontró pateándola en el patio; la relación entre Humberto y la esposa de él no era muy buena, él le hablaba a ella cuando había interés porque su señora siempre estaba pendiente, les guardaba comida; cuando Humberto y Maryuli estaban discutiendo él le decía a su señora que no se metiera en los problemas de ellos; Humberto amenazó a su esposa el día que la amenazó con el cuchillo; el día de la madre en La Ortiza él le metió licor a la hija y estuvieron tomando, ese día se habían perdido unas prendas en la casa y Maryuli le decía qué tal si mi papá se entera que usted fue el que se robó las prendas y él le dijo que tal si yo la mato a usted y a su mamá, esto se lo contó una sobrina y el esposo que es zapatero, con esas prendas fue que compró el DVD y el CD; nunca se les había perdido nada, tenían más de dos millones de bolívares en prendas que él le había comprado a su señora; Humberto había trabajado antes en el Cosmos y en el Garzón; hubo un muchacho que le dijo que Humberto estaba comprando armas para matar a su suegra y a su mujer, ese muchacho andaba todo asustado, que lo andaban persiguiendo, y según trabajó con él en el Cosmos, le manifestó que Humberto estaba buscando armas para matar a su mujer y a la suegra; él no llegó a conocer a los compañeros de trabajo; a Georgi Félix Pérez Leal no lo conoce, no lo había visto; que ese día por la Parte de atrás de la casa andaban los muchachos rondando, que no logró verlos, andaban con gorra blanca; que el que distinguió al señor Georgi y lo mostró fue el señor Liborio, que sí lo vio por la parte de atrás, vio que Humberto le decía por la parte de atrás; que según comentarios un tal Harold a quien no conoce había trabajado con Humberto y que era hermano de Georgi; Javier Antonio Álvarez Novoa es del barrio, sí lo conoce, se conocieron a raíz de la manguera del agua, es un señor que vive atrás de la casa, trabaja en el Terminal, la comunidad le dio el agua, que no le ha visto nada anormal, fue uno de los cuales al segundo día del crimen se lo encontró en la petejota, cuando iba saliendo él iba entrando, le dice señor ARTURO tengo que hablar con usted pero que Humberto no me vea, le dijo que no le había dicho nada ese día porque no creía que iba a hacer esto, y le dijo que Humberto le había ofrecido trescientos mil bolívares para arreglar el ranchito a cambio de que matara a la esposa y a la suegra, él le dijo que si estaba enmarihuanado, entonces Humberto comenzó a ofrecerle trescientos mil bolívares para que matara a Marina y a Maryoli y cada vez que pasaba le decía qué pasó, él no creyó que era verdad, no pensó que fuera a hacer eso, lo único que le decía él a Humberto era es que está enmarihuanado o que?; él creyó que eran mentiras no creyó que iba a llegar a tanto; el que menos sabía era él de lo que estaba pasando, el encuentro fue por casualidad, ni siquiera se imaginaba verlo ahí, él llegó espontáneo, se lo encontró de pronto; nunca ha tenido problemas con Humberto, nunca ha sido enemigo de Humberto; la comunidad le dio el agua porque él pagó el derecho del agua, se le puso la luz, andaba bien vestido, estaba trabajando en el Terminal, el cuento es que fuma droga, él ni ellos lo habían visto harapiento, tiene señora y dos hijos, lo conoce a Javier desde que se mudaron y comenzaron a trabajar ahí, abrieron el camino por la Parte de atrás de la casa; lo conoce desde hace seis años más o menos, al año lo conocieron; en base a ese tiempo para él si le da credibilidad lo que dijo, él dice lo que Humberto le dijo, no le ha solicitado dádiva, ni interés ni dinero, ni ningún favor, nunca le ha comentado nada de plata, dice lo que Humberto le dijo; él trabaja tiene su sustento no tiene malas mañas; tenía que sospechar; el se pregunta por qué pasó eso si el ni su señora tenían enemigos para que las acribillaran así, y quién más, el principal sospechoso era el que tenía adentro de la casa, el criminal lo tenía en la casa; hasta donde sabe él no tiene enemigos, no había sido amenazado de muerte ni él ni la familia, tenía plata en un bolsillo y en un neceser y la encontró, no se perdió nada ni los dos teléfonos, él dice que se perdió una plata, allí no hubo atraco ni robo; lo de él que haya revuelto allí, si entraron a robar si le revolvieron a él tuvieron que revolver lo suyo y ahí no revolvieron nada; en cuanto a esa plata que él dice, hasta donde sabe Humberto sí le entregó la plata a la hermana, el depósito tenía que haberlo hecho, allí no había plata, la hija tenía una plata para comprarle la ropa al niño y la plata del camión era para la hermana de él, él tenía que devolverle a la hermana la plata que le había prestado para comprar el camión; la hija dijo que no había plata porque Humberto tenía que depositar; no le vio arma de fuego a Humberto, recogieron las botas que él se había quitado donde le pegaron el tiro, el cuñado empezó a ayudarlo a sacar la ropa de la niña y dobladitos encontraron dos pasamontañas que estaban guardados, él nunca lo había visto con pasamontañas; el motivo por el cual asesinaron a su esposa era que había un odio, un rencor, una rabia contra ella, esa rabia estaba creciendo eso dentro de él, para hacer aquello, se volvió como loco; acabó con veintitrés años de casados de él y su esposa; quién más le puede tener odio a una personas para acribillarla; hubo un ciudadano que le manifestó haber escuchado a Humberto decir que iba a comprar unas armas, uno del Cosmos y uno del Garzón, que se llama Alexander Flores Ruíz, es delgadito, joven, lo vio en la petejota, era más o menos delgado; hay dos puertas, la casa es de bahareque, las puertas son de hierro y si tienen cerradura; cuando se levantaban abrían las puertas; el horario de trabajo era de siete de la noche a siete de la mañana, la niña se paraba tarde y entraba y salía cuando abrían la puerta cuando se levantaban; el único que no pasaba para la casa de él era el señor Humberto, su yerno; en el día esa puerta se deja abierta hasta cierto punto y cuando llega la noche se cierran las puertas; el señor llegaba con el camión y entraba por la puerta de atrás; de noche por ley tienen que cerrar la puerta, él vivía en la parte de atrás y ellos en la parte de adelante, tenían dos años conviviendo él; la esposa con Maryoli y Humberto, anteriormente iban y venían y pagaban alquiler en el Barrio de abajo; la relación con Humberto antes de los hechos era el saludo y nada más; el problema siempre era con la esposa de él, ya que ella siempre estaba allá, que él le decía no se meta tanto en eso porque hoy están peleando y después están contentos, que la última vez que se tomaron unas cervezas no le dijo nada; Humberto para llegar al patio podía entrar por la parte de atrás, la puerta tendría que estar abierta; hay dos puertas para llegar al patio, enfrente de la casa y atrás de la casa; el techo es de barro y un peso ahí tumba la pared; en la parte de atrás de la casa queda un potrero que va a salir a Valle Hondo, por ahí entraba el señor, cada vecino tiene su camino, por ahí salían ellos; tienen botadero de basura porque no tienen aseo, la sacan y la queman allá, la sacan por ahí, cada quien usa su camino, ese camino conduce a la salida de atrás del Hotel Valle Hondo; se enteró que habían matado a sus familiares más o menos como a las 06:15 de la mañana, se levantó y la enfermera le dice que lo habían llamado; no está seguro si el camión lo vendió por catorce millones de bolívares, sabe que le dieron ocho millones de bolívares y letras de un millón setecientos mil bolívares; para el momento de los hechos en su casa el dinero que estaba era el que tenía guardado ahí, su sueldo y ahorro en un bolsillo; su señora lo que tenía para pagar los pasajes, que no tiene dinero porque gana muy poco; él a Humberto no le vio esa cantidad; él en el pantalón carga lo necesario veinte mil bolívares más o menos; en cuanto a los problemas que llegaron a la Prefectura, era problemas de vecinos, fue una cuestión vecinal por una manguera que se quemó, se recogieron firmas, se estuvo en Prefectura porque había una señora que no quería colaborar, esa señora era la señora Rosa y su marido de apellido Hernández fueron declarados personas no gratas para la comunidad; no vio a los jóvenes que habían entablado conversación con Humberto; los vio fue la señora de él y le dijo tranquilo que ya se fueron; fue a declarar al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas el primer día, y después cada vez que lo llamaron, se ofreció para ayudar en las investigaciones, los del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas le dijeron que fuera y estuviera pendiente, tuvo que tomar medicamentos porque no podía conciliar el sueño, tenía depresión y angustia, cada vez que iba para allá ellos le preguntaban qué sabe, qué encontró, en el cuarto, él andaba buscando justicia; al señor Novoa lo encontró entrando a la petejota y le dijo que si tenía algo que decir que lo dijera de una vez, el señor Novoa le dijo que no se imaginaba que iba a pasar eso, que Humberto le había ofrecido trescientos mil bolívares para que matara a su señora y a Maryuli y que él le dijo que si estaba enmarihuanado; tiene como 6 años conociendo al señor Novoa, que no tenían ningún problema con él; el día del cuchillo escuchó a Humberto amenazar a Maryuri, cuando llegaron al Hospital, él le dijo que la señora le había pegado un arepazo y ella le dijo sí pero él me sacó un cuchillo; las capuchas las encontraron ellos mismos, eran dos capuchas, únicamente con los ojos abiertos; en cuanto a la relación y trato que tenía la esposa de él con Humberto el problema de él era porque ella le llamaba la atención cuando él maltrataba a Maryuli; no cree que el ciudadano Georgi pudiese haber estado por allá anteriormente, no lo ha visto por allá, el nombre lo supo desde que el señor se entregó, en la prensa salió, se buscan vivos o muertos, al otro día sale en la prensa que se entregó Georgi Leal, anteriormente no lo había visto; el que vio a Georgi fue el señor José Liborio, que vive por el barrio, que lo vio en la foto cuando se la mostraron al señor Liborio quien mencionó que lo había visto por la parte de atrás cuando él fue a arreglar la manguera, que él dijo que lo había visto allá pero en verdad no recuerda cómo lo dijo, ese señor declaró allá, eso fue a los días de haber pasado los hechos; el Comisario habló con él y le dijo que él lo había visto por la parte de atrás donde está la manguera; de la casa al Hotel Valle Hondo hay como doscientos metros, es cerca; recibe la noticia encontrándose dentro del trabajo, entró a las 07:00 de la noche, que estuvo en diligencias con la hija en El Samán, llegaron temprano, él salía para el trabajo como a las 06:30 p.m., en la casa quedó la esposa, las dos hijas y la nieta, que la nieta durmió supone que con la mamá, y la otra hija de él con la mamá; vio muchos vecinos, el señor Liborio le dice que le dio un golpe a la puerta de enfrente, no sabe cómo la abrió, que la hija de él estaba pidiendo auxilio, que el señor (Humberto Cáceres) estaba tirado en la parte de atrás en el pasillo, que el señor le dijo que había abierto la puerta, estaba la policía, la petejota, la ambulancia, unos paramédicos, estaban con la hija de él, la encontró llorando, y la nieta, que pasó para el cuarto de su señora; no puede decir a qué hora salía Humberto a trabajar, no sabe, la rutina constante era casi siempre de noche, él salía por detrás, no estaba pendiente, él siempre salía por detrás por los problemas que ellos tenían; los pasamontañas fueron dos pasamontañas y él los vio porque estaba con el cuñado Rafael Rosales, estaban abriendo y revisando la ropa cuando le dice mire cuñado, los sacó y se puso una, Rosales tiene 47 años y vive en el Barrio Monseñor Ramírez, estaba en la ropa de la nieta dentro del área de la casa de Humberto; en su casa no había nada desordenado, lo anormal era su señora fallecida, la posición como sentada en la cama y sesgada, como que intentó levantarse; la niña enferma camina, ella tiene retraso mental, tiene mente de niña; la hija no tenía dinero en cantidad y que él sepa ella no la contaba todas las noches el dinero, que sepa el dinero que le daba Humberto a su hija ella lo guardaba en un bolsito, que tenían la ropa guardada en una vitrina; con Humberto habla después del hecho primero por teléfono y no le habló más de eso, en la casa tampoco le dijo nada, su pregunta era ¿qué pasó aquí?, le dijo que habían matado a su señora y a Maryuli, que las habían matado y que a él le habían metido un tiro, no le dijo cuántos ni cómo eran ni por dónde salieron, le decía que habían robado, que vinieron lo robaron le metieron un tiro y le quitaron la plata; no, no entró en detalles sobre a quién mataron primero y después y cómo; la esposa aparte de ser ama de casa iba también a la Misión Robinson en la Prefectura de la Concordia, pero para esa fecha no estaba yendo, duró poco tiempo porque se llevaba la niña especial; Maryuli sí estaba estudiando en la Misión Rivas, tenía 21 años; nunca su hija le había sido infiel a Humberto, Humberto negaba a la niña y al que iban a tener por celos; Novoa fue solo al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, que lo del problema del cuchillo fue como dos meses atrás más o menos y fueron al hospital a ponerle la queja de lo que había pasado.

2-. La ciudadana BETTY LORENA NOVOA, médico psiquiatra forense, ratificó en su contenido y firma el Informe Médico Legal Psiquiátrico Nº 9700-164-005313 de fecha 07-10-2004, inserto al folio 467 de las actuaciones, declara que la evaluación se hace de acuerdo a la información suministrada por la misma persona que se evalúa, se hacen preguntas abiertas y cerradas con la finalidad de recabar información de antecedentes que lleven a pensar en la posibilidad de algún tipo de riesgo, componentes hereditarios, se le solicitan los datos personales, se pregunta a la persona por qué fue enviada a la evaluación, la persona hace la narración de los hechos y da su versión, desde un inicio se toma en cuenta su concentración, memoria, actitud, grado de inteligencia, antecedentes familiares, en esta persona evaluada en cuanto a antecedentes familiares no hay evidencia de antecedentes familiares propios de enfermedad mental, no ha sido paciente de psicología ni de psiquiatría, habla de su relación personal, de la etapa de convivencia, de la etapa laboral, se observa su proceso evolutivo como persona, no hay alteraciones de la senso percepción, en cuanto a la afectividad, es una persona tranquila, pausada que no da muestras de estar bajo un estado afectivo que pudiera catalogarse como exaltado o como inhibido, sino en un nivel de bastante normalidad, inteligencia, buen recurso cognitivo, buen caudal de conocimiento, en cuanto a sus hábitos no refiere problemas con el sueño, la conclusión a la que llega es que no hay síntomas psicopatológicos, al examen mental se muestra dentro de lo normal, tiene capacidad de juicio, raciocinio, diferencia lo que es bueno, lo que es malo y las consecuencias de sus actos, no observó nada que lo pudiese llevar a actuar fuera de lo normal, no observó alteración psicopatológica.

