REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

SALA QUINTA DE LA CORTE DE APELACIONES DEL
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL
ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS

Caracas, 27 de Septiembre de 2010
200° y 151°

Nº 333-10
PONENTE: DR. JESÚS ORANGEL GARCÍA
CAUSA N° S5-10-2774

Corresponde a esta Sala Quinta de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, conocer del presente recurso de apelación interpuesto conjuntamente por los ciudadanos ABGS. FRANCISCO RUIZ MAJANO y SONIA DOMMAR, en su condición de Defensores Públicos Penales Nros. 96 y 73 del Área Metropolitana de Caracas, de los ciudadanos VÍCTOR ALEJANDRO GRATEROL RIVERO, IRVIN ALEXANDER CARBALLO HERNÁNDEZ, YONDA SILVA BLANCO, HERNÁN EDINSON SÁNCHEZ PALACIOS, WILLIAN LEONARDO ARDI VILLAGA OJEDA, JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, KEVIN ALEXANDER OSORIO GONZÁLEZ y JOSÉ ESTEBAN HERNÁNDEZ BETANCOURT, en contra de la decisión dictada por el Juzgado Cuadragésimo de Primera Instancia en funciones de Control de este Circuito Judicial Penal, a cargo del ciudadano DR. JESÚS ALBERTO VILLARROEL CORTEZ, de fecha 12 de Agosto de 2010, mediante la cual decretó Medida Privativa Judicial Preventiva de Libertad, en contra de los ciudadanos antes mencionados.

Por recibidas las presentes actuaciones, se procedió a designar como ponente de la presente causa, a quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

Para decidir esta Sala observa:

CAPÍTULO I
DEL RECURSO DE APELACIÓN

En fecha 18 de Agosto de 2010, los ciudadanos ABGS. FRANCISCO RUIZ MAJANO y SONNIA DOMMAR, en su condición de Defensores Públicos Penales Nros. 96 y 73 del Área Metropolitana de Caracas, de los ciudadanos VÍCTOR ALEJANDRO GRATEROL RIVERO, IRVIN ALEXANDER CARBALLO HERNÁNDEZ, YONDA SILVA BLANCO, HERNÁN EDINSON SÁNCHEZ PALACIOS, WILLIAN LEONARDO ARDI VILLAGA OJEDA, JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, KEVIN ALEXANDER OSORIO GONZÁLEZ y JOSÉ ESTEBAN HERNÁNDEZ BETANCOURT, interpusieron conjuntamente escrito de apelación en los siguientes términos:

“…PRIMERA DENUNCIA
DE LA DECLARATORIA SIN LUGAR DE LA NULIDAD ABSOLUTA INVOCADA
ADMISIBILIDAD PUNTO PREVIO
…Ahora bien, en el caso de autos vale todas las indicaciones anteriores, toda vez que el recurso ejercido por la defensa refiere vulneraciones de Rango Constitucional y Orgánico, toda vez que se accionó en una investigación supuestamente de campo, donde funcionarios policiales tenían conocimiento de la presunta venta de sustancias estupefacientes en un local nocturno, dicho conocimiento se perfecciona con el allanamiento que fuera realizado tres meses atrás, donde el resultado del mismo solo (sic) se conoce en los medios policiales, con la nefasta condición de detención de unos sujetos.
Es innegable que hubo tiempo suficiente para cumplir con las previsiones del articulo (sic) 47 Constitucional, ya que si nos referimos a un local aparentemente público, a (sic) que existía información se debió tomar en consideración que el mismo recibe tratamiento de sitio privado con la consecuente prohibición Constitucional de irrumpir en el si (sic) previa autorización de un órgano jurisdiccional.
Así planteado, es de vital importancia recalcar que este medio de prueba utilizado como elemento de convicción por la representación fiscal y posteriormente por la ciudadana Juez de encuadrarlas dentro de los diferentes paradigmas que prevé el artículo 31 Orgánico Especial, mutilando el derecho a saber a ciencia cierta de los cargos por los cuales se es acusado; es que si no se cumplen los requisitos mínimos de actividad probatoria, como son: levantamiento de acta de visita domiciliaria, testigos instrumentales que irrumpen al mismo tiempo con los funcionarios policiales, sino existe fijación fotográfica, video grabación entre otros medios cónsonos con una verdadera investigación, se violenta, el poder de contradicción propios de un sistema acusatorio, violándose el derecho a la defensa, a la igualdad de las partes, el estado de libertad, y en definitiva al debido proceso.
…De acuerdo a las consideraciones que anteceden, se evidencia que el Juez de la recurrida se encontraba facultado para anular la actuación policial, para retrotraer el proceso, al percibir que existía error a la hora de incorporar un medio de prueba tan necesario para el juicio, como es el allanamiento sin mediar su orden por algún órgano jurisdiccional, debió sopesar que el único medio de convicción era una prueba que violentaba el derecho a la defensa, debió salvaguardar el derecho que le asistía a los imputados, al no haber cumplido con la presencia de los testigos instrumentales , al no hacer el registro circunstanciado exigido por la ley, y por último, debió motivar y fundamentar su negativa al punto de que no quedara duda de su decisión.
Quiso la defensa hacer alusión a todo lo concerniente al derecho de apelación que originó la declaratoria sin lugar del recurso de nulidad absoluta por el Juez A-quo, por lo que se sustenta lo antes expuesto, todo ello en base a los artículos 49.1 257 Constitucional, 13, 196, 432, 433, 436, 447.5 del Código Orgánico Procesal Penal, requiriendo a ese Tribunal Colegiado decreta (sic) la nulidad expresaba (sic) en el acta de allanamiento, con la consecuente nulidad de las actuaciones policiales, perdiendo las mismas el sustento para atribuírseles a mis asistidos.
III
SEGUNDA DENUNCIA
DE LA REPOSICIÓN DEL LAPSO PRECLUSIVO DE 30 DÍAS PREVISTO EN EL
ARTÍCULO 250 ADJETIVO PENAL
La defensa al momento de celebrarse la audiencia 12/08/2010, y luego de escuchar el dispositivo argumentó el estado de orfandad en que quedaban los asistidos al no especificarse cual sería el lapso a entender con el nuevo decreto de medida privativa de libertad, equiparándose a una situación de interpretación personal, por demás alejada del ánimo del Legislador.
Al respecto, es innegable que en el acta de audiencia de presentación de detenido no consta cual sería el lapso a considerar, pues este período precluyó con creces en fecha 22/07/2010, fecha especificada por el otrora Tribunal de Control, acordase el lapso de prorroga (sic) previsto en el artículo 250 Orgánico.
De tal manera, ciñéndonos al caso de autos, el artículo 195 es claro a la hora de indicar que en los casos de nulidades absolutas los Tribunales que la acuerden deben en primer término individualizar plenamente el acto viciado u omitido, determinando clara y concretamente cuales son los actos anteriores, lo que se afectan por conexión, cuáles derechos y garantías del interesado afecta, como lo afecta, ordenando de ser posible que se ratifiquen o renueven.
Observando de esta óptica, dicho resolutivo no consta en la decisión de la Corte de Apelaciones y menos aún se orienta en el tribunal Aquo, ya que no se incluye o aclara que períodos vencidos desfavorece o favorece a las partes.
Esa situación causa nuevamente indefensión, vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva, y mutila el principio de preclusión procesal, ya que retrotrae períodos ya vencidos en menoscabo de las personas sometidas a juicio.
Ciudadanos Jueces de Alzada, el artículo 296 Adjetivo Penal es preciso…
Ahora bien, se pregunta la Defensa, esta nulidad en que aspecto favorece a los sometidos a juicio, es que acordarse nuevamente el período previsto en el artículo 250 Adjetivo Penal les mejora en su condición de restricción de libertad, o por el contrario se les sanciona anticipadamente.
Estas interrogantes operan en contra de nuestros defendidos, quienes esperan la correcta aplicación de la ley, y no como se pretende dar nuevamente un lapso de 30 días, prorrogables a otros 15 días, con la sumatoria nefasta de NOVENTA (90) días para que el Fiscal del proceso presente acto conclusivo.
Existe sin lugar a dudas violación al estado de libertad, lo que debe ser ponderado por esa Alzada a la hora de conocer.
Al existir estas interrogantes, solo valdría incorporar una restitución al estado de derecho por vencimiento al aludido lapso procesal, ya que la decisión proferida por el Juzgado Quincuagésimo Primero en fecha 07/06/2010 no existe, fue anulada por la Corte de Apelaciones, quien ordenó nuevamente realizar las tantas veces aludida audiencia. En este aspecto, solo (sic) valdría hacer el cómputo de los días transcurridos desde la (sic) determinada fecha para forma insoslayable palpar que íntegramente devino el lapso previsto en el artículo 250 Adjetivo Penal.