Al interrogatorio responde que es médico cirujano con postgrado en psiquiatría, labora en el Hospital Central y actualmente está como médico adjunto del Servicio de Psiquiatría del Hospital Central desde el año 2001, se desempeña como psiquiatra forense; sí recuerda el momento de la entrevista, se hizo en una sola oportunidad; en la solicitud de evaluación solo se pedía la evaluación psiquiátrica, se infiere que se estaba buscando el estado mental de la persona y la posibilidad de un trastorno de sus funciones mentales, algunas veces no se sabe por qué se solicita un examen psiquiátrico, por eso se le pide a la persona a evaluar que narre los hechos, él le dice que está ahí por el caso que fue muy sonado, le dice “usted debe saber es el caso de las señoras que mataron, mi esposa estaba embarazada, murió mi suegra y mi esposa que estaba embarazada”, que él había sido herido, que él había obtenido un dinero, llegaron unas personas que él jamás había visto, le disparan a la señora, a la esposa y a la mamá de la esposa, que a la niña que ellos tenían no le pasó nada, él se disponía a irse a trabajar; ella le indagó cómo era su relación y lo describe todo como normal que era una relación armónica, que estaba muy contento porque él iba a tener un bebe; para ella por su experiencia en la materia le parece muy llamativo la calma excesiva de una persona que un mes antes había perdido a su esposa, por eso le llama la atención, hay algo que más o menos se siente que es el común denominador en estos casos, pudiendo encontrarse a una persona depresiva, que su vida ha dado un giro, que irradie tristeza, ansiedad, preocupación, que no es el caso, por eso resulta sospechoso ese aplanamiento afectivo, esa emotividad tan estable es llamativa; algunas veces las personas lo usan como mecanismo de defensa, como que no le afectó que no le pegó, es la misma parte del duelo, eso se ve como más cerquita cuando la parte del shock no ha pasado, que en circunstancias normales, en el duelo normal, pasado un mes la persona ya ha contactado con la realidad, empieza a tener mezcla de sentimientos, mucha tristeza, mucha ira, mucha ansiedad, empieza a sentir la ira; el evaluado estaba consciente de que había tenido esa pérdida en su vida; de acuerdo a la estructura de la personalidad surgen los mecanismos de defensa, todos los seres humanos tiene mecanismos de defensa, que hay mecanismos dentro de la personalidad que son más maduros que otros, dentro de esos mecanismos más inmaduros, más primarios, está el negar, el evadir; piensa que está haciendo eso porque no enfrenta, bloquea, utiliza esos mecanismos como que no está pasando nada y sigue con su vida, lo lógico sería en una persona más madura, hacer una reconstrucción, la estructura de la personalidad va a buscar otros mecanismos más ajustados, no como él que hizo como que no ha pasado nada, que va a empezar de nuevo, se va a dedicar a la niña, que es como muy primario, que él no manifestó que tuviese situación de pareja difícil o problemas inusuales, habló de cosas que pueden ser comunes dentro de una pareja, nada trascendental, que a lo mejor él tenía esa situación con su pareja y esa personalidad, si yo no muestro que hay conflicto, por qué yo le causaría daño si todo está bien, es cosa de análisis, pudiera ser una posibilidad; no puede asegurar que lo haya utilizado de esa manera, es cuestión del análisis; que no llegó a detectar que en realidad hubiese algún problema de trasfondo en relación con la pareja, llegó a decir que estaba muy contento porque iban a tener otro hijo, llegó a demostrar bastante tranquilidad, lo que a ella le llamó la atención, que aparte de la tranquilidad excesiva no demostró otra cosa, que no detectó perturbación, estaba ubicado en tiempo, espacio y lugar, que tenía capacidad de discernimiento de la consecuencia de sus actos, que en su estado mental no hay alteración que pudiera decir que fue una persona que actuó por presión, por pensamiento delirante, que estaba muy claro, que no hubo diagnóstico de ninguna patología mental; en cuanto a la versión del los hechos del informe ella copia y transcribe al informe todo exactamente como lo dice el paciente, que esa fue la versión que él le dio, ella no acostumbra a agregarle nada, copia textualmente en la versión la que el dio; los hechos los oyó después que lo evaluó en el Hospital, en el momento que ocurrieron los hechos no estuvo enterada de la situación porque en esa fecha no estaba acá, que hubo comentarios aparatosos pero los escuchó luego de la evaluación, los escuchó fue después, se entera de los hechos después de la evaluación no antes, que el comentario no lo escuchó en los pasillos, se entera después que hace la evaluación ya que ella estaba en Mérida o Maracaibo no recuerda exactamente dónde estaba, luego de la evaluación ella preguntó en la Medicatura Forense qué se sabía de ese caso, le comentaron que fue muy traumático porque se intentó hacer la cesárea en la morgue, que el doctor intentó hacer la cesárea pero no se pudo llevar a feliz término; realizar la evaluación y firmarla no se hace en un día específico, eso depende de las circunstancias; no todas las personas que evalúa internamente y psicológicamente hablando demuestran una actitud igual, es imposible, que no lo evalúa en base a sentimentalismo, sino en base a la afectividad que es una función mental bien importante de todos los seres humanos, es la que permite la vinculación al estudio, al trabajo, así como se tiene la función de la atención, la concentración y la conciencia, porque la parte afectiva engloba todos los sentimientos, la alteración en la afectividad origina el trastorno bipolar que antes eran los maníaco depresivos; la parte de la afectividad es la que destaca en el informe, las demás estaban sin ningún tipo de alteración, que cuando dice eutimia es como estar muchos en un momento más ansiosos o menos ansiosos pero llevando la situación con estabilidad, con cierta tranquilidad, pero ese aplanamiento, esa situación de estar tan estable en una situación de tanta magnitud de tanta alerta, ¿dónde está mi vínculo, mi dolor, mi miedo, qué pasa con esas emociones?, desde el punto de vista psiquiátrico más el forense y para su experiencia, en una evasión o un estado disocial los vínculos son muy pobres están ausentes, que el disocial se engloba dentro de los trastornos de la personalidad, no hay empatía ni vínculos, existe frialdad hacia el otro, que los mecanismos defensivos primarios sí llevan inmerso, insito el ocultar, que se ve en las personas que son adictas que sufren de drogodependencia son muy primitivos, surge la negación, la evasión, el mentir, muchos lo niegan y dicen yo lo controlo, yo soy capaz, este es uno de los ejemplos porque necesita ocultar realmente la magnitud de su problema, es primitivo porque carece de la capacidad de introspección y de reflexión que va dando la experiencia, decir no yo no fui, y llevándolo a la expresión más cotidiana, sería “fresco”, “inmadurez, personalidad “inmadura”, que la tienen per se los niños, porque no tienen experiencia vital, son dependientes de otros adultos, su personalidad va cambiando, ese es el ideal, que se pueden ver personalidades inmaduras en un individuo de 30 o 40 años, que hay una desfase, cuando el niño aprende a que con la mentira él se va a salvar de muchas cosas va a mentir, pero sabe que la mentira es mala, no tiene que ver con la edad; las evaluaciones a veces por muchas circunstancias no pueden darse inmediatamente, sin embargo no ven eso como una limitante porque en psiquiatría las enfermedades mentales tienen un curso una evolución que el especialista las conoce, que lo único que pudiera decir es que de repente cuando se tiene una situación de muchísima demanda psíquica o stress es una información que no es tan procesada, no tiene tiempo para reflexionar, el individuo suelta esas cosas sin pasar por ese filtro, que la persona va a decir cosas diferentes a cuando lo hace con su hemisferio; que en el evaluado con los mecanismos de defensa sí encontró el procesamiento, había lo que se llama “verbatum coherente”, hilación, sentir que no estaba presionado, no salió con esa emocionalidad, abruptamente sino que estaba calmado, pausado.


3-. El ciudadano ARAQUE BOHÓRQUEZ JOSÉ ALEXANDER, funcionario adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, ratifica en su contenido y firma las Inspecciones Nº 4293 y 4294 de fecha 11-09-2004, insertas a los folios 283 y 284 de las actuaciones, expone que se trata de inspecciones técnicas practicadas en un inmueble ubicado en el Sector La Chucurí, se encontraba de servicio, era sábado cuando recibieron una llamada telefónica del 171 donde les informan de un homicidio, se trasladaron al sitio, el lugar estaba resguardado por una comisión de la DIRSOP, la única persona ajena a los funcionarios era un familiar de la víctima, el herido, en las primeras habitaciones encontraron un cadáver de sexo femenino en posición como si fuera a levantarse y en un anexo también un cadáver de una mujer con impactos de bala, en la entrevista que sostuvieron con el familiar de las víctimas, les dijo que él iba saliendo como a las 06:30 de la mañana de ese inmueble, que se trataba de tres personas encapuchadas, le preguntaron por la plata, lo empujaron y le dieron un tiro, que uno se quedó con él, los otros entraron, escuchó unos disparos, los tipos salieron y se fueron, a él le corresponde hacer el acta de investigación penal y el acta de inspección técnica, fue a la casa e hizo la inspección, una vez se hace la inspección levantan los cadáveres y los trasladan a la Morgue del Hospital Central, se trata de la hija y de la esposa del entrevistado, practicó las diligencias investigativas, luego de realizadas las actuaciones preliminares se manejaba el móvil del robo, donde resulta una persona herida y dos personas muertas y se llevaban un millón setecientos mil bolívares, según la versión de la persona herida, luego vienen las declaraciones de la persona herida en el sitio, lo entrevista en el Hospital, le indicó que una vez dado de alta porque su herida no era grave debía presentarse al despacho a ratificar su declaración, que hasta ese momento se manejaba la investigación como un robo, en el transcurso del día se presenta el ciudadano que resultó herido quien narra que cuando iba saliendo de la casa dice que eran tres personas dos encapuchadas y una que reconoce como Georgi, declaración distinta a la dada al principio a los funcionarios y al padre de la víctima, a raíz de eso se forma otra hipótesis que ya no sería la del robo, desde el momento en que partícipa a su suegro lo sucedido, luego de esa declaración que él da se presenta al despacho otra persona vecina del sector, espontáneamente, dice que había escuchado por las noticias lo que había pasado, que se había puesto a atar cabos, va al despacho y narra que esta persona que es esposo de una de las occisas le había comentado un tiempo antes que le ofrecía trescientos mil bolívares (Bs. 300.000) si mataba a su suegra que es importante que no fue un robo, sino que fue el esposo de la muchacha quien las mandó a matar, en la segunda declaración la persona que resultó herida señaló que había visto a uno de los que habían matado a su esposa y a su suegra y lo reconoció como Georgi y está la versión del testigo que lo había buscado a él ofreciéndole plata para matar a la suegra, se trasladó nuevamente a la residencia para volver a citar al herido para ver qué más decía, se encontraba el familiar de las víctimas y le dijo que él ya no vivía allí, que vivía en el 23 de Enero, fueron hasta allá y le dieron la boleta de citación, se presentó al otro día, le dijeron las hipótesis que se estaban manejando, que si él era el único hombre que estaba en la casa por qué le dieron un simple disparo en un tobillo, que debió resultar más gravemente herido y no dispararle a dos mujeres que estaban dormidas, se comienza a manifestar melancólico y lloroso que tenía problemas con la suegra, que lo ponía contra la esposa, que la esposa estaba embarazada y presumía que el niño que iba a tener su esposa no era de él, que ciertamente él había contratado a esta persona para que cometiera el homicidio y lo hiciera aparentar como que fuera un robo, debido a eso no le tomó entrevista, porque ya estaba en calidad de investigado, le avisó al Fiscal y éste le dijo que se iba a presentar en el despacho, hace acto de presencia el Fiscal se entrevista con él, y llama al ciudadano Juez para solicitarle medida privativa de la libertad quedando a órdenes de la Fiscalía, se le pregunta de dónde conocía al tal Georgi, dónde lo había ubicado y le contestó que él no lo conocía que fue a través de un tal Harold que era familiar de él a quien había conocido cuando trabajaba en un supermercado, que él conocía que se dedicaba al sicariato, posteriormente él se dirige a la casa de Harold y habla con Georgi, se pusieron de acuerdo cuando saliera del lugar de trabajo encontrarse con Georgi para planear cómo era que iba a ocurrir el presunto robo, estando ahí, se presenta una persona vecina que declara que llegó subió a su casa y se bajó, vio que iba a sacar agua, subió por ese camino que desde el hotel Valle Hondo da directamente a la parte de atrás de la casa, que cuando bajaba con el tobo se encontró a esas personas conversando entre las que estaba el esposo de la embarazada; supo que era él porque lo descifró por la poca luz que había, conversaban pero no sabía qué, que era como misteriosa la conversación, él se quedó escondido, terminaron de hablar y se fueron y él también, después subió su vecino que era el esposo de la occisa, que luego es que relaciona lo ocurrido con el homicidio, para la época tenía seis años trabajando en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en la Brigada de Homicidios; sí se le ha asignado varios homicidios; en gran parte cuando se maneja toda la información se aclaran todos; que eso surgió con la investigación, no tenía ningún interés para tratarlo como algo particular; que de no haberse dado todos esos elementos aún se estuviese investigando; su conclusión en cuanto al móvil es que el primer móvil es lo que obtiene de las entrevistas y lo que surge al visitar el sitio del suceso, porque llegaron al sitio, encontraron dos personas muertas y una herida y se llevan una plata, esa es la hipótesis del robo, pero ahí se empieza a manejar la otra hipótesis diferente al robo y se maneja como un homicidio ya planificado, el lugar no es un sitio óptimo, lujoso, es un sitio humilde, no es una urbanización, ni conjunto cerrado, es un barrio humilde, existe una casa de bloque y la parte de atrás es de bahareque, no es como para cometer un robo por un monto alto, esa vivienda sí estaba dividida, estaba la casa principal donde estaba el cadáver de la esposa del señor que entrevistaron y la otra parte donde estaba el otro cadáver, después viene un patio a la intemperie cercado, viene el acceso de bahareque, una puerta luego otra puerta que da a una zona verde, la puerta era metálica bien estructurada sin violencia y bien ubicada, ninguna de las puertas presentaba signos de violencia, observó discrepancia en las declaraciones, la primera versión que tiene de lo sucedido es del familiar que entrevistó cuando llegó al lugar, es la versión que le da el esposo de la embarazada, que llegaron tres encapuchados a robar, le dan un tiro en la pierna y un empujón y roban, posteriormente en el hospital el herido le da la misma versión que le dio al suegro, en la tarde ya cambia esa versión y dice que llegaron tres sujetos a la residencia dos encapuchados y uno con el rostro descubierto que lo identifica como un tal Georgi, es la que plasmó al llegar, en la entrevista da otra versión, el herido la firmó no lo obligaron y se presenta otra persona que llegó a declarar se presentó al despacho de forma espontánea al haber oído la noticia, contrasta las dos cosas la noticia y el pedimento que el esposo de la embarazada le había hecho, esa persona quedó identificada como Javier Novoa que es un vecino, en la entrevista previa donde Humberto comenta que llegó a ese tal Georgi a través de un amigo de él que trabajaba en el supermercado de nombre Harold que es hermano de Georgi, se trasladaron al supermercado a buscar a Harold, quien dice que tiene conocimiento que el esposo de la más joven estaba buscando a alguien para darle muerte a su esposa y a su suegra lo cual quedó plasmado en las actas, fue al despacho a declarar como testigo, firmó las actas no lo obligaron, Georgi se presentó en el despacho porque a raíz de esto practicaron un allanamiento a la casa de él para buscar evidencias relacionadas con lo sucedido, las cuales fueron recolectadas, se dijo que se requería de la presencia de él, se presentó al despacho en compañía de un abogado, fue una entrevista para saber qué hizo ese día y dónde estuvo, recuerda que le dijo que esa noche posterior al día que estaba amaneciendo, esa madrugada en la noche él llegó a casa de un tío y allí estuvo hasta el otro día, llegaron a la dirección del tío para identificarlo y citarlo al despacho en torno a la coartada que supuestamente él estuvo en esa casa hasta que amaneció, dice que su sobrino Georgi llegó a su casa como de 10:00 a 10:30 de la noche porque había una fiesta de cumpleaños de un familiar y allí estuvo como hasta la 1:30 a 2:00 de la mañana y se fue, o sea que no durmió ahí, desconoce para dónde se fue, no recuerda el nombre del tío, y ellos vieron que con la versión que dio el tío a esa hora no estaba en la casa, ya amanecido el día a eso de las 10:30 de la mañana regresa a su casa otra vez, el tío refleja en su declaración que en el momento que llega, de 10:30 p.m., a 02:00 a.m., no le observa dinero, pero que al llegar nuevamente en la mañana ya le observa dinero en billetes de diez y cincuenta mil bolívares, no le comentó la procedencia del dinero, no le tomó mucha importancia, no surgió versión contraria de que ciertamente hubiera estado allí, esa versión quedó plasmada en las entrevistas, la firmó y no lo obligaron a decir eso, en el lugar del hecho entraron por el frente, la primera habitación que se consigue es la de la casa principal que ocupaba en ese momento la que venía siendo la suegra de la persona que resultó lesionada, el primer espacio físico la sala, un pasillo que lleva a la habitación del inmueble, no observó desorden, lo normal ropa que dejan en un lugar y en otro, no vio desorden en las gavetas, en lugares donde se cometen robos se encuentra todo desordenado, las gavetas afuera, los escaparates desordenados, todo fuera de lugar, que la habitación donde estaba la señora mayor no tenía signos de violencia ni desorden, que no había cosas que se desordenaron no había algo que llamara la atención, en cuanto a la de la esposa no había desorden, en la segunda habitación estaba el cadáver de la persona embarazada, era un anexo, había una especie de corredor, un espacio reducido, tenía la habitación principal, el área de la cocina y el baño, a la derecha se encuentra la habitación donde fue encontrado el cadáver, esta persona no tuvo oportunidad, se encontraba acostada en posición normal y supuestamente es en esa habitación donde supuestamente se llevaron el dinero, el millón setecientos mil bolívares que se encontraba en unos libros, al suegro de la persona que sobrevivió al hecho se le busca para determinar si se llevaron algo, cuando se llega al sitio y tratándose de un robo van a ver si se encuentran cosas desordenadas, observaron fueron unos libros, no eran gran cantidad eran pocos libros, entrando a la habitación al fondo, del lado izquierdo se encontraba la cama, una mesa telefonera, esos libros se encontraban ubicados sobre un mueble que no recuerda si era un estante, ese estante no se había movido, no interrumpía el paso, se observa que la versión que da sobre por dónde ingresaron las personas, desde el inicio, fue que por la parte posterior, es la vía más accesible si se va a cometer un delito en esa residencia, porque por el frente están las demás residencias, por atrás monte y camino solamente, la persona herida dice que se encontraba saliendo, lo empujan y le preguntan por una plata y al momento que está en el piso le efectúan el disparo, no encontraron ningún tipo de rastro de sangre, lo que no los llevó a dudar de su versión, ya que cuando alguien recibe un disparo en la pierna y tiene medias y zapatos, estos la absorben, en la puerta posterior para salir a la parte del camino es donde él recibió el disparo, la distancia de él a donde estaba el cadáver de la que para entonces era su esposa es de tres o cuatro metros, más distante estaba el cadáver de la suegra, como a diez o quince metros, si se efectúa un primer disparo el del herido, la primera en escucharlo sería la esposa que está ahí mismo, no hay signos ni evidencias con respecto al cadáver de la esposa del herido que haya intentado levantarse, él dice que se había despedido de ella por lo tanto esa persona no debía estar totalmente dormida, por lo tanto el primer disparo que ocurrió no fue el de él, sino que la persona entra y le da un primer disparo a la persona que está completamente dormida, ni cuenta se dio que recibió un tiro, se puede ver en la foto cómo fue hallado el cadáver, la otra persona sí estaba casi levantándose, así reacciona la persona cuando escucha un disparo, en ese transcurso de tiempo da oportunidad que esa persona se traslade hasta allá, la encuentra levantándose, a esta persona se le encuentran cuatro tiros, ahí están los seis tiros y se concluye que ahí están los seis tiros, 4, 1 y el del que resultó herido, es decir, el disparo de la embarazada y los cuatro de la suegra, cuando la persona que menciona como Javier llega al despacho, primero conversan con él para saber si está en sus cabales, si está diciendo la verdad, le hacen una entrevista previa antes de tomarle la declaración escrita para estar más seguros si es valedera su información, se observa que era una persona normal, común y corriente, vestida normal, de barrio pero normal, no les llevó duda de pensar que no viviese allá, al llegar dice que la persona que resulta herida llega a hablar con él, nunca hubo enemistad y le ofreció trescientos mil bolívares para matar a la suegra, era una amistad de relaciones de barrio, se le preguntó cómo ocurrió, si hubo testigos, y dijo que no que estaba solo, que en otra oportunidad le volvió a preguntar si lo había pensado, si lo iba a hacer y el le dijo que no que si era que estaba enmarihuanado, que él no hacía eso, el hermano de Georgi dijo que el que resultó lesionado hace tiempo estaba buscando a alguien que le hiciera ese tipo de trabajo, que matara a la suegra, y el ciudadano llamado Javier le manifiesta que ciertamente un mes atrás su vecino le propone un robo para justificar la muerte de la suegra, le dijo que no que esa no era su forma de ser, le pareció una persona sincera en lo que decía, es factible que durante una investigación se entreviste a una persona en varias oportunidades, es factible la ampliación de la declaración, durante la investigación a la persona él entrevistó primero en el sitio y declaró en varias oportunidades, tiene dos declaraciones, primero cuando fue a declarar en torno a lo que ocurrió en su residencia y posteriormente cuando su vecino Javier le dijo que el yerno le había ofrecido dinero para matar a la suegra, por eso el yerno hasta ese momento era víctima, luego es que resulta comprometido no hay ningún indicio de que Javier haya inventado lo que declaró, firmó esa declaración, no lo obligaron a firmarla, no cree que el señor esposo de la señora mayor y padre de la joven haya inventado eso por problemas con el yerno, fue algo que surgió durante la investigación que permitió esclarecer el caso, en cuanto a la inspección la primera inspección es la de la señora mayor en la morgue y presenta varias heridas producidas por el paso de proyectiles que fueron disparados a distancia de unos dos metros, que los disparos le atraviesan los brazos, supone por la forma de presentarse que eran heridas de defensa, intentó levantarse, los disparos la atraviesan tenía tres disparos en los brazos y otro que le entra por la región auricular del lado izquierdo, esa persona pudo alcanzar ver el rostro de la persona que le disparó, en total presentó cuatro impactos de bala, la joven embarazada recibió un solo disparo con una trayectoria de izquierda a derecha en la región parietal, no alcanzó a ver lo que ocurrió porque se ve que estaba dormida, no presentó muestras de que intentó levantarse, quedó tendida acostada en la cama, los disparos del primer cadáver fueron a distancia porque no tenía rastros de pólvora en la ropa, una distancia de dos metros más o menos, el disparo producido por próximo contacto no produce tatuajes produce bordes limpios, en el segundo cadáver no observó heridas que implicaran mecanismos de defensa, si es como el dice que él iba saliendo, se despidió de su señora, ésta le dijo que se cuidara y apagara la luz, estaba somnolienta, si una persona está entre dormida y despierta si hubiese ocurrido un primer disparo se supone que hubiese sido hallada en otra posición, como ocurrió con la otra persona, en la entrevista previa realizada manifestó que habían llegado a practicar el robo tres personas, que iban dos encapuchados y Georgi con la cara descubierta, no encontraron evidencias, posteriormente en esa residencia fueron ubicados dos pasamontañas que también las utilizan las personas para entrar a un sitio frío, por ejemplo para entrar a un cuarto frío en una carnicería y se determinó que el dueño era el que resultó víctima herida que trabajaba en el área de carnicería de un supermercado, fue un familiar de ellos el que lo encontró, fue encontrado en el lugar donde se encontró la persona embarazada, la inspección la practicó en compañía de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, el Inspector Jefe, Luis Acevedo, el Comisario Humberto García, considera que resultaron como partícipes materiales Georgi y las otras dos personas, sobre eso hubo llamadas manifestando que un tal “puya” y un tal “milindro”, que también junto con Georgi habían participado en el homicidio y se practicó el allanamiento en la casa del tal “puya” pero manifiestan que al enterarse se había ido, también de un tal “manzano”; hay una persona que declara que llegó del trabajo y llegó a buscar agua, por el Hotel Valle Hondo hay un camino que da con la parte alta del barrio, subió y cuando bajó vio a dos personas conversando entre esas el esposo de la víctima embarazada, pero a la otra persona no logró identificarla por la oscuridad, sabe que uno era el esposo de la víctima embarazada pero el otro no, y al día siguiente se enteró de la noticia de lo que había ocurrido y relacionó, después de estas hipótesis de la relación con el tal Georgi de lo que había ocurrido fue que se culminó la investigación.