Por estas razones, en beneficio de los sometidos al proceso, la defensa solicita se actúe en sede Constitucional, y se le restituya en su estado de libertad, todo ello conforme a las revisiones de los artículos 250, Parágrafo Tercero y Cuarto, con relación a los artículos 190, 191 y 196 Todos (sic) del Código Orgánico Procesal Penal.
III
SEGUNDA DENUNCIA (SIC)
DE LA FALTA DE ELEMENTOS DE CONVICCIÓN CONTRA MIS ASISTIDOS,
ARTÍCULO 250.2 ADJETIVO PENAL
DE LOS HECHOS
En fecha 07/06/2010 se realizó audiencia para escuchar a los asistidos donde se precalificara la presunta comisión de el delito de TRÁFICO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES y PSICOTRÓPICAS ilícito previsto en el artículo 31 de la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
…En el caso de autos, se considera una decisión contraria al debido proceso, toda vez que se lesiona el derecho de mis patrocinados, quienes no fueron señalados de manera individual por persona alguna en la presunta comisión del ilícito enunciado por la representación fiscal. En este sentido, se hace referencia al contenido del artículo 250 Adjetivo Penal pero no se atribuye con precisión el numeral segundo, es decir los elementos de convicción contra los sindicados en este hecho.
Así las cosas, a mis patrocinados se les sindica por la comisión del delito de TRÁFICO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES y PSICOTRÓPICAS, la defensa se pregunta como (sic) se puede atribuir tal delito, y al efecto, se indica una serie de contradicciones que sirvieron al Juzgador para basar su decisión…
No entiende quien hoy suscribe, como se hace referencia a términos como: estado de drogadicción, pudiendo notar en estos sujetos (300) la pérdida de la capacidad de compresión, entre otros términos por demás novedosos.
Ciudadanos Jueces de Alzada, como se pude (sic) inferir que estas personas se encuentran en este estado, que perdieron la capacidad de comprensión y no se les detuviera, o situara a la orden de un Tribunal de Control para aplicar por lo menos algunas de las medidas de seguridad que exige la Ley Especial de Drogas.
En este mismo orden de ideas, el acta de aprehensión señala: “ingresando los dos testigos al local nocturno en compañía de la presente comisión…”, sin embargo los funcionarios actuantes, ni la Juez de la causa tomó lo expuesto unánimemente por la defensa tanto pública como privada, que era lo expuesto por los testigos presenciales, entre ellos JONATHAN JULIO quien depuso: “…yo venía pasando frente a la discoteca Vía de Escape cuando me pararon unos PTJ y me dijeron que bajara de mi carro, estuve como una hora frente al negocio y después me dijeron que entrara a la discoteca que iban a revisar…
De igual manera las declaraciones de todos los imputados, en especial los ciudadanos YONDA SILVA BLANCO, HERNÁN EDINSON SÁNCHEZ PALACIOS y WILLIAN LEONARDO ARDI VILLAGA OJEDA, indican que no solo (sic) fueron ellos las personas que además de las 300 del lugar se encontraban ese día, sino los barman que sirven los tragos, personal de limpieza, en este aspecto con brutal asombro se encuentra el hecho del por qué no se les detiene igualmente. Estas irregularidades, aunado a que nada se dice de haberles incautado a ninguna de ellas la supuesta sustancia ilícita, hacen valer a su favor el insigne derecho a presumírseles inocentes, postulado previsto en el artículo 8 Adjetivo Penal.
Es inaceptable que estando en plena vigencia nuestro sistema acusatorio, por demás lleno de garantías se pretenda proponer una audiencia de presentación, requerir restricción de libertad de esta forma, sin respaldo probatorio, ¿donde (sic) queda la individualización del imputado?, es que acaso el dicho conteste de 12 sujetos que depusieron por separado no es suficiente para por lo menos tenerle como indicio a su favor.
En el caso de autos, se parecía una decisión contraria al debido proceso, y al principio recto de estado de libertad, toda vez que se lesiona el derecho de mis patrocinados, quienes pudieran demostrar su inocencia en estado de libertad, o lo que es peor haberles considerado inocentes hasta que se hubiere demostrado mediante sentencia.
…nada se indicó del grado de participación de los asistidos, jamás se indicó a quien le encontraran la tan nefasta sustancia, y peor aún explicó a los presentes por qué no presentaron al resto de los individuos que estaban ese día en la discoteca, si todos estaban en fatal estado de drogadicción.
…En consecuencia, el pretendido de quien suscribe es que se decrete la revocatoria de la decisión proferida por el A-quo, y en su lugar se ordené la inmediata libertad de mi defendido (sic), todo ello en el hecho de que no se pudo desvirtuar el principio de presunción de inocencia, no cumpliendo en consecuencia con los extremos del numeral segundo del artículo 250 Adjetivo Penal.
…PETITUM
En razón a lo expuesto, esta defensa objeta el fallo proferido en fecha 12/08/2010 por el Juez de Instancia y consecuencialmente interpone RECURSO DE APELACIÓN, en contra de la decisión dictada por el Juzgado Cuadragésimo de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, mediante la cual decreto (sic) en Primer Término: Sin Lugar la solicitud de nulidad absoluta de las actas policiales que conforman el acta de aprensión (sic) en flagrancia, y el acta de allanamiento sin cumplir con las previsiones del artículo 47 Constitucional, con relación a los artículos 210 y 213 ambos del Código Orgánico Procesal Penal; y En (sic) Segundo Término: Sin Lugar la Nulidad del lapso nuevamente acordado al Fiscal del Ministerio Público previsto en los Parágrafos Tercero y Cuarto del artículo 250 Adjetivo Penal, basamento esgrimido con fundamento a los artículos 190 y 191 ejusdem; y en Tercer Término: la declaratoria de medida privativa de libertad conforme a las previsiones del (sic) artículo (sic) 250, 251 y 252 todos del Código Orgánico Procesal Penal, a tenor de los (sic) dispuesto en el artículo 447, numerales 4º, 5º y 7º Adjetivo Penal concatenado, con lo dispuesto en los artículos 8, 9, 13 y 243 Ejusdem…”.