Al interrogatorio responde que es detective y para ese entonces tenía dos años trabajando en la Brigada de Homicidios y venía de trabajar en la Brigada de Delitos contra las Personas; los funcionarios que practicaron las diligencias de investigación fueron los Inspectores Virgilio Molina, Walter Nieto, Luis Acevedo, Alexander Flores, el Jefe de la Brigada es el Comisario Antonio Gómez; dentro de esa Brigada hay aproximadamente siete u ocho funcionarios; leyó las actuaciones para tener conocimiento de lo que sucedió y en cuanto al área investigativa sí recuerda su función en este caso particular, fue el investigador; recurrió al expediente en cuanto a la técnica, se acuerda lo que hizo y el único interés que tiene es que se haga justicia; Javier Novoa era de barrio no por las características de su vestimenta o fisonomía sino porque cuando le preguntó dónde vive le dijo vivo en tal barrio, que lo dice porque es una persona humilde; cuando el herido fue a declarar lo hizo por una boleta de citación que le fue entregada al saber que su estado de salud no era grave, entonces él le dijo que a la hora que saliera del Hospital se presentara al Despacho que él lo atendía porque estaba de guardia para tomarle la versión escrita; no recuerda si el día que fue a la delegación fue en compañía de alguien o solo, que no lo identificaría entre dos personas porque han pasado dos años; recuerda las preguntas que le hizo porque por lo general es la costumbre buscar en el expediente las actas de investigación policial y estar preparado; el inmueble donde realizó la inspección técnica, donde ocurrieron los hechos tiene casas a los lados y saliendo por la parte posterior que comunica el camino hay una cerca de alambre que las separaba, las casas estaban pegadas, que en la parte posterior de la casa donde ocurrió el hecho es la casa del vecino, las separa en su parte posterior una cerca de alambre; todo se inicia al recibir la llamada del 171, luego de esa llamada se dirige al sitio donde ocurrió el hecho, salieron dos personas, el detective Héctor Gámez y él, al llegar los atiende el Jefe de la Comisión de la DIRSOP, y en ese momento estando ahí se encuentra el esposo de la señora que se encontraba entrando al inmueble; la versión que le da es que él se encontraba de guardia en el Hospital Central, prácticamente terminando su horario de trabajo cuando recibe una llamada de su yerno cerca de las 07:00 de la mañana, que esa noche pernoctó allí otra persona que por los comentarios del papá era su otra hija que tiene retardo mental, cuando llegaron no la vieron no sabe si estaba en otro inmueble cerca, que aparte de ella estaban las dos víctimas y la persona que resultó lesionada; no llegó a precisar si la muchacha con problemas mentales se quedó esa noche con la señora que estaba en el primer inmueble o en el anexo, no indagó sobre dónde durmió esa joven con retardo mental, que fue una falla de no haber tratado de deducir qué supo ella de lo que había ocurrido, no había nadie más en el inmueble; observó los libros movidos; las habitaciones no estaban conformadas por paredes sino por cortinas, al final de ese pasillo se encuentra el umbral para entrar, al fondo se encontraba un estante, un mueble donde estaban esos libros, a los pies de la cama una telefonera y un teléfono, había prendas de vestir como en la primera parte de la casa, había ropa; no estaba revolcada como el que trata de ubicar algo, no era obvio que habían buscado algo ahí; para el momento en que llegó a la residencia estaba el esposo de una de las víctimas de nombre ARTURO; en cuanto a que se hallaron pasamontañas en la habitación de la señora embarazada lo refiere porque se le dijo, pero eso fue hallado y trasladado al despacho días posteriores al hecho, no puede asegurar sobre la forma en que se produjo esa evidencia, eso lo llevó un familiar que no es ARTURO no sabe si es sobrino o primo de ellos, no lo recuerda; él fue el director de la investigación, hay constancia de la entrega de los pasamontañas, la declaración, la planilla de remisión; el allanamiento en casa de Georgi ocurrió cuatro o cinco días después de que se presenta; si se entra por la parte de atrás de la casa donde ocurrieron los hechos la primera habitación que se encuentra es donde estaba la embarazada, es el anexo, que al seguir al otro traspasa la puerta y da a un patio a la intemperie donde había un lavadero; las puertas estaban todas abiertas, no se enfoca en buscar violencia en la cerradura porque las puertas estaban abiertas y se vio que no estaban violentadas; la entrevista con el tío de Georgi Félix está por escrito, no recuerda el nombre del tío; no participó en la citación del tío de Georgi; no sabe la dirección de la casa del tío, es relativamente cerca de donde sucedió el hecho, el mismo sector, un barrio con otro; el herido, se contradice en las versiones que da sobre los hechos la que le da al suegro, la que da en la sala de emergencias del hospital y luego la que da en la sede policial donde cambia totalmente la versión porque ya dice que uno no estaba encapuchado y es donde menciona a un tal Georgi; la declaración del ciudadano Novoa fue espontánea; a Georgi llegan porque en la entrevista previa porque cuando lo citan al despacho manifiesta que a Gorgi lo conoce a través de unos amigos del supermercado, se llega hasta ahí y resulta que el también tiene conocimiento que el esposo de la embarazada buscaba a alguien para dar muerte a su esposa, lo dice Harold y lo dice en sus declaraciones; Georgi se presenta al despacho a raíz de que se practica un allanamiento en la casa de él, y se le dejó dicho con las personas que se encontraban allí que se presentara en el despacho, se presentó en compañía de un abogado, sostuvieron una entrevista no formal, recuerda que le dijo que ciertamente esa noche anterior al día que amaneció, esa noche estuvo en casa de un tío y ahí permaneció hasta el otro día; entrevistaron al tío, buscaron al tío, llegaron a la dirección para verificar la coartada, en el despacho el tío dice que ciertamente su sobrino el viernes en la noche llegó de diez a diez y media a su casa, allí hubo una fiesta, un cumpleaños de un familiar, una nieta, no recuerda, que ese día estuvo ahí y duró como hasta las dos y media de la mañana, para él según la versión del tío no estaba entre seis y siete de la mañana, que al otro día llega a su casa, tomado, tenía dinero como cien y pico en billetes de diez mil y cincuenta mil no le preguntó ni le comentó sobre la procedencia de ese dinero, no observó versión que contradijera lo dicho por el tío; el suegro quien llegó a la casa observó todo en su lugar no vio nada anormal distinto a las víctimas muertas; por la parte posterior de la vivienda es fácil el acceso, hay un camino que conduce a la troncal 5, más accesible; de habérsele efectuado el primer disparo a él la primera que lo hubiese escuchado era su esposa y hubiera reaccionado porque él según declara se despidió de ella, y a él supuestamente lo hirieron, recibió el disparo en la parte de atrás de la casa, a escasos tres metros del cadáver de su esposa, más distante la suegra; por la experiencia policial que posee en la brigada contra homicidios presume que fue un solo revólver de seis disparos, uno a la esposa, cuatro a la suegra y el de él, presume que fue un solo revolver; en el sitio no se encontraron conchas, ni evidencias físicas; al tal “milindro” no hubo forma de identificarlo, la residencia del tal “puya” si la allanaron; el inmueble donde sucedió el hecho es prácticamente de las últimas casas, por la parte de atrás de la casa entre un terreno y otro hay cercas, hay una cerca de alambre; en la segunda entrevista Humberto dijo que primero trabajó en el supermercado Cosmos y luego en el Garzón, que de allá es de donde conoce a Harold el hermano de Georgi; cuando fue a la sede no se le notaba un estado de shock, ni por la suegra ni por la esposa que estaba embarazada, no le notó sentimiento, cuando queda como confeso dice que desde hace dos años para acá en su núcleo familiar tenía muchos problemas con la suegra, discusiones, amenazas, que una vez él tomó un cuchillo y quiso hacer algo en contra de la suegra pero intervino su concubina y la cosa no llegó a mayores, que ella se la pasaba impulsando a la esposa a que lo dejara, que ya estaba obstinado, que el niño que ella esperaba no era de él, que lo que había hecho era porque lo tenían obstinado.


4-. El ciudadano GÁMEZ CARRERO HÉCTOR, funcionario adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, ratifica en su contenido y firma las actas de inspección Nros. 4293 y 4294 insertas a los folios 283 y 284 de las actuaciones, declara que realizó dos inspecciones oculares el 11 de septiembre de 2004, la primera en la calle principal del Barrio La Pedregosa casa N° 15 y la otra inspección a dos cadáveres adultos del sexo femenino en la sala de autopsias de la morgue del Hospital Central.

Al interrogatorio responde que la inspección ocular practicada en La Chucurí, fue en un inmueble de un solo nivel, este tenía puerta de metal con sistema de cierre tipo chapa en funcionamiento, techo de acerolit, paredes frisadas sin pintar, la fachada era de color rosado, techo de acerolit, piso de cemento rústico, una sala de recibo, área comedor, la cocina, al frente un ambiente utilizado como dormitorio, tenía unas cortinas de tela que fungen como pared; en la habitación ubicada al frente del comedor, una cama tipo litera de metal, se observa en el primer nivel el cadáver de una persona de cubito sentado, los pies parcialmente fuera de la cama a la altura de las cholas, teniendo como vestimenta una bata dormilona, esta ciudadana es de piel blanca arrugada pelo canoso, identificada como Alba Marina Rosales, con heridas por arma de fuego; en otra de las habitaciones sobre una cama tamaño matrimonial al margen izquierdo con su respectivo colchón y funda se ve acostado sobre la cama el cadáver de una persona adulta del sexo femenino en estado de gravidez en decúbito dorsal, acostada, es decir, con la parte posterior de la cabeza apoyada en una cabecera de goma espuma, con su respectiva funda y los brazos estirados a los lados, ambas piernas estiradas a lo largo, parcialmente protegida por un mosquitero, con una mancha de color pardo rojizo en la parte izquierda del rostro, su vestimenta era una bata de dormir de color azul, quedó identificada como Suárez Rosales Maryuri, de 21 años de edad; la vivienda donde realizó la inspección tiene un terreno esta casa en la parte posterior, piso de formación natural, cercas de alambre, hay matas de plátano, fácil de escalar por una persona; saliendo por la parte posterior hallamos otra puerta de metal de igual estructura con cerradura en funcionamiento que comunica a ese patio trasero que tiene al lado izquierdo área de lavadero y baño y en los alrededores alambre de púas y horcones de madera; los cadáveres fueron trasladados a la morgue del hospital central donde procedieron a la inspección de los mismos; la segunda inspección fue la efectuada en la sala de autopsias del Hospital Central al cadáver de las dos personas adultas del sexo femenino, la primera Alba Marina Rosales García, tenía varios impactos de bala y la ciudadana Maryuri Suárez sólo presentaba una herida de forma circular con coloración oscura a su alrededor en la región temporal izquierda, otra herida de forma y bordes irregulares en la región temporal derecha, este cadáver para el momento de la inspección se encontraba en estado de gravidez, posteriormente que se le practica la cesárea; el inmueble tenía puerta principal por la calle principal y otra salida por la parte posterior que va a comunicar con la troncal 5, entre esas dos áreas, por los laterales se podía ingresar; en el área del ambiente del patio hay una pared que no posee techo, se podría ingresar por escalamiento no es de fácil acceso; no se observó ninguna huella o rastro; la comisión ingresa por la puerta principal; realizó una inspección técnica, no está dentro de sus funciones realizar entrevistas; la primera víctima fue localizada en posición sentada, con la cabeza apoyada en la cabecera, los pies fuera de la cama, parcialmente arropado, estaba inclinada, hay una fotografía que muestra la posición, cabeza completamente apoyada en la cama a la altura de la cabecera, no presentó signos de tatuaje, la que presentó tatuaje fue la joven, el de la señora, varios impactos: la primera herida en la región palmar mano izquierda, la segunda herida en la región dorsal mano izquierda, la tercera en la región auricular lado izquierdo, región supramamaria, región inframamaria, anterior o palmar de la mano izquierda, región infraescapular derecha, cuando se refiere a esas heridas se refiere a las entradas y salidas, ya que el patólogo debe indicar cuáles son las de entrada y cuáles son las de salida; el primer cadáver no tiene tatuaje el victimario pudo estar a una distancia a distancia por la forma de la herida porque no dejaba el tatuaje que deja la deflagración de la pólvora, dependiendo de la munición que se utilice; en cuanto a signos de desorden, lo normal de los habitantes que ocupan el espacio, no sabría decir si era desorden de la casa o registro del victimario, ubicación inapropiada, era un sitio normal; por su experiencia no es normal para el delito de robo porque en delito de robo hay desorden, esas rejas tenían sistema de cerradura y pasador tipo candado, las mismas para el momento de la inspección se encontraban abiertas no presentaban fractura; el cadáver de la joven embarazada estaba en posición acostada, parcialmente cubierto por un mosquitero, estaba acostada en toda su extensión a la orilla izquierda de la cama, estaba acostada, todo su cuerpo sobre la cama, estaba parcialmente cubierta a la altura de las piernas y el mosquitero cubriéndolas, la misma presentó una herida con un tatuaje en la región temporal izquierda, es un disparo de contacto con la piel y herida en la región temporal derecha con exposición de la masa encefálica, en cuanto a la distancia para que deje ese tipo de deflagración no excede de cinco a diez centímetros separada de la piel nunca estuvo mayor de cinco o diez centímetros, no observó posición ni heridas que impliquen posibilidad de defensa; en la segunda habitación había una mesa contentiva de libros y cuadernos varios, signos de desorden la ropa o vestimenta por lo reducido del espacio del ambiente, los libros estaban desordenados, la mesa, la cama y el multimueble; ubicados a una distancia aproximada que existe entre el primer cadáver y el segundo, siete metros aproximadamente; de los cadáveres se encontraba más adyacente a la puerta trasera el cadáver de la persona más joven, separaba un cortinero de tela y una pared de cartón piedra; entre la sala y el cortinero metro y medio dos metros; no observó manchas de aspecto hemático en otras áreas, no consiguió conchas de balas; trabajaba en ese tiempo en el área de técnica policial en la parte de inspecciones, ocurre al sitio lo observa levanta el acta y se retira de la investigación; tiene diez años trabajando en esa área; al momento de la inspección todas las puertas estaban abiertas, se utilizó un arma de fuego, puede ser revolver o pistola; no consiguió conchas puede ser revolver; él reflejó lo que es entrada y salida para él todo esos son disparos; él refleja las heridas, quien determina entrada y salida es el patólogo; eran varias heridas las que observó y no podría determinar si eran de entrada o salida eso lo determina el patólogo; había un desorden normal zapatos por un lado, más no del tipo de registro de un robo, se observaron fue signos de desorden usual como habitual de los habitantes del inmueble, que había el desorden común de los habitantes, estaban los libros desordenados y estaban al lado izquierdo de la cama, al entrar al fondo; específicamente el inmueble sí está rodeado por otras casas, la casa por los costados no hacen contacto las mismas paredes hay separación, los colindantes son los inmuebles no paredes; se limitó a realizar esas dos inspecciones, esa inspección la realizó aproximadamente a las 8:30 a.m., los hechos habían sucedido como una hora u hora y media o dos horas antes de llegar al sitio; cuando llegaron se encontraba la policía del estado resguardando el sitio, estaba un familiar, el esposo de la señora mayor y papá de la muchacha, el investigador anterior y él.


5-. El ciudadano CUAUHTEMOC ABUNDIO GUERRA, médico patólogo forense, ratifica en su contenido y firma los Protocolos de Autopsia Nº 9700-164-4868 y Nº 9700-164-4869, insertos a los folios 401 y 402, declara que realizó la autopsia a los cadáveres de las dos personas adultas de sexo femenino allí descritas, el primer cadáver es de una persona joven de 21 años de edad que llegó en el año 2004 con un disparo por arma de fuego en la región fronto parietal izquierda, con tatuaje y quemaduras alrededor del mismo, es decir, un disparo casi a boca de jarro, a muy poca distancia la señora llegó embarazada con un feto prácticamente normal, de unos 2.500 grs., se llamó a la doctora Gineco-obstetra que actualmente es la Jefe de la Medicatura Forense para que le hiciera una cesárea a ver si se podía salvar al niño, no tenía malformaciones congénitas, de características normales, estaba cianótico, murió por asfixia intrauterina, murió en el útero, la causa de la muerte de la señora fue un shock traumático irreversible, al morirse la señora muere el niño, no hay latidos no hay sangre, el otro cadáver es de una señora de 50 años de edad, que presentaba varias heridas por disparos con arma de fuego producidas como a una distancia no mayor de 60 cm porque no presentaba tatuaje ninguno, unos tenían entrada sin orificio de salida y otros entradas con orificio de salida, murió por un shock hemorrágico con perforación de vísceras, hay un pequeño error en el epicrísis fue un error de trascripción de la secretaria y suyo por haberlo firmado, los orificios de salida no tienen tatuaje, solo los de entrada.

Al interrogatorio responde que el primer cadáver es el de una joven de 21 años, el impacto de bala lo recibió en la región fronto-parietal izquierda, la quemadura es por el contacto directo de la piel con el cañón, el tatuaje son los restos de pólvora que se producen a menos de 60cms; la estrelladura que presenta porque en vez de hacer un orificio redondo lo hace estrellado; el estrellamiento quiere decir que no hay tejidos blandos suficientes por debajo de la piel, era una señora gorda en estado de embarazo debía tener como nueve meses porque el tamaño del bebe era de 45 cms, se llamó a la doctora, le hizo una cesárea pero ya el niño estaba muerto; no hay duda que se trata de herida producidas por arma de fuego porque el proyectil es completo, el problema se presenta cuando son esquirlas, generalmente un proyectil deja sus características al entrar y al salir, en el primer cadáver no tiene dudas, la causa de muerte del feto fue asfixia intrauterina, al morir la madre muere el feto; no hay posibilidad de que el feto haya perdido su vida antes de la muerte de la madre, el feto en el útero no respira, la respiración es a través de la sangre que lleva el oxigeno al no bombear el corazón al morir la madre muere el feto; con respecto al segundo cadáver la causa de la muerte fue shock toráxico con perforación de vísceras, las heridas fueron causadas por arma de fuego, incluso tenía una quemadura, lo que hay es un surco; es difícil para el forense determinar la posición del brazo al momento del disparo; la diferencia que observa del primero con relación al segundo cadáver fue que el disparo del primero fue hecho cerquitica y el segundo fue más lejos, más de un metro, las heridas hablan por sí solas; el primer cadáver presenta una herida y el segundo varias heridas, en cuanto al segundo protocolo de autopsia, el segundo cadáver el de la señora de aproximadamente cincuenta años, muere por shock hemorrágico, perforación de víceras torácicas, el brazo presentaba un surco de quemadura; cuando refiere la horquilla de esternón es que el disparo fue de arriba hacia abajo de delante para atrás de derecha a izquierda, hemotórax acumulación de sangre en el espacio pleural; cuando habla de proyectil abotonado significa que no salió la bala, que quedó abotonada proyectada en la piel sin salir; la del literal c, fue de arriba para abajo de delante atrás de derecha a izquierda perforó vísceras abdominales; tres heridas fueron muy cerca la una de la otra; la del tercio inferior del brazo entró y salió no perforó huesos solo músculo; la quemadura producida en la región anterior media del brazo izquierdo, es producida por disparo con arma de fuego, se trata de una rozadura pasó quemó y no entró; en total fueron cuatro (4) heridas y una quemadura; todas son heridas producidas por arma de fuego de frente, no tenían tatuaje quemadura; la de la joven fue por disparo a boca de jarro, cerquitica, entró y salió.

6-. El ciudadano GERMÁN ALFONSO MANTILLA PINZÓN, carnicero, testigo, declara que Humberto trabajó con él, que un muchacho que trabajó con ellos hizo un comentario de que Humberto tenía problemas con su esposa.

Al interrogatorio responde que lo que él le dijo en el trabajo fue que tenía problemas con su esposa y su suegra y él le respondió que siempre ocurre de problemas con la esposa y la suegra; estaban trabajando con Humberto en ese momento en el Cosmos y salió la charla de hablar acerca de eso; a él si lo citaron a la petejota, sí rindió declaración, recuerda lo que dijo pero no detalladamente, fue un comentario que se hizo; él dijo lo que había escuchado en el momento; Humberto le preguntó si le podía ayudar a conseguir una pistola, si sabía de alguien que tuviera una pistola porque tenía problemas con un tipo de un taxi, parece que había problemas con una hermana o la esposa y quería arreglar ese problema; no se acuerda si los problemas con la esposa eran por infidelidad, en un momento estaban trabajando y hablando y comentaban de las cosas, el único que lo manifestó fue solamente Humberto; en los trabajos siempre salen esos comentarios; sí, Humberto llegó a manifestarles que si tenían conocimiento de algunos malandros o algo para arreglar el problema con el señor del taxi, que le dijeron que no; a él le dijo que tenía un problema con un señor de un taxi; se enteró por la prensa y por un señor que lleva el diario por allá que les dijo que habían metido preso a un pescadero, que había matado a la esposa de él y a la suegra, que al otro día salió por la prensa; ese comentario de los malandros se lo hizo en la misma oportunidad que habló de los problemas, fue en la conversación en ese mismo instante; el tiempo que transcurrió entre esa conversación y la muerte de estas personas, fueron como quince o veinte días; él a los pocos días se divorció; trabajaba en el Cosmos Las Acacias y ahora está trabajando para el Garzón; para el momento de las cosas trabajaba en el Cosmos Las Acacias; no le suena el nombre Harold Pérez Leal; cuando entró Humberto él era uno de los más antiguos en la carnicería, ha trabajado con pollo, pescado y carnes; con Humberto mantuvo una relación de amistad, trabajaron juntos y se crea una amistad por el trabajo; los que escucharon el comentario ahí dentro del trabajo fueron como tres o cuatro, pero los nombres no los recuerda bien, que no sabe si lo recordarán algunos, no está seguro fue de momento, fue un comentario de trabajo todo el mundo está en lo suyo, escucha y sigue; sabe el nombre de Humberto porque trabajó con él; a él le dejaron una citación en el trabajo, lo llamaron de recepción del Cosmos Las Acacias y le dijeron que tenía una citación; quien le tomó la declaración era una mujer, un poco alta, gorda, que en el comentario solamente dijo que tenía un problema con un señor de un taxi; antes de trabajar en el supermercado no conoció a Humberto, lo conoció por razones del trabajo, no conoce a amigos de él; Humberto era pescadero; el comentario durante el trabajo acerca de la esposa por Humberto fue como quince o veinte días antes del hecho; que solamente recuerda que comentó que tenía un problema con su esposa y su suegra; no recuerda el tipo de problemas; que Humberto no le mencionó a alguna persona en particular que le ayudara a resolver el problema con el taxista; que trabajó con él como tres meses, trabajó con él hasta que sucedió lo que pasó; tenían la misma área de trabajo; no frecuentaban los amigos de Humberto el trabajo; no sabía que la esposa de Humberto estaba embarazada, no conocía a la esposa ni a la suegra; otro muchacho con el que ya se conocía Humberto era uno llamado Manuel con el que sí eran amigos se conocían de la calle; no recuerda haber escuchado el nombre de Georgi Félix Pérez Leal, en el trabajo no escuchó ese nombre; vive en Puente Real; no visitó a Humberto en el Barrio La Chucurí; él le comentó que tenía un camioncito que lo había vendido durante el tiempo que estuvieron trabajando; sabía que él tenía una niña; una vez el le dijo que tenía un niño y una niña y Humberto también le dijo que tenía una niña; no sabía que la esposa de Humberto estaba embarazada.