CAPÍTULO II
DE LA DECISIÓN RECURRIDA

En fecha 12 de Agosto de 2010, el Juez Cuadragésimo de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, en la oportunidad legal para la celebración del Acto de la Audiencia Para Oír a los Imputados, dictó los siguientes pronunciamientos:

“…PRIMERO: Vista la solicitud interpuesta por las defensas de los imputados en este acto, en el sentido que se decrete la nulidad absoluta del acto de aprehensión de sus defendidos, por cuanto a su criterio sus representados no fueron sorprendidos en la comisión de un delito flagrante y tampoco se ha dictado una orden judicial de detención en su contra, este Tribunal estima que de la revisión del Acta Policial de Aprehensión, se desprende que la detención de los ciudadanos VICTOR ALEJANDRO GRATEROL RIVERO, IRVIN ALEXANDER CARBALLO HERNANDEZ, KEVIN ALEXANDER OSORIO GONZALEZ, JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, HERNAN EDINSON SANCHEZ PALACIOS, WILLIAM LEONARDO ARRIVALLAGA OJEDA, JEAN CARLOS MUJICA MENDOZA, JOFRE ESTEBAN HERNANDEZ BETANCOURT, RUBEN DARIO BAENA RIOS, VENENCIA ARGENIS ALEXIS y YONDA YENLUIS SILVA BLANCO, se practicó con observancia a la disposición Constitucional contenida en el artículo 44.1 de la Carta Fundamental, a saber los funcionarios adscritos a la División de Investigaciones de Drogas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas deciden aprehender a los imputados, cuando en el inmueble comercial denominado discoteca La Vía de Escape, es incautada presuntamente una importante cantidad de distintas sustancias estupefacientes y psicotrópicas, de modo que el procedimiento policial consigue fundamento en la misma norma Constitucional señalada por la defensa, como presuntamente vulnerada, la cual faculta al Órgano Policial a practicar la detención de cualquier persona cuando sea sorprendida en la comisión de un delito flagrante, teniéndose como tal el que se esta o se acaba de cometer, por lo que esta solicitud de nulidad así como cualquier otra solicitud en este sentido, por vulneración de Garantías Constitucionales realizadas por los funcionarios policiales, este tribunal observa que los funcionarios policiales actuaron ajustados a las normas constitucionales toda vez que los mismos actuaron o iniciaron el procedimiento al tener conocimiento de que se estaba cometiendo un hecho punible e ingresaron al local discoteca La Via De Escape facultados por lo establecido en el articulo 210 numeral 1, toda vez que se presumía que se estaba cometiendo un hecho punible en el referido local, y los funcionarios lo hicieron para impedir la perpetración del mismo, no vulnerando de ninguna otra manera los derechos y Garantías Constitucionales, por tal razón quien aquí decide considera que no se encuentran satisfechos los extremos del artículo 191 del Código Orgánico Procesal Penal, para decretar la nulidad de la aprehensión de los referidos ciudadanos, y por ende se DECLARA SIN LUGAR, las peticiones de la defensa en cuanto se declare la nulidad de la aprehension (sic). SEGUNDO: En lo que respecta a la solicitud efectuada por el Ministerio Público, se acuerda que la investigación continúe por la vía del procedimiento ordinario, por cuanto faltan múltiples diligencias por practicar de conformidad con lo establecido en el artículo 373 del Código Orgánico Procesal Penal, en consecuencia se acuerda la remisión de las actuaciones a la sede de la Fiscalía presentante en su oportunidad legal, a los efectos que continúe con la investigación a que hubiere lugar. TERCERO: En cuanto a la precalificación jurídica dada a los hechos por el Ministerio Público, este Tribunal admite la misma, al considerar que pudiéramos estar ante la presunta comisión del delito de TRAFICO ILICITO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES Y PSICOTRÓPICAS, para los ciudadanos VICTOR ALEJANDRO GRATEROL RIVERO, IRVIN ALEXANDER CARBALLO HERNANDEZ, previsto y sancionado en el artículo 31 en su encabezamiento de La Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y El Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas; y el delito de COOPERADOR PARA TRAFICO ILICITO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES Y PSICOTROPICAS, para los ciudadanos KEVIN ALEXANDER OSORIO GONZALEZ, JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, HERNAN EDINSON SANCHEZ PALACIOS, WILLIAM LEONARDO ARRIVALLAGA OJEDA, JEAN CARLOS MUJICA MENDOZA, JOFRE ESTEBAN HERNANDEZ BETANCOURT, RUBEN DARIO BAENA RIOS, VENENCIA ARGENIS ALEXIS y YONDA YENLUIS SILVA BLANCO, previsto y sancionado en el artículo 31 en su encabezamiento de La Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y El Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, en relación con el articulo 83 del Código Penal, ello en atención al contenido del Acta Policial de Aprehensión suscrita por funcionarios adscritos a la División de Investigaciones de Drogas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes dejaron constancia de haber practicado la detención de los imputados, por cuanto en el interior del local comercial donde funciona la Discoteca La Vía de Escape, donde se llevó a cabo el procedimiento policial se encontraron, presuntamente cierta cantidad de droga, motivo por el cual es procedente precalificar los hechos por el delito planteado en este acto por el Ministerio Público. CUARTO: En cuanto a la solicitud del Ministerio Público con relación a que se le imponga a los imputados una Medida Privativa de Libertad, este Tribunal pasa analizar el contenido del artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, toda vez que para que proceda la aplicación de una Medida Privativa de Libertad, se requiere que se encuentren llenos los extremos previstos en dicho artículo. Así pues, en lo que respecta al numeral 1 del artículo 250, presuntamente nos encontramos ante la comisión de un hechos punible, que merecen pena privativa de libertad, como lo son los delitos de TRAFICO DE SUSTANCIAS ESTUPÈFACIENTES Y PSICOTROPICAS, previsto y sancionado en el artículo 31 de la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, y cuya acción para su enjuiciamiento no se encuentra evidentemente prescrita toda vez que los hechos sucedieron el día 04-06-10. Con relación al numeral 2º del mismo artículo 250, referido a que existan fundados elementos de convicción para estimar que el imputado ha sido autor o partícipe en los delitos que nos ocupan, este Juzgador observa que cursa en autos, Acta Policial suscrita por funcionarios adscritos a la División de Investigaciones de Drogas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, mediante la cual dejaron constancia que siendo las cinco horas de la mañana del día 04-06-2010, se trasladaron hacia la calle Los Jabillos, avenida Libertador, discoteca Via (sic) de Escape, parroquia El Recreo, por cuanto según residentes del sector, el referido lugar, funciona como centro de distribución y consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, por lo que se trasladaron al mismo a fin de practicar registro nocturno en el mismo de conformidad con el artículo 210 del Código Orgánico Procesal Penal, por lo que ubicaron a dos ciudadanos para que actuaran como testigos que quedaron identificados como: EDIR FLORES y JULIO JHONATAN, ingresando los dos ciudadanos conjuntamente con la comisión al interior del local, una vez allí se pudo constatar que se encontraban dentro del mismo unas trescientas personas, quienes luego de identificarse como funcionarios policiales los mismos hicieron caso omiso de la comisión, pudiendo notar en los referidos ciudadanos características de drogadicción y pérdida de capacidad de comprensión; procediendo la mayoría de los ciudadanos a salir del local; procediendo seguidamente los funcionarios a revisar el local en todas y cada una de sus partes, localizando encima de un tubo de aguas servidas y detrás de una corneta, un envoltorio tipo panela de forma rectangular, contentivo en su interior de restos vegetales de color pardo verduzco y semillas del mismo color de presunta droga (marihuana); asimismo se localiza en un cuarto que se encuentra al final a mano izquierda que funge como depósito, otro envoltorio tipo panela de forma rectangular, forrada en material sintético, contentiva en su interior de restos vegetales color pardo verdoso y semillas del mismo color de aspecto globuloso de presunta marihuana,; en la parte de control de sonido se localizó un envoltorio de color marrón provisto en su interior de un polvo blanco de presunta cocaína, al igual que diez envoltorios tipo cebollita de color negro, atadas cada una en su único extremo por medio de un hilo de color blanco, provistas todas, de un polvo de color blanco de presunta droga (cocaína); en el baño de caballeros, se localiza en la parte superior de la pared haciendo contacto con el techo, dos (02) bolsas de papel de color marrón contentiva en su interior cada una de dos trozos tipo galleta de color beige, de presunta droga (crack), igualmente localizando sobre una repisa ubicada en la pista de baile, tres frascos pequeños de virio (sic) de color marrón, provistos de un líquido transparente de presunta droga denominada popper, así como también un tubo de ensayo pequeño fracturado, contentivo de un líquido transparente de presunta droga, procediendo luego de la localización, en presencia de los testigos a la prueba de orientación conocida como “scott”, dando como reacción una coloración azulada, lo cual hace presumir que se está en presencia del alcaloide a base de clorhidrato de cocaína, igualmente se incautó en la oficina administrativa del referido local la cantidad de 27.747 bolívares en efectivo, seguidamente ubicaron dentro del local a los ciudadanos VICTOR ALEJANDRO GRATEROL RIVERO, IRVIN ALEXANDER CARBALLO HERNANDEZ, KEVIN ALEXANDER OSORIO GONZALEZ, JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, HERNAN EDINSON SANCHEZ PALACIOS, WILLIAM LEONARDO ARRIVALLAGA OJEDA, JEAN CARLOS MUJICA MENDOZA, JOFRE ESTEBAN HERNANDEZ BETANCOURT, RUBEN DARIO BAENA RIOS, VENENCIA ARGENIS ALEXIS y YONDA YENLUIS SILVA BLANCO, incautándole al primero de ellos un