7-. La ciudadana BLANCA ZULAY NIÑO VILLAMIZAR, ratifica en su contenido y firma la experticia de balística N° LCT-9700 3775, inserta al folio 434, experta adscrita al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, declara que mediante comunicación emanada de la Brigada contra Homicidios, en fecha 23-09-04 presentó informe de experticia sobre dos proyectiles extraídos del cadáver de ROSALES GARCÍA ALBA MARINA, se trata de dos proyectiles los cuales formando parte del cuerpo de una bala al ser disparados por un arma de fuego pueden ocasionar la muerte.

Al interrogatorio responde que los dos proyectiles fueron disparados por la misma arma de fuego del tipo revolver calibre .38; tiene doce (12) años de experiencia en el área de balística; la prueba de trazas de disparos consiste en un análisis para determinar presencia de amonio, plomo y pólvora, a través de ella se determina si la persona disparó; las huellas de campos y huellas de estrías son características dejadas por un arma de fuego cuando el proyectil avanza por el ánima del cañón, no se hizo prueba acerca de que si esos proyectiles fueron disparados por un arma de fuego que esté solicitada.


8-. La ciudadana ROSA GUERRERO DE ARELLANO, médico forense, declara una mañana estaba operando en la Clínica San Sebastián, la llama el Dr. Juan de Dios Delgado informándole sobre una paciente que había fallecido para que intentara hacerle una cesárea, por ser su especialidad, que por lo menos lo intentara, ella estaba con el Dr. Carlos Larrazabal que es neonatólogo, Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Central, se dio orden que subieran los equipos de resucitación de recién nacidos, llegaron simultáneamente con la comisión, se le hizo la cesárea pero el niño ya había fallecido, tenía mucho tiempo de haber fallecido, aún y cuando no habían transcurrido ni 15 minutos entre la llamada y la llegada al hospital, ya era imposible salvar la vida del niño, había fallecido.

Al interrogatorio define el aborto como la expulsión del producto de la concepción antes de las veinte semanas a término; la causa de muerte del feto fue la hipoxia, es decir la falta de oxígeno ya que al bebe lo mantiene vivo la oxigenación que la madre le da, al cesar el latido cardíaco no hay oxigenación, la falta del oxígeno fue como consecuencia de la muerte de la madre; le llamó profundamente la atención que era un feto viable, tenía más o menos 36 semanas, término 37 semanas; era un varón, un niño bellísimo a término sin malformaciones; no falleció antes de la madre, hay signos que indican que el niño falleció luego, es decir por la muerte de la madre; el pediatra lo reanimó infructuosamente; el niño no tenía la piel desprendida; era un niño a término; las semanas de gestación le dan al feto la viabilidad, antes de la vigésima semana se habla de aborto; de 37 a 38 ya es viable; se hicieron todos los esfuerzos necesarios, tenían un neonatólogo, estaba también el residente de postgrado, era un sábado en la mañana que no hay tráfico llegaron rápido al hospital; la muerte de la madre fue un homicidio no se acuerda si fue arma blanca o arma de fuego; la diferencia entre un feto y un niño es que es niño después de nacido mientras tanto es feto; no observó signos de violencia en el feto; estaba a término, sobre la semana 37, pesó 2.500; sí se hizo la cesárea, luego de hacerla nunca tuvo contacto con la familia de la víctima.


9-. La experta MEDINA MEDINA ROSA LISBETH, adscrita al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, ratifica en contenido y firma cada uno de los informes de experticia presentados, el N° 9700-134-LCT-3671, inserto al folio 410, el N° 9700-134-LCT 3668, inserto al folio 431, el N° 9700-134-LCT-3703, inserto al folio 432 y el N° 9700-134-LCT 3772, inserto al folio 441, explica que se trata de una solicitud hecha por la Brigada contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, la primera: se trata de experticia química, hematológica y física efectuada sobre unas prendas de vestir, una franela manga corta, color marrón, se hace su reconocimiento y se deja constancia de talla, marca y color, presenta adherencias de suciedad por su uso y manchas de aspecto hemático; un pantalón marca guess, presenta dos soluciones de continuidad, estos cortes pueden ser orificios, rasgaduras, en este caso se trata de dos orificios en la Parte posterior y lateral de la pierna izquierda, presenta manchas de color pardo rojizo de aspecto hemático, se deja constancia que corresponde a sustancia hemática perteneciente al grupo sanguíneo “O”, los orificios presentan características de los originados por el paso de un proyectil, la segunda: se trata de una solicitud de experticia química efectuada al ciudadano identificado con el nombre de Humberto Antonio Cáceres Suárez, se le hace un macerado, limpiamiento que se le hace en las partes lateral y palmar, para reactivar iones de nitrato, resultó negativo y se concluye que en las maceraciones obtenidas de la mano derecha e izquierda de este ciudadano identificado como Humberto Antonio Cáceres Suárez no se observó la presencia de ion nitrato; la tercera, se trata de una experticia hematológica practicada al ciudadano Humberto Antonio Cáceres Suárez, en la cual hay ausencia de aglutinógenos A y B, y la positividad en el factor RH, la muestra de sangre colectada corresponde al grupo sanguíneo “O” y al Factor RH+, la cuarta, está referida a una solicitud de experticia química para reactivación de ion nitrato, practicada a Georgi Félix Pérez Leal, se efectuó el macerado el cual dio positivo de presencia de ion nitrato para la superficie de la mano derecha.

Al interrogatorio responde que las prendas de vestir sometidas a experticia y reconocimiento fueron una franela y un pantalón, la franela era mangas cortas con cuello en “v”, color marrón, el pantalón marca guess talla 28 de color negro con cremallera metálica, presentó dos orificios de 0,8 y 0,9 cms de diámetro en la región lateral y posterior de la pierna izquierda, la franela presentó pequeñas manchas de color pardo rojizo, no se dejó constancia qué mecanismo de formación presenta, todas las manchas no se forman de la misma manera, el mecanismo de formación de esas pequeñas manchas, es de fuera hacia adentro y en el anverso, en la cara anversa, adelante; las manchas de sangre en la franela y en el pantalón poseen el mismo origen, son del mismo grupo sanguíneo; en cuanto al chispeado la prenda presentaba diferentes manchas; el orificio del pantalón compromete ambas caras; los orificios en la pierna lateral y posterior de la pierna izquierda compromete ambas partes, se le hizo la muestra a los dos; se tomaron como muestra los dos porque relativamente la zona es muy corta la distancia de donde estaba el uno del otro; no se hizo fijación de la distancia de cada orificio, solo se dejó constancia de la región anatómica; no se estableció la dirección del proyectil; el reactivo de Lunge se utiliza para determinar la presencia de iones de nitrato por el paso de un proyectil que es el que ocasiona el orificio del pantalón y arroja positivo para esta reacción; se produce por la deflagración de la pólvora, al disparar el arma de fuego hace que la combustión de los gases estén presentes; las sustancias que tengan bases nitrogenadas pueden arrojar falsos positivos, siempre depende del tono, el color, la intensidad del color y el tiempo de duración; el método de lunge es un método de orientación no es una prueba de certeza, la de certeza es el análisis de ATD que no se realiza por carecer del instrumental técnico para ello; la técnica de maceración se realiza limpiando la parte dorsal y palmar de la mano repetidas veces para determinar los compuestos o sustancias presentes en la superficie de la piel, se le aplica el reactivo de lunge y si arroja coloración azul intenso es positivo; se detectó la presencia de iones de nitrato; la fecha de la experticia es del 15 de septiembre, puede transcurrir cierto tiempo entre la toma de la muestra y la práctica de la experticia pero no se deja constancia; la prueba de certeza es el análisis de trazas de disparos que se realiza en Caracas, la delegación no cuenta con microscopios; sí existen elementos diferentes a la pólvora que pueden dar un falso positivo, eso depende del tono, del color y la intensidad del color y el tiempo de duración; se deja constancia que da una positividad para la presencia de iones de nitrato por el paso de un proyectil con pólvora; la experticia de certeza no se hizo; una vez que es trasladado se toma la muestra a la persona se coloca la mano en posición de lineamiento de la parte dorsal y palmar de la mano en repetidas veces, para determinar la presencia de ion nitrato, por separado cada mano, se le aplica el reactivo de Lunge, con este reactivo debe dar color azul, positivo; en el caso dio positivo; se detectaron iones de nitrato, se toma en cuenta el color; cuando es trasladado el ciudadano al laboratorio lo toma el que esté de guardia y el funcionario de técnica policial; es una prueba de orientación de igual manera, la de certeza la prueba de análisis de traza de disparos no se hizo por que se realiza en el laboratorio de Caracas, no hay el microscopio ni los pines para tomar muestras, para la prueba de lunge se toma en cuenta el tiempo, la coloración que da, positivo es azul intenso, permite inferir que en esa superficie existen iones de nitrato; si se está haciendo un macerado y arroja un resultado positivo se supone que esa mano tuvo contacto con la pólvora o que estuvo cerca, es posible que después de cuatro días de haber realizado el hecho aún haya rastros, depende si la persona se ha lavado las manos, es posible que se pierdan los iones de nitrato; sí observó en una oportunidad colocar calor sobre la superficie de la mano con un secador de pelo propiciando que se abran los poros, en una oportunidad observó que se estaba tratando de hacer algo diferente pero no lo volvió a ver, eso era con la finalidad de hacer mas efectiva la muestra, como los iones quedan en los poros se hace para tratar de extraer muestras de ion nitrato; su apreciación como experto es que por una simple lavada se pueden desaparecer los iones de nitrato, sin embargo depende de las circunstancias de cada caso, si se lava dos o tres veces las manos; con una sola lavada de las manos se puede perder pero también puede ser que con una sola lavada no se pierda; existe un período de tiempo que puede influir para la muestra y debe ser en el menor tiempo posible, es relativo del tipo de muestra o del procedimiento que se vaya a hacer; en caso de considerar que por el transcurrir del tiempo no hay restos, si llega el pedimento se tramita, pero no ha recibido pedimentos de un mes atrás para hacer experticia; la prueba consistió en una experticia química de macerado al ciudadano Georgi Félix Pérez Leal, una vez que se obtiene la muestra, se lleva al análisis el reactivo de Lunge lo cual va a dar una coloración azul intenso, lo que indica que se observó la presencia de ion nitrato lo que da un resultado positivo; el tiempo mínimo que se le puede realizar a una persona el macerado para determinar si esa persona manipuló un arma de fuego, depende de la manipulación, el tiempo es relativo no lo puede dar con exactitud, tiene que haber una serie de circunstancias; si la accionó con las dos manos debe dar positivo en las dos manos; en esa experticia arrojó resultado positivo en la mano derecha; en su experiencia como experta sabe que los enlatados contienen sales de nitrato, que sí tiene bases nitrogenadas; el medio preservante que contiene el enlatado debe contener esas sales nitrogenadas, que sí hay la posibilidad si se manipula con la lata no con un cuchillo; los falsos positivos puede arrojarlos manipular gasolina; en cuanto a si se puede inferir sobre la posibilidad de un falso positivo en los que han manipulado fertilizantes, responde que se puede dar pero no como un falso positivo; en los productos alimenticios prácticamente es imposible, que se manipule un alimento y se contamine las manos; esos falsos negativos no los toman en cuenta; es difícil más no imposible; ellos como expertos toman lo más próximo que son los fertilizantes con bases nitrogenadas, que en los enlatados es poco; solamente dejan constancia en los informes de lo que para ellos es positivo; si esa superficie ha sido contaminada por equis sustancia química nitrogenada, no dejan constancia, si hubiese falso positivo, hubiese resultado negativo; lo más cotidiana de manipulación que pudiera arrojar un falso positivo, se da en las personas que trabajan con hidrocarburos, los que trabajan en estaciones de gasolina y los que trabajan agronomía, fertilizantes, plaguicidas, cuando se refiere al alimento es descartable porque cuando se llega a contaminar lo más rápido que se hace es lavarse las manos; tiene 12 años de experiencia en el área; las más comunes son los fungicidas, los plaguicidas, químicos específicos: las bases que presentan nitrógeno; el disparo se forma una combustión gases por la deflagración de la pólvora; los buses que son a gasoil producen un humo negro que es el monóxido de carbono, no habrá presencia de iones nitrogenados; no se deja constancia de iones de nitrito porque son muy volátiles y desaparecen.

Esta experta ciudadana MEDINA MEDINA ROSA LISBETH, ratifica igualmente el informe inserto al folio 91, declara que se trata de un reconocimiento legal a una pieza que consiste en un instrumento punzo cortante de los denominados cuchillo de tipo cubierto, con hoja metálica de corte, con el borde inferior aserrado y la marca still, cacha de material sintético color negro.

Al interrogatorio responde que no es todo de metal, tiene hoja metálica de corte de 12 cms de longitud con material sintético de color negro; si, es una parte de plástico; presentaba suciedad por su constante uso y estrías de fricción orientadas en diferentes sentidos; de los de uso para cubierto; en cuanto a las experticias sobre las que ya declaró, sobre la prueba de lunge, responde que el ciudadano Humberto fue trasladado al laboratorio, la muestra se trabaja en el momento; de acuerdo al tiempo que pasa el resultado puede influir; influye es el tiempo de hacer el disparo y la toma de la muestra; cuando el resultado arroja un falso positivo no se deja constancia simplemente se coloca que no se observó bases nitrogenadas; refirió que a veces una persona toma la muestra y otra es la que realiza el análisis; considera que una persona que haya trabajado con fertilizantes y haya dejado de manipularlos seis meses antes de la toma de la muestra no da para bases nitrogenadas; en cuanto a la reactivación del área con calor para hacer más efectiva la prueba, ya mencionó que una vez supo de esa técnica pero en lo personal no la ha aplicado.


10-. El ciudadano ACEVEDO MENDOZA LUIS EDUARDO, funcionario adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas declara que un sábado fueron notificados de un homicidio en el sector La Chucurí cerca del Hotel Valle Hondo, se hizo presente una comisión, el patólogo de guardia, dos personas resultaron víctimas de heridas por arma de fuego, que el esposo de una de las víctimas resultó herido en una pierna se le hizo el diagnóstico médico forense, se hicieron presentes varias comisiones, se observó que no había desorden alguno en las pertenencias que se encontraban dentro de la vivienda, todo estaba normal, posteriormente un ciudadano llamado Javier manifestó que en una oportunidad el esposo de la muchacha le llegó a manifestar que tenía problemas con la esposa, le sugirió agraviar a la persona, se siguió la investigación, al marido de la joven lo llamaron al interrogatorio, en ningún momento dijo que tuvo participación y posteriormente que se le cita y es interrogado, al parecer este ciudadano observó a este joven hablando en horas nocturnas del viernes y el hecho se cometió el sábado y por eso tuvieron esa relación, se ubicó a las personas que hicieron los contactos para ubicar la persona que se iba a encargar de cometer la acción delictiva, se ubicaron ciertas evidencias, se presentó, fueron a citarlo y no estaba, se presentó allí, se informó al Fiscal del Ministerio Público y en vista de la entrevista telefónicamente se solicitó la detención judicial de él y se puso a la orden del fiscal.

Al interrogatorio responde que tiene 19 años en la institución, es sub-comisario, actualmente supervisor de investigaciones en subdelegación de Santa Bárbara de Barinas, para esa época se desempeñaba como adjunto a la Brigada de Homicidios de la Sub Delegación de San Cristóbal, era la segunda persona al mando, en esos casos cuando tienen relevancia, le participan al jefe, todos se avocan a trabajar el caso en conjunto para que tenga solidez, era un caso de relevancia por la forma cómo se cometió el hecho un presunto robo por el que matan a dos personas, la señora estaba en estado de gravidez; la misión de ellos es esclarecer el caso y depende de los indicios y de la investigación que se haga allí; es necesario que se preserve el escenario del crimen; sí estuvo presente en la entrevista a los jóvenes que trabajan en el Cosmos, no recuerda la identidad, pero sí que eran compañeros de la persona que resultó herida en la pierna que estaba buscando una persona para hacer contacto para la comisión del hecho, que la suegra lo tenía obstinado, hablaba con la hija para que estuviera mal con él lo mal ponía; al momento del levantamiento del cadáver no estuvo presente; supo al levantar las actas del caso; sí fue con posterioridad al sitio en varias oportunidades, observó la casa y las áreas de escape; sí realizó visita domiciliaria en la parte baja del Barrio Marco Tulio Rangel, había un portón negro grande donde presuntamente vivía una persona que había tenido participación en el hecho, llamado Georgi Félix, allí se recabaron cartuchos de escopeta, pistola y pasa montaña; ese nombre lo suministraron los jóvenes que trabajaban en el supermercado Cosmos, dijeron que un hermano tenía esa persona que podía realizar ese tipo de trabajo; la persona herida había reconocido a ese muchacho como una de esas personas que estaba allí, luego en el interrogatorio admitió que él había dado un dinero para que cometieran el hecho; los interrogatorios son un proceso que se lleva de acuerdo a la condición del caso, se concatenan las preguntas a la persona sospechosa, de las respuestas se continúa la investigación; la declaración es voluntaria, luego que esta persona manifiesta su participación fue puesta a disposición del Fiscal del Ministerio Público, quien se hizo presente; el esposo de la víctima manifestó delante del fiscal lo mismo que en el interrogatorio, efectivamente, manifestó lo que había acontecido; en ningún momento fue torturado; fueron localizados unos pasamontañas en un allanamiento en la habitación de Georgi; en información suministrada por el hermano, él hizo el contacto por intermedio de unos compañeros de trabajo, lo pusieron en contacto; sí tiene conocimiento que un familiar de Georgi Félix laboró en ese supermercado y su nombre es Harold; tiene 19 años laborando allí; se hizo la visita al lugar de los hechos a sugerencia o a solicitud del Fiscal del Ministerio Público, fueron a entrevistarse con personas que tuvieran conocimiento y a indagar sobre posibles evidencias, realizaron la inspección macroscópica al inmueble, para ingresar a la residencia hablaron con el dueño de la misma, el señor era el suegro del acusado Humberto y les facilitó el acceso; los pasamontañas los encontraron en la visita domiciliaria a la residencia de Georgi Félix; esa visita a casa de Georgi Félix se hizo en presencia de testigos y previa autorización del Tribunal, estaban los familiares del ciudadano, se mostró la orden; la habitación del ciudadano se registró exhaustivamente allí se registro la habitación y se encontraron las evidencias; la habitación de esa persona era ingresando al inmueble hacia la Parte izquierda; el hermano que estaba allí presente manifestó que esa era la habitación, estaba la habitación de los dueños de la casa, su cocina, no recuerda si había otra; la habitación del lado izquierdo es la habitación que le señalaron los residentes de la vivienda que era la habitación de Georgi Félix; encontraron conchas de balas, un pasamontañas negro de tamaño normal; no estuvo en el levantamiento de los cadáveres; el mismo día acudieron allí; hay cierto punto donde el delincuente levanta voltea los colchones, los estantes, y allí estaba todo en completa normalidad, de dónde iban a sacar el dinero; no colectaron evidencias allí cuando hicieron el levantamiento el cual fue hecho por los funcionarios pero no sabe cuáles son; adjunto a la Brigada contra Homicidios, reforzaron a los funcionarios que actuaron al comienzo para tratar de concatenar las evidencias de interés, la primera versión de los hechos la recibe de los funcionarios que Araque y Héctor Gámez, ellos los pusieron al día, tomaron un escenario y acudieron nuevamente, que lo atendió el señor el esposo de la señora, no había nadie más, él les informó que el yerno lo había llamado diciendo que habían cometido un robo allí, que habían matado a la hija y a la señora, eso ocurrió en horas de la mañana al momento de irse el yerno para el trabajo, estaba lesionado en la pierna, estaba en el hospital allí acudió una comisión lo entrevistaron y allí el manifestó que tres personas habían ingresado al momento de irse para su trabajo, le habían pedido un dinero, lo habían lesionado y habían matado a su suegra y a su señora; declaró en horas de la tarde a Enio Sánchez; a él le tomaron una declaración referencial lo que él había suministrado en un primer momento, estaba declarando en ese momento como testigo de los hechos, se retira de la oficina, no hay nada en contra de él, allí ubicaron a un testigo un señor que vivía por allí que manifiesta que el ciudadano le estaba suministrando un dinero para cometer el hecho, esa persona les manifiesta eso, a raíz de eso que él manifiesta lo vuelven a citar, esa persona a la que hace referencia es un vecino de apellido Novoa, él se presentó allí voluntariamente y se le tomó la declaración sobre el ofrecimiento que le había hecho.

11-. El ciudadano SÁNCHEZ MORA ENIO JESÚS, funcionario adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, ratifica el acta de visita domiciliaria inserta al folio 365 de las actuaciones, declara que el día 11 de septiembre de 2004 la central de investigaciones científicas del C.I.C.P.C tiene conocimiento a través del 171 sobre la existencia de dos personas sin vida en el sector de la Chucurí, explica que es funcionario adscrito a la Jefatura de Homicidios, pero presta apoyo a los otros funcionarios, donde se trató de una cartera de trabajo que los llevó a una serie de elementos, al realizar el levantamiento del cadáver se tiene una versión, al tomar entrevista al señor Humberto Cáceres en el Hospital quien resulta herido se le toma la versión y se practican otra serie de actos de investigación más, se realizan entrevistas resultando una serie de situaciones y de hechos que no cuadraban, en esto surge la declaración de un señor de apellido Alvarez Novoa, vecino, da una versión que compromete mucho al señor Humberto Cáceres quien para el momento era el cónyuge de una de las víctimas y yerno de la otra persona muerta, se trasladó hasta el sitio pero no ubicaron a Humberto Cáceres y les aportaron información que él se encontraba en el Barrio 23 de Enero, fue otra comisión, lo citaron y el señor compareció en horas de la tarde, ya las versiones que aportaba en ese momento variaban mucho y es cuando se le hace el llamado al Fiscal del Ministerio Público, quien ordenó que este ciudadano quedara detenido como lo solicitó al Tribunal de Control; posterior a esta versión se practica un allanamiento en una casa ubicada en el Barrio Marco Tulio Rangel donde vive un señor que Humberto Cáceres y el testigo Álvarez Novoa en la entrevista habían mencionado como Georgi, el testigo Álvarez Novoa dice que lo vio la noche antes porque había luz, luego al día siguiente el señor Georgi Félix se presenta, acompañado de su defensor, se llama al Fiscal y como existen elementos que comprometen su responsabilidad, ordena la detención; expone que de un señor de apellido Manzano recibieron llamadas informando que sabía de los hechos a sí como un señor que posteriormente se localizó apodado “Milindro”.

Al interrogatorio responde que se desempeñaba en la Brigada Contra Homicidios, era asesor policial de grupos de investigaciones cuando se presenta el tipo de delitos que consternan a la sociedad; la primera víctima era una joven con 8 meses de gestación; para él según las declaraciones de Humberto Cáceres sobre la forma en que sucedieron los hechos la primera víctima occiso hubiera sido él, el ciudadano Humberto porque es la persona que hubiese hecho frente a los delincuentes y a él solo le ocurrió una herida superficial, es por eso que para él en lo personal este ciudadano era sospechoso; observó los cadáveres por fotografía, uno de los objetivos de la fijación fotográfica es dejar plasmado y reseñado el sitio de los hechos; el señor Humberto Cáceres dice que él abre la puerta para ir a trabajar, y recibe un disparo en la pierna izquierda, él como funcionario se pregunta por qué su cónyuge aparece con un tiro como dormida y no se dio cuenta de lo que pasaba, al contrario de Alba Marina que se estaba como levantando, ella sí oyó lo que estaba pasando, que la señora Maryuli, esposa de Humberto Cáceres estaba incluso arropada; para la fecha él tenía 14 años laborando en la institución; ha tenido oportunidad de dirigir investigaciones de esa naturaleza; para él en lo personal la primera persona que resulta impactada por los disparos es la señora Maryuli, en segundo lugar la señora Alba Marina y en tercer lugar el señor Humberto Cáceres; la primera versión que dio Humberto es la que está en la misma acta policial, que se iba a trabajar abre la puerta, le disparan, se van al cuarto, habla de tres armas de fuego y de cinco disparos; no estuvo en el lugar, estuvo posterior a la declaración que se le recibe al ciudadano Alvares Novoa, habían transcurrido dos días, no recuerda con quién se entrevistó; Humberto Cáceres le propuso al señor Novoa que es vecino del sector para que matara a la suegra, que entrara por la puerta del frente y saliera por la puerta de atrás, le ofreció trescientos mil bolívares, manifiesta que el día antes a las 10:30 de la noche lo vio hablando con un señor, en forma sospechosa, que el señor Humberto Cáceres le señalaba a esa persona el camino que conduce a la carretera nacional; para él y para los que estaban en la investigación revestía interés la declaración del señor Novoa, es una persona trabajadora, trabaja en Expresos Los Llanos, su versión era muy positiva para ellos; Humberto Cáceres el día primero, aporta su primera versión, posteriormente de manera personal le tomó entrevista escrita donde señala al señor Georgi, posteriormente, da otras versiones donde se mostraba nervioso, luego de la entrevista se vio que estaba comprometida su responsabilidad en ese caso, estuvo presente un rato cuando se entrevistó con el Fiscal del Ministerio Público, le manifestó al Fiscal lo mismo que le había manifestado a él; él se refería a obstinamiento, obstinado, obstinado, que lo tenían obstinado; no fue sometido a ningún tipo de tortura, engaño amenaza o presión; según tiene conocimiento como investigador del caso que el ciudadano manifestó ante un Tribunal lo mismo, al día siguiente de su presentación ante el Juez de Control supo que dio la misma versión; a Georgi Félix Pérez Leal se llega por la entrevista que se le toma a Humberto Cáceres y señala al señor Georgi, dice que puede ser ubicado en el Barrio Marco Tulio Rangel o Monseñor Ramírez; este ciudadano Georgi Félix presenta antecedentes por diversos delitos, solicitaron la autorización para el allanamiento, tenía delitos como falsa atestación, lesiones, homicidio y robo; la residencia de Georgi era adyacente al lugar, en el Barrio Marco Tulio, de ahí allá debe haber no menos de un kilómetro, menos de 10 minutos; posteriormente se le toma una entrevista a un hermano de Pérez Leal Georgi Félix, llamado Harold quien manifiesta que el hermano era maloso, que Humberto le dijo que cómo hacía para entrar en contacto con Georgi para echarle un susto a la suegra e incluso el señor Harold manifiesta de conocerlo desde hace un año, que a los seis meses de conocerse ya le había manifestado que la suegra lo tenía obstinado; establecieron que Harold era hermano de Georgi y trabajó con Humberto, se conocieron en El Garzón; el hermano manifiesta que los pasamontañas y las balas pertenecían a Georgi, estaban en el primer cuartículoo a la izquierda, eran del señor Georgi; lo saben por la entrevista; no sabe si la persona que entrevista como Georgi estableció un tipo de coartada; por la forma como se observa que aparecen los cadáveres no se toma muy en cuenta el móvil del robo, se pasa al móvil del homicidio; sí llegó a entrevistarse con los funcionarios que participaron en el levantamiento del cadáver, que no había signos de violencia ni de registro en la casa; el mismo señor Humberto habló de un dinero en el hospital, que el dinero estaba en el cuarto donde él dormía con su esposa la señora Maryuli; para ese momento en la brigada contra homicidios laboraban como cuatro asesores de alta y mediana jerarquía, en cuanto a personal de sumariadores, inspectores, comisarios, como treinta o cuarenta funcionarios; el cuerpo de investigaciones posee grupos de guardia dirigida por un funcionario de mediana jerarquía, en cada grupo de esos existe un funcionario por cada brigada; cuando el delito es de relevancia inmediatamente se le comunica al jefe de guardia y al jefe de la brigada, se sigue comunicando a los jefes, allí es donde se requieren para que contribuyan a la investigación; lo primero es buscar las evidencias, entrevistar testigos y personas que tengan conocimiento de los hechos, los familiares de las víctimas son personas muy importantes, si tenían enemigos, se comparan y la persona llega a cambiar la versión, que iniciando no puede asegurar el móvil, fue posterior que se avocó y concluye que no ha existido ningún robo; para él el homicidio fue por venganza, no se puede emitir conceptos a primeras hay que seguir investigando, son criterios y conclusiones que no se pueden asegurar, posterior la investigación avanza; no recuerda el día que Humberto se presenta a la brigada en presencia de quién declaró, no recuerda con quién estaba; al momento de la entrevista que se le tomó al señor no había nadie, desde que comienza la puerta principal de la oficina hay una sala de espera; cuando se entrevista a Humberto en el hospital el investigador está en la obligación de decirle ciudadano preséntese a la oficina; por la posición de los cadáveres, por eso dice que el disparo del señor Humberto no fue el primero, que el primer disparo fue el de la señora embarazada que la sorprendieron dormida, el segundo disparo el de la señora mayor que sí escuchó el disparo a su hija y se levantó, intentó levantarse; primero fue la declaración de Humberto Cáceres, el día 12, la declaración de Alvares Novoa fue el día 13; Humberto en la primera oportunidad, el día 11 a las 9 de la mañana estaba en el hospital central, que el día 12 se presenta al C.I.C.P.C; el día 13 declara Alvares Novoa; no logró observar con quién compareció Humberto Cáceres, todo el tiempo el señor Humberto estuvo nervioso y alterado; al lugar se trasladó en su carro como dos veces, lo hizo con el fin de entrevistar a todas las personas que vivían en ese sitio, eso es normal y propio de la investigación, es una zona roja y muchas de las personas aunque vean se abstienen de declarar, eso lo hizo solo en su carro, si una de esas entrevistas que él sostuvo con esas personas hubiera ayudado a la investigación indudablemente estuviera dentro del expediente, las personas se abstienen de dar declaraciones, lo que es en el Barrio Marco Tulio Rangel, Genaro Méndez, son zonas donde se manejan bandas delictivas; sí estuvo en casa de Giorgi Félix en la visita domiciliaria, no recuerda cuántos funcionarios; revisaron todo el inmueble; no puede afirmar que estaba presente el funcionario Antonio Gómez; encontraron los elementos de interés criminalístico en la primera habitación a mano izquierda; a él personalmente no se lo dijeron, los familiares del señor Georgi le manifiestan en esa oportunidad que esa era la habitación, no obstante no se dejan de revisar las otras; se citaron a las personas que fueron testigos para la visita domiciliaria; con respecto al señor Harold no recuerda si fue citado o fue trasladado; en esas comisiones de visita domiciliaria van muchas personas, eran varios vehículos; sí le hizo entrevista al ciudadano Harold; encontraron un pasamontañas, una fotografía, el señor Harold en ese momento dijo que eso era de su hermano lo dijo ahí y lo dijo en su declaración; Humberto hace referencia a dos personas más que presuntamente participaron en el hecho; al respecto se recibieron unas llamadas telefónicas, una la atendió Acevedo, donde una persona sin identificarse señalaba que un ciudadano apodado Milindro tenía que ver también con ese hecho, que no tiene conocimiento si lo ubicaron porque su investigación llegó hasta ahí, posteriormente reciben otra llamada telefónica, donde mencionan a un señor apodado El Puya, a él lo logran identificar, dice dónde posiblemente se puede ubicar, incluso hay una actuación suya sobre que se llegó a la casa del señor apodado El Puya, llamado Ramón Manzano, se habló con el progenitor y dice que su hijo no está, que está huyendo porque lo están relacionando con ese caso, el señor Ramón Manzano se identificó plenamente, pero desconoce dónde está, que lo único que aporta como ubicación es que ese muchacho podía ser ubicado en la Av. 19 de abril con la Rotaria, vendiendo frutas, que él se trasladó allá y un señor que estaba allí le dice que llegan muchos vendedores; el día 13 de septiembre nombra dos personas más, pero no nombra ni al Puya ni a Milindro, no tiene conocimiento si logran identificar a esas dos personas; es TSU y Lic. en Ciencias Policiales; ha recibido cursos para este tipo de delitos; la primera es la versión que aporta a los funcionarios policiales, en la segunda se centra a señalar al señor Georgi, lo menciona porque él dice que tiene una luz en el patio prendida y lo logra conocer, se limita a mencionar que Georgi venía acompañado de dos personas más, que todos portaban revólver, uno niquelado que fue el que entró, los otros de pavón; hace referencia a un dinero del cual un millón de bolívares era de su señora Maryuli; el que compró el camión dijo que sí se lo había comprado, que tenía cuatro giros pendientes; manifestó el obstinamiento, la actitud fue de nerviosismo más por estar involucrado en el hecho que por la muerte de su esposa.