arma de fuego, marca Glock, modelo 17, calibre 9 mm, con su respectivo cargador contentivo de ocho (08) balas sin percutir. Igualmente cursa al expediente, acta de allanamiento suscrita por funcionarios adscritos a la División de Investigaciones de Vehículos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes dejaron constancia de todo el procedimiento policial realizado en el Local Comercial Discoteca Vía de Escape, ubicada en la Avenida Libertador, Los Cedros, Caracas. De igual manera cursan en autos, actas de entrevista que le fue tomada al ciudadano EDIER FLORES, testigo instrumental del procedimiento policial, quien manifestó que estaba esperando frente a la discoteca Vía de Escape, esperando para hacer una carrera ya que es taxista, vió (sic) un revuelo en la discoteca porque estaban entrando unos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en eso se le acercó un funcionario y le dijo que debía ser testigo de un allanamiento, después el entró a la discoteca y ellos consiguieron una supuesta droga tipo marihuana, eran dos panelas de color azul, varios frascos de una droga llamada pope y unas bolsitas pequeñas con un polvo blanco en el suelo; y acta de entrevista que le fue tomada al ciudadano JHONATAN JULIO, testigo instrumental del procedimiento policial, quien manifestó que iba pasando frente a la discoteca Vía de Escape, cuando lo pararon unos funcionarios policiales y le dijeron que se bajara del carro, estuvo una hora frente al negocio y luego le dijeron que entrara a la discoteca que la iban a revisar, allí consiguieron unos frascos de droga que le dicen pope, unas bolsas pequeñas, dos panelas de color azul, de presunta marihuana; asimismo dichos ciudadanos fueron testigos del aseguramiento e identificación de la sustancia incautada, tal como cursa en la respectiva acta policial inserta a los folios 20 y 21 de las presentes actuaciones. En vista de ello considera este Tribunal que se encuentra acreditado el supuesto del numeral 2 del artículo 250, sobre la base del dicho de los funcionarios policiales, conjuntamente con lo dicho por el testigo. En cuanto al numeral 3 del mismo artículo 250, este Tribunal estima que se encuentra acreditado el peligro de fuga, y en este particular hace referencia a lo establecido en el artículo 251, el cual contiene los lineamientos orientadores que pudieran llevar al juzgador a presumir que se encuentra acreditado dicho peligro, concretamente atendiendo al contenido del numeral 3, que se refiere a la magnitud del daño causado, toda vez que el delito precalificado por el Ministerio Público en esta audiencia es un delito de LESA HUMANIDAD, tenido como tal por reiterada jurisprudencia y doctrina, y que afecta a la sociedad en su conjunto. Así las cosas, al encontrarse llenos los extremos del artículo 250.1.2.3, y 251.3 ambos del Código Orgánico Procesal Penal, es DECRETAR MEDIDA PRIVATIVA DE LIBERTAD, en contra del ciudadanos VICTOR ALEJANDRO GRATEROL RIVERO, IRVIN ALEXANDER CARBALLO HERNANDEZ, KEVIN ALEXANDER OSORIO GONZALEZ, JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, HERNAN EDINSON SANCHEZ PALACIOS, WILLIAM LEONARDO ARRIVALLAGA OJEDA, JEAN CARLOS MUJICA MENDOZA, JOFRE ESTEBAN HERNANDEZ BETANCOURT, RUBEN DARIO BAENA RIOS, VENENCIA ARGENIS ALEXIS y YONDA YENLUIS SILVA BLANCO, por lo que los referidos ciudadanos permanecerán detenidos a la orden de este Juzgado en la Casa de Reeducación e Internado Judicial El Paraíso, y las ciudadanas JOAMELIS MATILDE MAESTRE SALINAS, MARILIN ARIANA RIVERO TORREALBA, en el Instituto Nacional del Orientación Femenina (INOF) QUINTO: Visto que el Ministerio Público, actuando como titular de la acción penal y partiendo del principio de buena fe, ha solicitado como medidas asegurativas sobre los bienes, a saber, clausura preventiva del referido local, así como la prohibición de enajenar y gravar el referido local así como la inmovilización de todas las cuentas bancarias de los referidos ciudadanos, por guardar relación de causalidad con los hechos y sus circunstancias fácticas imputadas a los prenombrados ciudadanos, es por lo que este Tribunal de Control, a los fines de de preservar el fumus bonis iuris y el periculum in mora declara con lugar la petición del Ministerio Público, y de conformidad con el articulo 55 del Código Orgánico Procesal Penal, en relación con los artículos 585 y el articulo 588 del Código de Procedimiento Civil, decreta las siguientes medidas de aseguramiento, en relación a la clausura del local donde funciona el fondo de comercio discoteca Vía de Escape y la prohibición de enajenar y gravar este decisor la declara con lugar; de igual manera va a declarar con lugar la solicitud interpuesta por el Ministerio Público en el sentido que se proceda a la inmovilización de las cuentas bancarias de los imputados, y tambien (sic) se decreta el aseguramiento del dinero incautado. SEXTO: La presente decisión se fundamentara por auto separado. SÉPTIMO: Particípese lo conducente al Organo (sic) aprehensor y líbrese la correspondiente boleta de encarcelación…”.