12-. El ciudadano JUAN DE DIOS DELGADO AGUILLÓN, médico forense, declara que estando de guardia ese día 11-09-04 fue llamado a primeras horas de la mañana para que acudiera a un lugar que es por la vía a San Joscesito, cree que se cruzaba a la izquierda por un lugar que se llama Valle Hondo, subió a un lugar por el camino empedrado y se hizo presente con uno de los funcionarios, se encontraba el cadáver de una ciudadana que en un primer momento pudo evidenciar que se encontraba en estado de gravidez, de inmediato pensó en la posible condición de que el bebe pudiera estar vivo, se comunicó por celular con los médicos del hospital, con la Dra. Rosa Arellano que es gineco obstetra quien les dijo que la movilizaran de inmediato para la morgue para intervenirla, mientras se movilizaba pasaron a un segundo cuarto donde se encontraba el cadáver de otra ciudadana y habiendo constando que estaba sin signos vitales, se centraron en la señora que le iban a hacer la cesárea postmortem, estaba el equipo, el anatomopatólogo, los pediatras, con la ligereza del caso en un ambiente improvisado se hizo la cesárea y desafortunadamente después de haber sacado al bebe fue impactante, todos querían que estuviera vivo, se hizo lo posible y lo imposible pero no pudieron salvarlo, se declaró muerto el bebe, ya había muerto.

Al interrogatorio responde que fueron a una casa de un pasillo largo donde había una primera sala, en un cuarto estaba el cadáver de una señora que estaba sentada ya como levantándose, en el segundo cuarto al pasar un pasillo había una cama matrimonial, una niña al lado de un toldito, cree que estaba hacia atrás, pero con los pies abajo, la señora mayor estaba en la cama, con una inclinación hacia un lado, sí presentaba sangre, evidenciaron que había sido producto de arma de fuego, la atención se centró en la otra persona, al llegar había ausencia de signos vitales no hay vida, cuando el cadáver ingresa a la morgue lo revisan y efectivamente era por arma de fuego, pero no tiene otras evidencias; con respecto al segundo cadáver, la señora estaba en decubito dorsal y se evidenciaba su dormilona y su estado de gravidez, estaba un niño, la bebe como de 3 o 2 años al lado, la lesión en la región temporal era producto de un arma de fuego, de cubito dorsal es acostado mirando hacia arriba, había un toldillo, estaba protegida con su dormilona, había cobijas y cobertor, la atención fue hacia la posibilidad de rescatar al niño, no recuerda si había algún signo de desorden, después se dirigió a la parte exterior a buscar línea para llamar; es médico epidemiólogo, tiene 23 años en servicio, fue un recién nacido para ellos era un bebe que probablemente estaba a término con características de ser sano; el bebe muere por falta de oxigeno; la madre había muerto una hora antes; por los signos no existe la posibilidad que haya muerto antes que la madre.


13-. El ciudadano PÉREZ LEAL EDWARD HAROLD, manifiesta ser hermano de Georgi Félix Pérez Leal, es asesor de ventas declara que su hermano fue acusado de un crimen de homicidio, en el momento del allanamiento encontraron unas cosas en su cuarto, un pasamontañas que el usaba para entrar al cuarto frío, unos cartuchos de bala detonados y sin detonar, de diferentes calibres y hasta oxidados.

Al interrogatorio responde que residen en su vivienda, la mamá, el papá y los hermanos; para el momento de los hechos su hermano estaba viviendo en la casa, todos viven en la misma casa; Georgi como consecuencia de la privación de libertad de que fue objeto se ausentaba lo normal como él que se ausenta para el fin de semana o para una fiesta, que los fines de semana uno siempre sale con los amigos con la familia, que sí llevaba una vida normal con los amigos y la familia igual que él; para ese tiempo se estaba cuidando de no salir, porque estaba en presentaciones y si salía lo hacía cerca; sobre la vida de hermano él no sabe porque él hace su vida aparte, está pendiente de su trabajo y de sus estudios; el día del allanamiento llegó la petejota, revisaron la casa, entraron a su cuarto, encontraron el pasamontañas, cartuchos y balas; lo llevaron a declarar, en el momento en que lo llevan iban a hacer otro allanamiento y uno de los petejotas dijo que tenía que ir como testigo y el otro que no podía ser testigo del otro allanamiento que iban a hacer porque habían encontrado esas cosas en su cuarto y podía estar implicado en los hechos y lo llevaron y le recibieron declaración; al momento se sintió bastante nervioso; sí manifestó en el C.I.C.P.C que eso era de él, en la petejota estaba nervioso dijo que eso era de Georgi Félix; para ese momento trabajaba en La Gran Parada, en el área de carnicería y aves; cuando trabajaba en el Hipergarzón usaba pasamontaña, en La Gran Parada no porque trabajaba afuera; él declara por temor que era de Georgi, en la casa; la declaración de la petejota, la firmó sin leer, hubo amedrentación psicológica, no sabía cuál era el caso, le dijeron que como no quiso hablar lo iban a hacer hablar; que al principio dijo que era de Georgi, dijo que lo estaba usando pero que no era de él; el calibre .38 era de su papa cuando era funcionario; los funcionarios no llegaron a golpearlo para que dijera que eso era de Georgi Félix, en ese momento llegó un funcionario conocido hablaron; no llegó a decir que ese pasamontañas y esa arma eran de Georgi Félix; sí conocía con anterioridad a Humberto, ya que trabajó en el Hipergarzon en el año 2000 a 2001, lo empezó a distinguir, Humberto trabajaba en pescadería y él en carnicería; Humberto para esa fecha estaba viviendo en el 23 de Enero, Humberto renunció y él se quedó unos meses más; que cuando trabajaba en el Garzón sí le hizo el comentario de que quería hablar con un hermano de él por un problema con su familia; no ve a Humberto desde que trabajaba en el Supermercado El Garzón, ahí perdieron el contacto; de amistad de Georgi con Humberto Antonio Cáceres que él sepa no; como hermanos hablan y se comentan las cosas; el día del allanamiento él estaba en la casa, llegó y cenó, estaba en la casa; su mamá cree que ya se había ido a trabajar; a él lo sacaron y lo montaron al carro por las cosas que sacaron; que a él le hicieron prueba de balística y como no le consiguieron nada lo dejaron ir; en el supermercado Cosmos trabajó para el 98-99, para el 2004 en la Gran Parada, en el Hiper Garzón en el 2001.


14-. El ciudadano PÉREZ JAIMES FÉLIX, padre del acusado Geogi Félix Pérez Leal, declara que ese día llego un poco tomado a la casa, su hijo Georgi estaba cenando en la habitación de él, él salió a negar lo que el le decía y salió como con un cuchillo o un tenedor en la mano, después que se lo había llevado se dieron cuenta que tenía comida en el cuarto.

Al interrogatorio responde que eso fue como de 6:30 a 7:00 algo así, como lo vio medio embriagado dijo vamos a llamar a la policía, después le dio lástima porque estaba comiendo, fue que el lo vio agresivo, se alteró a lo que le llamó la atención, más nada; no hubo discusión previa entre ellos, lo que hizo fue que le llamó la atención, porque llegó tomado; no se acuerda que lo hayan llevado a la policía a poner la denuncia; no tiene se acuerda si fue su esposa; en la policía ellos como que tomaron nota allá y se lo llevaron; sabe que lo dejaban hasta el lunes pero ahora como han cambiado tanto las cosas; no se acuerda cómo era el arma, estaba comiendo no sabe si era carne guisada; se sintió nervioso, no lo amenazó, si lo vio muy alterado; salio con el cuchillo en la mano y el previendo dijo vamos a la policía; era un cuchillo de los de cubierto pero no fue por más nada.

15-. La ciudadana LEAL DE PÉREZ CARMEN OMAIRA, madre del acusado GEORGI FÉLIX PÉREZ LEAL declara que ella sobre lo sucedido ese día en su casa no sabría decir porque estaba trabajando, sale en la mañana y regresa en la tarde.

Al interrogatorio responde que no estaba en su casa, ese día llegó como a las cinco, le comentaron que el papá en un momento había llamado a la policía, ella estaba en su lugar de trabajo y allí subió la patrulla, le comentaron que habían bajado a la casa, ella fue a la comandancia con el muchacho, la buscaron a ella, según su esposo estaba ebrio y tenía que ir alguien con él a la comandancia, a ella la buscaron que tenía que ir con él porque el papá estaba ebrio; en cuanto a algún tipo de denuncia sabe que firmó un papel pero no se acuerda si formuló denuncia, el problema era el papá; tiene entendido que para el momento Georgi estaba en un cuarto y estaba almorzando, pero ella no estaba ahí; eso fue pasadito el mediodía como de dos a dos y media, no recuerda qué tiempo pasó entre que ellos la van a buscar y ella va a la policía; esa situación ya ha pasado con su hijo Georgi, siempre el tiraba las cosas, a veces tenían problemas de boca, de palabras fuertes, tiraba la puerta; ella trabaja en un kioskito vende caramelos en la Rafel Urdaneta cerca del auditorio Barrio Marco Tulio, para esa época ya Georgi tenía problemas de consumo de droga, solo consumo de droga, esa agresividad era producto del consumo de droga, estaba para el momento uno de sus niños menores y su esposo.


16-. La ciudadana OTALORA ROSA MARÍA, manifiesta que vive en el Barrio Marco Tulio Rangel, no vínculos con los acusados, declara iba saliendo entre las 6:15 y 6:30 de la mañana para el trabajo estaba con su esposo en el carro de su esposo había un carro de la PTJ y les pidieron que los acompañara para hacer un allanamiento, ella les dijo que no podía porque trabajaba en el Hospital de Táriba, estaba de guardia, le dijeron que tenía que hacerlo porque era obligatorio que le daban una constancia, entraron a la casa, observaron todo.

Al interrogatorio responde que el otro testigo es Luis Eduardo Ortiz, es su esposo actualmente; ellos viven como a cuatro casas de la casa donde se practicó el allanamiento; fue entre las 6:15 a 6:30; entraron hasta la sala, los dos llegaron hasta la sala; atiende en la residencia los señores, los dueños de la casa la señora y el señor y había un niño más nadie; no recuerda haber visto nadie más; ellos registraron la sala, una mesita en la sala, entraron a una habitación, ellos se quedaron en la sala, ellos entraron y salieron; no estuvo dentro de la habitación para presenciar el acto del registro; no recuerda que hayan incautado nada; eso fue hace tiempo, no tiene precisión de la fecha, sabe que estaban buscando a un muchacho que vivía ahí y solo estaban el señor, la señora y un niño, los señores dijeron que no sabían dónde estaba; cree que eran como seis funcionarios; tiene 20 años de vivir en ese barrio; el señor donde se practicó el allanamiento era inspector de tránsito, está jubilado, a la señora la ve entrar y salir; no los frecuenta porque ella sale muy temprano y llega tarde de su trabajo; vive en ese barrio pero no ha acudido a esa vivienda, nunca había ido; firmó el acta de allanamiento, que recuerde no fue leída, ratifica la firma que consta en el acta; los petejotas estaban preguntando por el hijo de los señores; sí preguntaron de quién era la habitación y contestaron de mi hijo pero no de cuál.


17-. El ciudadano ÁLVAREZ NOVOA JAVIER ANTONIO, manifiesta que reside en el Barrio La Pedregosa al lado del Hotel Valle Hondo, trabaja en el terminal de pasajeros chequeando boletería, declara que una noche que consiguió al señor Humberto cerca de las once de la noche, lo consiguió acurrucado pensando y le pregunto qué tiene, él le cuenta que los problemas y así pasó, otro día lo consigue un poco molesto, vuelve y le pregunta y le contesta que tiene problemas, que la suegra lo tiene obstinado, que le da mala vida y es ahí donde le insinúa y le pregunta usted no tiene alguien que cobre barato para que me haga ese trabajo y le dijo si quiere le doy trescientos mil bolívares para que mate al viejo y a la vieja, no le nombró a la muchacha, él le contestó qué le pasa “usted está endrogado o qué”, al otro día le dijo, “eh qué pasó le va a echar pierna”, él le dijo que no, “que le pasa está enmarihuanao”; “no le va a echar pierna, con eso arregla el rancho”, otro día lo vio hablando con otro muchacho y lo miró con cara de perro; cuando bajó a agarrar el agua, lo vio hablando con un muchacho en actitud sospechosa y le hacía señas que así, que para allá, es decir para la casa de él, le pasó corriendo por un lado, al otro día llegó la petejota a la casa y le dijeron que si no había escuchado unos tiros porque habían matado a unas personas, él les dijo si quieren pregúntenle a la señora Marina y al señor ARTURO, ellos pueden dar referencia de mí, sin saber lo que había pasado.