En esa misma fecha, el Juez de Primera Instancia publicó fundamentación por auto separado, de conformidad con lo establecido en el artículo 254 del Código Orgánico Procesal Penal, tal y como consta a los folios 117 al 127 de la segunda pieza de la causa principal.

CAPÍTULO III
DE LA CONTESTACIÓN AL RECURSO

En fecha 26/08/2010 el ciudadano DR. ÁNGEL ALBERTO SALAS MEDEL, en su condición de Fiscal Auxiliar centésimo Vigésimo del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas, presentó ante el Juzgado de la Recurrida contestación al escrito recursivo, en los siguientes términos:

“…I
PRIMERA DENUNCIA
DE LA SOLICITUD DE NULIDAD INTERPUESTA POR LAS DEFENSAS
Ahora bien, no comparte este Despacho Fiscal el criterio de los recurrentes, en virtud de que se constata fehacientemente la legalidad del procedimiento policial del caso que nos ocupa, por cursar a los autos del expediente llevado por el Tribunal a-quo, todas y cada una de las actuaciones arribaron a la aprehensión, la cual se explica por sí sola, cumple ésta con todas las formalidades de Ley y deja constancia de las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que se llevó a cabo el procedimiento, las evidencias de interés criminalísticos incautados y el motivo o situación que dio origen al allanamiento efectuado bajo el amparo de las excepciones establecidas en el texto adjetivo penal (sic); acta manuscrita de visita domiciliaria, acta de derechos de los imputados; entre otras, lo cual determina, como se hizo alusión en la audiencia de presentación, la posible responsabilidad de los mismo en la comisión de uno de los delitos previstos y sancionados en la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias estupefacientes y Psicotrópicas. Considera esta Representación Fiscal, que los argumentos explanados por los quejosos en cuanto a que sea decretada la Nulidad Absoluta de la actuación Policial (sic), se basan en una serie de situaciones que para nada revisten el fondo, sino posiblemente la forma, no constituyendo esto en lo absoluto causal de nulidad alguna.
…En el caso que nos ocupa, los recurrentes al momento de invocar la solicitud de nulidad por presuntas violaciones o garantías constitucionales y procesales, debieron demostrar con argumentos serios si los supuestos vicios que trajeron a colación le ocasionan a sus patrocinados un perjuicio cierto e irreparable que no puede subsanarse sino con el agotamiento de la nulidad, cosa que no sucedió así, pues los ciudadanos defensores no demostraron suficientemente la existencia de perjuicio alguno en contra de sus patrocinados, lo cual es el requisito fundamental cuando se solicita una nulidad, que es el expresar el perjuicio sufrido, la garantía fundamental cuando se solicita una nulidad, que es el expresar el perjuicio sufrido, la garantía fundamental violentada y el interés que se procura subsanar con la declaratoria de nulidad.
…situación que encuadra en el caso de marras por cuanto de las actuaciones policial (sic) se desprende que el procedimiento se ejecuta a raíz de haber sido alertada la comisión por parte de residentes del sector de la Parroquia El recreo, que en la discoteca “Vía de Escape” se dedicaban a la distribución y consumo de sustancias ilícitas, siendo ésta parte de las consideraciones que tomó el ciudadano Juez a-quo en su pronunciamiento para convalidar el procedimiento, lo cual quedó a todas luces acertado a derecho. Por otra parte, es sumamente importante recordar el criterio que ha sostenido la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia… la cual esgrime entre otras cosas que la eventual violación de derechos constitucionales derivada de los actos realizados por los organismos policiales, tienen límites en la Detención Judicial.
II
SEGUNDA DENUNCIA
…Ahora bien, considera este Despacho que anulada como fue el fallo emitido por la ciudadana Jueza 51º de Control, corresponde nuevamente regirse bajo las previsiones del artículo 250 adjetivo penal, por cuanto como bien lo indican los recurrentes en su escrito, la decisión emitida en fecha 07-06-10 por la ciudadana Jueza Quincuagésima Primera no existe, fue anulada por la Corte de Apelaciones. Esta situación, que según la defensa no fue declarada por la Corte de Apelaciones, de lo cual entonces pudo solicitar en su oportunidad legal la aclaratoria correspondiente, no causa ningún tipo de indefensión ni vulnera en lo absoluto el derecho a la Tutela Judicial Efectiva, y tal aseveración se hace en atención a lo sostenido por la Sala de Casación Penal del Máximo Tribunal de nuestro país… donde indica entre otras cosas, que aunque los imputados estén siendo juzgados en libertad, si se repone la causa, por motivo de una nulidad, a un estado en el cual se mantenía vigente una medida privativa de libertad, los imputados deberán someterse nuevamente a los efectos de la medida de coerción personal que existía para el momento de la reposición. No se puede pretender sacrificar la adecuada administración de justicia cuando nos enfrentamos con la presunta comisión de un delito, que por la magnitud del mismo, genera daños irreparables a la sociedad, siendo en consecuencia necesario en total sometimiento de los imputados al proceso.