Al interrogatorio responde que tiene más o menos ocho años de vivir en el barrio; en una ocasión tuvo un percance con los vecinos por el problema de una manguera, con los señores ARTURO y el señor Humberto; no ha tenido problemas con otros vecinos, muy normal, con ninguno ni nada; cuando Humberto le dijo lo de los problemas la primera vez, lo que le comentó fue que tenía problemas con la esposa, que lo trataba muy mal y que la esposa le estaba montando cachos; entre la primera y la segunda oportunidad pasó como cuatro días; la segunda vez que habló con él fue que le dijo que le daba trescientos mil bolívares para que matara al viejo y a la vieja que con eso arreglaba el rancho; el viejo y la vieja eran el señor ARTURO y la señora Marina; siempre se veían de vista y el trato con el señor ARTURO comenzó a raíz que se fue arreglando la manguera; sí, visitaba la casa del señor ARTURO, le pedían de repente un favor, por ejemplo, ellos tenían una moto y le pedían el favor que se la moviera, pero de ir todos los días para esa casa, no; sí llegó a enterarse que ellos tenían problemas por la gritadera y los problemas que ellos tenían, como tenían un camión, ellos peleaban y él los escuchaba tratándose mal, él a ella; en la segunda conversación le dijo usted mata al viejo a la vieja y yo hago que me voy pero no me va a robar nada, eso fue en la misma semana de cuando lo consiguió acurrucado y la segunda vez que lo vio sospechoso fue como en la nochecita, como a las siete de la noche; niega haber consumido licor junto con Humberto; únicamente cuando lo buscaban para ir a buscar escombros; en cuanto al tiempo aproximado transcurrido entre la primera y la segunda oportunidad, responde que fue días antes de ese sábado, fue como el martes, el martes hablaron y el viernes lo consiguió hablando con un muchacho; el martes fue que hablaron de los problemas que él tenía, Humberto le insistió él le dijo que no porque no es hombre para eso, le dijo, no quiero problemas y menos ese tipo de problemas; no le dijo nada de conseguirle arma, sólo le propuso eso lo de la cantidad de dinero y que los matara; el viernes, ya iba a empezar a oscurecer, el estaba parado, él lo iba a saludar pero como estaba con cara de perro él siguió derecho, se fue a buscar agua, a la manguera le tiene un hueco, con un tornillo la controla, estaba agachado y lo vio mostrándole a otro muchacho y hablando ahí, salió corriendo y le pasó por el lado, se trataba de un muchacho de la misma edad que él y la misma contextura; a preguntas sobre si llegaron los familiares de la víctimas o los funcionarios del C.I.C.P.C a decirle a él que identificara a una persona en particular como la que estaba hablando con Humberto, responde que sí, que cuando fueron a su casa lo querían obligar a decir que esa era la persona, - refiriéndose a Georgi- él les dijo que jamás ni nunca lo había visto por ahí; la distancia entre la casa de él y la casa donde ocurrieron los hechos es como de 120 metros más de una cuadra más o menos, es retirado; no se escuchan disparos porque es retirado; le dijo al Señor Gómez, el funcionario de petejota, porque él le dice que sí escuchó unos disparos sobre un robo y le insistía y al insistir le dijo que si quería tener conocimiento de su comportamiento que preguntara al señor ARTURO y a la señora Marina, a él le dijeron que habían robado arriba, no le dijeron el nombre de la señora, le dicen que habían robado a alguien arriba y que si había escuchado unos disparos, él les dijo que solicitaran información sobre su comportamiento para favorecerse a si mismo, por la insistencia; él se entera que en esa residencia resultaron dos personas fallecidas como a las dos de la tarde, un primo que vivía con él lo enteró cuando él llegó a la casa, sabía que habían dicho de un robo y un tiroteo; desde la casa de él a la de Humberto no hay visibilidad, al enterarse se quedó pasmado porque no pensaba que este llegara a eso; no tuvo el atrevimiento, no quiso molestar ni intervenir en eso por lo que había sucedido, pero llegó a relacionar sobre las propuestas con lo que había sucedido; él no pensó que de verdad lo fuera a hacer; una vez que se entera que la muerta había sido la señora Marina, pensó, Dios mío no pensé que este hombre podía hacer lo que me dijo que iba a hacer; en ningún momento se lo comentó a nadie, pero quedó en él eso, después de que se entera decide ir a la petejota, el lunes fue a la petejota, el sábado y el domingo se puso a pensar y se dijo a sí mismo, “no yo sabiendo que él tiene que ver en es eso, la señora se portó bien conmigo”, entonces se fue para el hospital, fue la primera vez que se dirigió al señor ARTURO, él lo manda a hablar con el jefe de la petejota, él le comentó cada encuentro, era el jefe mayor de la delegación un señor de bigote alto, le tomaron entrevista, la firmó, la leyó, no lo obligaron a decir lo que había dicho; antes de esa proposición que le hizo Humberto no había tenido problemas con él; él llegó a contarle sus problemas, él le dijo usted tiene su profesión, tiene la platica del camión, “váyase”, pero dijo que no, que según esa plata del camión era de la esposa que había cobrado las prestaciones porque trabajaba en Valle Hondo; se dedica a la venta de boletería en el terminal de pasajeros, tiene diecisiete años trabajando allí, actualmente también; después de lo de la manguera surgió la amistad, una amistad normal de colaboración de parte y parte; no sabía de la vida privada de esa familia pero sí le escuchaba sus problemas; cuando dejaban el camión frete al rancho los escuchaba discutir; con Humberto la relación era de vecinos, le pedía la colaboración porque ese carro se le dañaba mucho; niega estar bajo los efectos del alcohol o de la droga para el momento de los hechos; se enteró de los tiros cuando fue la petejota en la mañana, pero de la muerte de la señora a las dos de la tarde cuando fue el primo y le comentó; se dirigió a la petejota porque reflexionó sobre el ofrecimiento que le hizo Humberto, pensó en la amistad que tuvo con la señora, ella le daba comida, la señora Marina, le decía si quiere un almuercito o de repente un café; fue a declarar en la petejota el lunes en la tarde y fue espontáneamente; a la persona con la que vio hablando a Humberto no la pudo identificar; a los funcionarios que lo entrevistaron en la petejota no los puede identificar por sus nombres pero sí recuerda de ellos; sí fueron los funcionarios a su casa y le mostraron una foto, según el periódico y él les dijo que sus ojos jamás ni nunca lo habían visto por ese sector; puede reconocer a un funcionario catire y al funcionario de apellido Gómez, el catire estaba insinuando que era un ciudadano GEORGI; lo de la fotografía fue después de que él declaró; al que le mostraron en la foto no lo había visto nunca; en cuanto a la persona que él vio a Humberto mostrándole hacia su casa, no le dio características a los funcionarios del C.I.C.P.C en el momento de su declaración; en ningún momento le comentó al suegro de Humberto sobre el ofrecimiento realizado porque no pensó que lo iba a hacer y con ese tipo de comentarios lo que se buscan son problemas por eso no lo comentó; sobre el camión él le dijo a Humberto que él le tiraba el ojo; de problemas con Humberto no, solamente que una vez se le perdieron unas herramientas y sí se sintieron molestos, no porque pensaran que él había sido como que era una obligación el de cuidarles el carro a ellos; lo de la herramienta, ubicándonos en ese momento hacia atrás, fue como dos o tres meses antes, algo así; realmente no fue un problema con Humberto sino que él se disgustó y también la señora como queriéndole decir que por culpa de él se le perdió la herramienta; de hacer viajes con él no, sino que una vez fueron al río a buscar escombros y una vez que fueron para Vega de Aza, iban él, Humberto, la señora de Humberto; cuando él le manifestó lo de los problemas de él y de la señora él le dijo Humberto usted todavía es un muchacho joven, de veintiséis años, váyase; cuando dice que no es angelito de Dios, es porque tiene sus antecedentes pero el no quiere ningún tipo de problema, nunca ha sido condenado, ha sido procesado en tres ocasiones; antes le trabajaba a Expresos Los Llanos, ahorita a Global Express con la boletaría.


18-. El ciudadano JOSÉ LIBORIO RODRÍGUEZ, manifiesta ser vecino de las víctimas, vive en La Pedregosa, en la Troncal 5, actualmente trabaja en Las Minas de Lobatera, declara que en ese momento llegó del trabajo porque es taxista, escucharon un ruido, su mujer le dice, mijo algo pasó en casa del vecino, vamos a ver agarró el machete, llega, el señor Humberto estaba herido en un pie, la señora gorda estaba herida en la cama con la niña brincándole en la barriga, le dijo Humberto, entraron a robarme y me metieron un tiro, se entraron a robarme, él le dije pero vaya a verla, refiriéndose a la esposa de Humberto, llegó la petejota, que se fueran de ahí los que no tenían velas en ese entierro y él se fue de ahí.

Al interrogatorio responde que es fundador en el Barrio, era un rastrojo, un abogado le vendió a cuotas, la casa de él fue la primera casa que se construyó ahí; la familia Suárez eran sus vecinos desde que llegaron ahí, el muchacho tenía su camión, su señora y vivía en casa del señor ARTURO, son evangélicos; no tiene nada qué decir de ellos, que cuando necesitaban agua le daban; relación normal de vecinos; el señor del camión lo auxiliaba a veces, las conversaciones eran de pasada; no le gusta mucho el compinche con los vecinos; recuerda cuando Humberto llegó ahí, no los veía muy unidos pero no sabe de problemas entre ellos porque esta retirado, él abajo, ellos arriba, como 100 metros; ese día acababa de llegar con su carro como a las 7:30 algo así, andaba con un cliente para El Piñal, llegó y bajaba la enfermita dijo mataron a todo mundo, llegó a esa hora, ese día recuerda que había trabajado y se había echado palos, él entró primero; quien le informa de los hechos es la niña enferma, la niña enferma decía mataron a todo el mundo; la señora embarazada, todavía brincándole el muchacho en la barriga; sí se le entendía a la enfermita lo que decía pero como nadie le cree nada; vio al muchacho, le dijo me metieron un tiro, estaba en el suelo; el marido de la muchacha estaba tirado en el piso, en la grada sangrando de un pie; dijo entraron a robar y mataron casi a todos; él lo ve donde está la pared de la cocina, estaba acostado, le dijo pero qué paso dónde están los tipos qué pasó, pasaron para allá, esa señora estaba muerta; él le dijo a Humberto pero dónde le metieron el tiro, qué le iban a robar, que hicieron como quien había hecho un robo, al señor se lo llevaron al hospital, mientras revisaban los cuartos él se fue arrastra para allá arrodillado, dijo ¡ay me mataron a mi esposa, quién hizo esto!, se arrodilló a la esposa y le pedía perdón, le decía por qué Dios mío, por qué hicieron esto perdóname Dios, solamente le colocó la mano arriba más nada; solamente le vio un tiro en la pierna, no lo vio golpeado ni nada; cuando llegó la petejota lo llevaron al Hospital y caminando bajó; para él Humberto y su familia era la familia más unida, empezando que eran evangélicos, eran un amor como él con su señora y sus hijos; en cuanto a gente extraña por ahí de llegar seguramente lo hacían por la calle del hotel; en cuanto a su horario de trabajo, se iba a las 9 llegaba a la 1, se iba a las 7 llegaba a las 2; su casa queda como a cien metros de la otra casa, era muy difícil escuchar a puerta cerrada; Humberto dijo que echaron tiros por todas partes, no recuerda el estado de la pierna, no puso cuidado si tenía mucha sangre, él sí podía caminar; cuando entró la policía todo el mundo para afuera; a Novoa lo conoce simplemente como vecino, distingue al señor; lo conoce porque vive en el barrio, en principio los vecinos no lo querían pero él averiguó y sí era verdad que trabajaba en el terminal de pasajeros; él como vecino de la comunidad no quería que se hicieran ranchos ahí, pero como vieron que era una persona honesta lo dejaron quieto, decían que era un malandro, que era un vicioso, él se asustó, fue al terminal de pasajeros y le dijeron que no que era un trabajador ahí y con el paso del tiempo se dio cuenta que era una persona honrada, era una persona correcta trabajadora y ahí está; en un principio él se opuso a que viviera ahí, porque esos terrenos eran del doctor de la farmacia, estaba construyendo un rancho, como una especie de invasión, él llegó se instaló pero ahí está y todavía vive ahí; no conoce de problemas de él con la comunidad, no para allá casi; tiene un campamento en las minas de Lobatera y por eso es que casi no va para allá, ahorita tiene como un año y dos meses estable; ahora casi no va para allá; ahí la gente extraña que entra desconocida es identificado todo el que entra ahí; no tuvo ningún problema con el ciudadano Novoa el tiempo que vivió ahí; sí auxilió en algunas oportunidades a Humberto porque él trabaja mecánica y le pagó; los únicos vivos que quedaron ahí fueron las dos niñas, la pequeñita y la enfermita y el marido de la muchacha; la enfermita estaba afuera porque le daba miedo, la niñita estaba adentro caminaba, tenía cinco o seis años; él se pregunta, mataron a todos y no a las dos niñas; por qué matan la señora, a la suegra y a la otra y no a las dos niñas que estaban en sus camas; él le preguntó a Humberto pero por qué, le preguntó a Humberto por qué el tiro de Humberto en la pierna y las otras dos muertas a tiros, él le pregunta y le pregunta a Humberto, usted qué hace aquí, le dijo vaya a ver a su esposa que se está muriendo, no ve que se está muriendo, “pero vaya”, porque la señora en la cama y él en las graditas sentado en medio de las dos habitaciones; dijo que habían entrado con las caras tapadas, dijo que eran dos tipos, que entraron encapuchados, no mencionó el nombre de nadie; Humberto dijo maldito aquel que las mató; se lo llevó la petejota para abajo, decían que iban para el Hospital, después que quedó detenido; la distancia que hay de la casa de los Suárez al rancho de Álvarez Novoa es como de cien (100) metros; toda la comunidad era la que comentaba al principio que Novoa era vicioso pero él sabía quien entraba y quien salía de ahí, después todo se quedó tranquilo porque confirmó en el terminal que trabajaba allá.


19-. El ciudadano CAMARGO MÉNDEZ CARLOS ALBERTO, médico forense, ratifica en su contenido y firma el informe médico inserto al folio 361 de las actuaciones, declara que se apreció herida por arma de fuego a nivel de la pierna izquierda, en la cara lateral izquierda, solamente una herida no rotura ósea, solo presentó herida en partes blandas.

Al interrogatorio responde que fue a nivel de una pierna, en el tercio medio, por detrás de la pierna, no sufrió lesión del sistema óseo puras partes blandas; la trayectoria de esa herida es materia de balística; en cuanto a la gravedad y consecuencias de la herida sólo puede decir que afortunadamente para el paciente fue una lesión en partes blandas, no parte pleural, fue una lesión sencilla, no produjo complicación porque no comprometió la región ósea; perfectamente bien pudo caminar porque no hubo lesión ósea, podía deambular tranquilamente, mientras que al haber una fractura sí se le dificultaría porque requeriría apoyar el pie, lo cual no se podría por la misma fractura, al comprometer el sistema óseo, pero lesión ósea no hubo, no tuvo lesión vascular ni nerviosa; sí podía caminar; la trayectoria es materia de balística, existe una trayectoria intraorgánica, orificio de entrada y orificio de salida, en el momento de hacer la valoración al paciente se observó el orificio de entrada como se indica en el informe, orificio de entrada a nivel del tercio medio de la cara lateral externa de la pierna y el orificio de salida en el tercio medio de la cara posterior de la pierna izquierda; eso significa que la herida es lineal, es decir tanto el orificio de entrada como el orificio de salida están la misma altura, ambas lesiones estaban en el tercio medio de la pierna trayecto de pocos centímetros, muy pocos, es al m