III
TERCERA DENUNCIA
…Considera quien aquí suscribe, que el juzgado A-quo actuó conforme a derecho, por cuanto dio cumplimiento a lo establecido en el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, ya que discurrió la existencia de los requisitos previstos e la referida norma;… ya que acogió la precalificación presentada por el Ministerio Público, en la audiencia de presentación, como lo fue por el delito de TRÁFICO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES y PSICOTRÓPICAS, previsto y sancionado en el encabezamiento del artículo 31 de la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, el cual prevé una pena de prisión de ocho (8) a diez (10) años, cuya acción evidentemente, no se encuentra prescrita, todo ello por cuanto según prevé la disposición establecida en el artículo 29 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles.
En segundo término; “Fundados elementos de convicción para estimar que el imputado ha sido autor o partícipe en la comisión de un hecho punible”, ante ello observamos a las actuaciones que cursa, Acta Policial de aprehensión efectuada el día 04-06-2010, la cual fue realizada apegada a las normas establecidas en los Artículos 205 y 207 del Código Orgánico Procesal Penal y así quedo (sic) corroborado por los testigos instrumentales del procedimiento quienes fueron contestes en afirmar que cuando fueron ubicados por los funcionarios policiales para que actuaran como tales observaron la incautación de las sustancias de naturaleza ilícita en el interior de la discoteca “Vía de Escape”; así mismo tomo (sic) en consideración múltiples elementos que se reflejan y detallan en las actuaciones del expediente original de la causa.
De tales hechos narrados en el Acta Policial suscrita por funcionarios adscritos a la División de Investigaciones Contra Drogas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, se observa, que existen elementos coherentes y relacionados entre sí, como para considerar que los ciudadanos imputados de la causa, se encuentran incursos en la comisión del delito de TRÁFICO ILÍCITO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES y PSICOTRÓPICAS, previstos y sancionado en el encabezamiento del artículo 31 de la Ley Orgánica Contra el Trafico (sic) Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, como lo son: el Acta de aprensión (sic), en la cual deja constancia del procedimiento realizado. Por otro lado, lo manifestado por los testigos instrumentales del procedimiento ciudadanos EDIR FLORES y JULIO JONATHAN, quienes estuvieron presentes al momento en que los funcionarios practicaron la aprehensión de los imputados y de la incautación de las sustancias de naturaleza ilícita y demás objetos de interés criminalístico, entre otros elementos serios de convicción, por lo que sin lugar a dudas, esta representación fiscal considera que estamos en presencia del delito previsto y sancionado en el artículo 31 de la ley Orgánica Contra el Tráfico lícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, encuadrándose así lo establecido en los tres numerales del artículo 250, así como 251 numerales 2, 3 y parágrafo primero, todos del Código Orgánico Procesal Penal.
Por último, el tercer supuesto del artículo 250 del Código Adjetivo Penal establece… Ahora bien, de las actuaciones que cursan en el presente expediente se observa que el referido requisito se verifica, ya que estamos en presencia de ambos supuestos, como lo es, el peligro de fuga y el peligro de obstaculización. Para ello el legislador, ha previsto que tales supuestos deben ser analizados según lo prevé el artículo 251 ordinales 2º y 3º ejusdem, y visto que a los ciudadanos VÍCTOR GRATEROL e IRVIN CARBALLO, les fue imputado la presunta comisión del delito de DIRECTORES EN EL DELITO DE TRÁFICO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES Y PSICOTRÓPICAS, y a los ciudadanos KEVIN OSORIO, JOAMELIS MAESTRE, MARLIN RIVERO, HERNAN EDINSON SÁNCHEZ, QUILLIAM ARRIVALLAGA, JEAN CARLOS MUJICA, JOFRE ESTEBAN HERNÁNDEZ, RUBÉN BAENA, VENENCIA ARGENIS ALEXIS y YONDA YENLUIS SILVA BLANCO, les fue imputado la presunta comisión del delito de COOPERADORES INMEDIATOS EN EL TRÁFICO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES Y PSICOTRÓPICAS…
En cuanto al requisito exigido en el ordinal 3º del artículo 251 del referido Código, refer